in

“Rememos parejo”

El alcalde de Mérida

Exhorta oradora a llevar a Mérida a buen puerto

“La capital yucateca está muy cerca de cumplir 500 años y si bien aún conserva muchas cosas que le caracterizan y les da identidad, no es de modo alguno la mejor ciudad del mundo, a menos que todos quienes le habitamos rememos parejo para llevar a este gran barco llamado Mérida a buen puerto”.

Señaló Margarita Robleda Moguel, escritora y compositora yucateca, oradora huésped de la sesión solemne de cabildo con motivo del 478 aniversario de la fundación de Mérida.

La doctora de los besos de rana y las cosquillas del corazón destacó en su mensaje que le gustaría ser la voz de quienes tienen mucho que decir de las cosas que están cambiando a Mérida, pero a costa de sus valores, tradiciones y espacios.

Aseguró que la indiscriminada venta de espacios y terrenos está generando una situación en la que cada vez más personas llegan a quedarse a la ciudad, sin que ésta logre responder a las demandas de vialidades eficientes, transporte adecuado, agua limpia, control de residuos sólidos, seguridad, etc.

Ganadores

“Aquí sólo están ganando las inmobiliarias”, dijo. “Estamos a 12 años de que la ciudad cumpla su 5o. centenario y sólo podrá aspirar a ser la mejor ciudad en la medida en que todos rememos parejos para llevar este gran barco llamado Mérida a buen puerto”.

La sesión se llevó al cabo en el auditorio “Silvio Zavala Vallado” del Centro cultural de Mérida Olimpo, estuvo encabezada por el alcalde de la ciudad, Renán Barrera Concha, acompañado por el pleno del Cabildo y por autoridades como María Fritz Sierra, en representación del gobernador Mauricio Vila Dosal, así como Felipe Cervera Hernández a nombre del Congreso del estado, y el abogado Ricardo Ávila Heredia, magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia en el estado.

Asistieron los exalcaldes Ana Rosa Payan Cervera, Manuel Fuentes Alcocer, Luis Correa Mena y Xavier Abreu Sierra.

Los honores de ordenanza estuvieron a cargo de la escolta y banda de guerra de la Dirección de Policía Municipal de Mérida, la interpretación del himno fue hecha por el tenor yucateco Miguel Ángel Mena Medina y la lectura del acta de fundación de la capital yucateca la realizó el regidor Liborio Vidal Cañetas.

Diana Canto Moreno, síndica del Cabildo, dio lectura a la semblanza de la oradora invitada, Margarita Robleda, quien para la ocasión lució un hipil bordado con rebozo en color rosa mexicano.

En su intervención Margarita Robleda hizo un recorrido por imágenes y estampas característicos de la Mérida de la segunda mitad del siglo XX; espacios, tradiciones, costumbres, aromas, sabores, colores, ambientes, atardeceres y muchos árboles, fueron evocadores de una ciudad provincial en la que todos se conocían.

“Hay muchas Méridas”, comentó la oradora, “y no me iré a las de Venezuela o España, me remitiré a la que vivimos aquí a diario, la Mérida del norte que es diferente al sur y por supuesto distinta a la del oriente y a la del poniente”.

“Es difícil imaginar que esta es la mejor ciudad del mundo porque hay muchas cosas que deben preocuparnos antes de que ésta cumpla 500 años; crecimiento inmobiliario desmedido sin responder a las necesidades básicas para dar atención a un mayor y cada vez creciente número de habitantes que llegan de otras partes, la contaminación de las aguas, los desechos sólidos, la calidad del aire, el ruido, la deforestación, la vialidad, el transporte, cosas que están afectando en pro de una modernidad que sólo beneficia a unos cuantos”, lamentó.

“Quisiera ser la voz de la sociedad que demanda respeto a sus derechos, al matrimonio igualitario como un acuerdo entre adultos que supone derechos y responsabilidades, de las mujeres que quieren decir ¡ya basta! a la violencia”, comentó.

“Mérida tiene muchas cosas que la hacen bella, son plausibles y destacados los esfuerzos por promover el arte y la cultura, de abrir espacios de fomento a la lectura y la participación de los jóvenes, a ellos se los debemos pues no hemos sabido ser buenos padres para inculcarles el amor a la ciudad, no puede hablarse de ello cuando los jóvenes del norte de la ciudad jamás han visitado el centro de la misma para conocer sus espacios y su historia”, señaló Margarita Robleda.

Cosecha

La escritora recibió un reconocimiento por parte del alcalde de la ciudad, quien en su mensaje de clausura de la sesión señaló: “Roma no se hizo en un día, reza conocido refrán. Mérida tampoco. Somos la cosecha que hombres y mujeres sembraron en el tiempo y somos la voluntad sostenida de planear y ver dónde estamos y hacia dónde queremos ir. Que la paz social, la seguridad y la tranquilidad sigan siendo nuestros baluartes. Todo lo que logra Mérida es gracias a ti. Y por ti”.— Emanuel Rincón Becerra

Necesidades

“Es difícil imaginar que esta es la mejor ciudad del mundo porque hay muchas cosas que deben preocuparnos antes de que ésta cumpla 500 años; crecimiento inmobiliario desmedido sin responder a las necesidades básicas para dar atención a un mayor y cada vez creciente número de habitantes que llegan de otras partes, la contaminación de las aguas, los desechos sólidos, la calidad del aire, el ruido, la deforestación, la vialidad, el transporte, cosas que están afectando en pro de una modernidad que sólo beneficia a unos cuantos”, lamentó.

“Quisiera ser la voz de la sociedad que demanda respeto a sus derechos, al matrimonio igualitario como un acuerdo entre adultos que supone derechos y responsabilidades, de las mujeres que quieren decir ¡ya basta! a la violencia”, comentó.

Síguenos en Google Noticias

Cartón de Tony: El niño que se enrosca