in

Renán Barrera: Las obras son de doble propósito

Parte de los trabajos que se realizaron hace un par de semanas para tratar de desaguar el “paso deprimido”. Las reparaciones de ese distribuidor vial se incluirían en un nuevo crédito que solicita el Ayuntamiento

“Necesitamos de todos”

Ante la grave situación financiera que afecta al Ayuntamiento de Mérida por la contingencia, el que los diputados locales le autoricen contratar el crédito por hasta 400 millones de pesos, como se ha solicitado, ayudará a que no se le compliquen más las cosas, sobre todo ayudaría a reparar el “paso deprimido”, para lo cual se requieren lo menos 10 millones de pesos, pero si no se cuenta con recursos extraordinarios, se tendrá que cerrar y también dejar de hacer varias obras.

“Las obras que planeamos hacer con ese crédito son de doble propósito, además de reforzar la infraestructura de servicios de la ciudad, tendrían también el efecto de la generación de empleos, es lo que los diputados deberían considerar al analizar la solicitud para contraer la deuda, no solo es por cumplir un plan de obra pública, es el impacto económico en las familias de manera directa o indirecta”, expresó el alcalde Renán Barrera Concha.

“Entiendo que los diputados están tratando el tema. No sé cuál es el plazo normal, pero preocupa que incluso con una comparecencia tan contundente que se tuvo con el tema tan resuelto, se hayan tomado un poco más de tiempo. Respeto los tiempos, pero en circunstancias de urgencia como ahora, cada día que pasa se complica más el escenario económico y la capacidad de respuesta a los ciudadanos”, comentó.

En videoconferencia el presidente municipal de Mérida expresó su confianza en que al final se logre una respuesta favorable, si hay sensatez y objetividad en el debate por la solicitud para contratar el crédito, más cuando a la crisis financiera del municipio ahora se ha sumado los daños que causó la tormenta “Cristóbal” a la ciudad, por lo que ahora se requiere lo menos 100 millones de pesos, para la repavimentación de calles, por citar un ejemplo.

Análisis

“Confío en que pueda darse un análisis objetivo. En mis pláticas con los diputados los vi con sentido favorable, en la comparecencia misma todos manifestaron estar a gusto, conformes con la información, no quedó ninguna duda en el aire, nada que hayan planteado quedó sin que no se les haya contestado, espero sigan con esa objetividad y, si por alguna circunstancia se negara, entonces den una buena explicación, se tratará de entender”, expresó.

En caso de que no se les autorizará contratar el crédito, el alcalde manifestó que no habría mucho por analizar, y menos qué hacer, simplemente sería suspender la obra pública, “drásticamente dejaríamos de hacer cosas nuevas y solo estaríamos reparando lo existente”.

“Si eso sucediera, ojalá haya esa comprensión de los ciudadanos para los que hoy toman decisiones, lo que hoy se vive no es una circunstancia inventada, no es que estemos dramatizando la situación, es una realidad en los cinco años acumulados que llevo como alcalde, nunca había visto un panorama tan preocupante, ni siquiera cuando recibí en 2012 la administración del Ayuntamiento se veía un panorama tan desalentador como ahora en materia financiera”, comentó el concejal.

El alcalde recordó que la situación financiera del municipio no es buena, más bien está en picada, en los últimos tres meses se ha reducido sus ingresos propios, así como las participaciones y llevan acumulado ya un déficit de alrededor de 460 millones de pesos, y eso ha puesto a la Comuna en una situación difícil.

“Necesitamos de todos los actores que puedan influir para tener una mejor condición como ayuntamiento, al final de cuentas el Ayuntamiento le sirve a los ciudadanos y la ciudadanía, ojalá pudieran tomar las mejores decisiones, y nosotros haremos la parte que nos corresponde estamos blindados en transparencia, eso es una garantía”, indicó.

A los problemas del coronavirus con los que tiene que lidiar el municipio —continuó el alcalde—, ahora se suman los que dejo la tormenta “Cristóbal”, que de entrada están las calles con daños permanentes, por lo que se requiere unos $100 millones extraordinarios para su repavimentación.

Daños

“La cantidad de daños es tal, que como pocas veces se había visto, en esta ocasión fue necesario contratar a empresas particulares para el bacheo, el Ayuntamiento siempre tenía capacidad para estos trabajos, pero ahora fue rebasado, también está la parte de daños a viviendas, el apoyo alimentario, atención a la infraestructura de refugios temporales donde se atendió hasta a gente de otros municipios del interior del Estado”, mencionó.

Aunque el primer edil dijo no tener idea para cuando los diputados resolverán el asunto del crédito, ya que parecieran van “a paso de elefante en la comisión, lo importante es que de alguna manera se dé la prontitud, más cuando hay tiempos laxos, ya no sé qué tiene que pasarnos, nos inundamos, hasta arena del Sahara nos cayó”.

El caso del “paso deprimido” es otro problema que dejó la tormenta y a lo que el alcalde recordó que precisamente lo están revalorando, y una vez se tenga el monto de la reparación, lo incluirían en el rubro de las modificaciones al catálogo de obras.

Caso

“Para aquellos que creen que solo es el agua en la superficie y con una pipa sacarla, no es así, hay una megacisterna debajo de la superficie de rodamiento que permitía que no se inunde absorbiendo toda el agua que caía de las lluvias, pero ahora por la cantidad de agua que cayó se inundó también, además de que el manto freático ya superó los niveles considerados y provocó cuarteaduras de las paredes de esa cisterna, la erosionó y cuarteó”, explicó el concejal meridano.

Barrera Concha comentó que en este caso “hay una explicación simpática, esa caja gris se quebró, las bombas sacaban el agua, pero ahora subió de más e inundó la cisterna quebró las paredes, nos estamos inundando de abajo para arriba, ojalá que quienes estén pensando en el Tren Maya valoren hacerlo así o se van a ahogar los del vagón seis, se quedarán allá o con tanque de oxígeno tendrán que entrar”.

El concejal consideró que la ciudadanía debe saber que “no es un simple encharcamiento que se pudiera solucionar, el día que entré a remojarme no fue por placer, había que ver la quebradura, la rajadura de esa obra y, creo se llevará alrededor de 10 millones de pesos lo menos una reparación relativamente aceptable”.— DAVID DOMÍNGUEZ MASSA

Concejal Distribuidor

Más de las declaraciones del alcalde Renán Barrera Concha sobre el “paso deprimido”.

Organismo

“Los estudios encargados al Colegio de Ingenieros esperamos se acaben la próxima semana, ya para saber qué sucedió, y dependiendo del dictamen final si se confirma que es costará más de 10 millones, definitivamente sería cerrado, porque no hay manera de pagarlo, si no tenemos recursos extraordinarios no hay forma”, anticipó el concejal.

Priorización

El primer edil comentó que ya parecen llegar a la situación en la que deben priorizar, decidir si recogen basura o reparan el paso deprimido, si bachean las calles o lo reparamos, y así estarán a lo largo del año, independientemente de lo vistoso o muy polémico que pudiera ser esa obra en lo particular, tendrán que terminar el año seleccionando qué obras hacer, que calles pavimentar o cuales bachear, muchas obras se dejaran de hacer.

Felices, pero con cautela