in

Resaca de “Cristóbal” ocasiona marea alta

Una habitante de Celestún observa una de la zonas inundadas por la lluvia que trajo “Cristóbal”

Varias zonas de Celestún todavía siguen inundadas

A pesar de que la tormenta tropical “Cristóbal” dejó el territorio yucateco el viernes por la tarde, ayer por la mañana una resaca de la tormenta propició marea alta en Celestún.

Varias zonas del puerto, donde se esperaba que ocurriese una catástrofe por el fenómeno meteorológico, continuaban inundadas. En Cartolandia, la zona más afectada, el agua mantenía un nivel alto, por lo que las autoridades seguían en alerta. De hecho, la única familia que acudió al albergue temporal instalado en la secundaria “Josefa Ortiz de Domínguez”, permanecerá en el lugar hasta que ya no haya riesgo, informó Román Cauich Chacón, Oficial Mayor del Ayuntamiento.

El funcionario reconoció que algunos habitantes buscaron asilo con familiares o amigos que viven en zonas altas, pero no se tiene el dato de cuántos fueron. Además, muchos permanecieron en sus hogares para prevenir contagiarse de Covid-19 y cuidar sus pertenencias.

Cauich Chacón señaló que “Cristóbal” demostró la unión que hay en el puerto ante las catástrofes, así como el trabajo coordinado del Ayuntamiento con el Ejército Mexicano, Policía Estatal y Protección Civil. “Pero también decirles sí a todas las posibilidades y nunca confiarnos, pues de experiencias anteriores sabemos las circunstancias que se pueden presentar con la creciente de la marea”.

“Aunque no hubo graves afectaciones, se previó todo: albergues, comida, paramédicos, intervención de Sedena y cuadrillas de rescate”, dijo.— Iván Canul

El funcionario celebró que no hubo tanto daño, pues las inundaciones, de hecho, fueron por las lluvias que cayeron en días previos al paso de la tormenta.

Ayer el puerto amaneció con sol, aunque por la mañana una resaca de la tormenta hizo que crezca la marea que hasta al mediodía no había bajado. “Hay zonas, las muy bajas, donde el agua llegó al metro”.

Incluso el mar abarcó una parte de la playa, pero afortunadamente, dijo el funcionario, no se llegó a niveles catastróficos de experiencias anteriores, y únicamente se inundaron casas en Cartolandia y algunas de la zona centro que están cerca de la laguneta.

Hasta ayer un 70% de las calles seguía inundada. “Seguimos trabajando, seguimos en alerta. No hemos parado, ya llevamos más de tres días sin descansar por esta contingencia”.

“Esperábamos lo peor, pero fue tranquilo. Podríamos decir que fue como un norte, porque en realidad no hubo tanta caída de árboles, en algunos lugares se fue la energía eléctrica pero ya se estabilizó… Lo que más trajo fue inundaciones y lluvias, pero las inundaciones fueron por las lluvias constantes que tuvimos por una semana completa”.

 

Obituario: Guido Espadas Cantón