in , , ,

Renán Barrera: feliz, pero nervioso por su segundo período

 

 

Faltan unas horas para que Renán Barrera Concha tome posesión como alcalde de Mérida, un sentimiento que, según él, lo pone nervioso y feliz, como cuando uno se va a casar.

Esta será la segunda ocasión que llegue el Ayuntamiento y llega más maduro, tomando una administración que, en sus palabras, deja buenas obras, otras en desarrollo y finanzas sanas.

Como padre de familia, él quiere poner ese sello en su administración, a la vez de consolidar los servicios públicos vitales para los ciudadanos.

Finalmente, algo que Renán Barrera deja muy en claro, es que su administración buscará ser para todos y su oficina será de puertas abiertas

Y así, a falta de unas horas, Renán Barrera espera, tranquilo, nervioso, feliz, como cuando uno está a punto de casarse.

Las enfermedades de Peña Nieto en sus seis años de gobierno (fotos)

Mantienen sus diputaciones Kathia Bolio y Fátima Perera