in

Retornan los chiapanecos que venden ropa en el Centro

MÉRIDA.—Luego de los operativos realizados en enero, en calles de la ciudad se vuelven a ver vendedores de origen chiapaneco. Se les observa en los alrededores de la Plaza Grande y parques aledaños.

Se les ve en los alrededores

En enero, la SSP montó un operativo en varias casas del centro para liberar a personas de origen chiapaneco, que supuestamente eran víctimas de los delitos de trata de personas y explotación laboral.

En un recorrido realizado por el Diario —el 1 de marzo y ayer — se observó
que las casas siguen aseguradas y que unas 15 personas chiapanecas se encontraban ofreciendo sus productos en los alrededores de los parques de la Madre y Santa Lucía.

Ese día — primero de marzo — se solicitó al Ayuntamiento una entrevista con el titular de mercados para preguntarle acerca de la situación de los vendedores.

No les competía, dijeron

Sin embargo, el departamento de Comunicación social dijo que eso no le competía a Mercados, sino a Gobernación del Ayuntamiento o al alcalde. Por lo tanto, se solicitó una entrevista, la cual hasta la fecha no ha sido aceptada.

En la carpeta de investigación se asentó que debido a una llamada anónima se denunciaron los hechos antes mencionados y la autoridad procedió a verificar la información.

Vieron a una mujer huir

Al llegar a una de las cuatro propiedades denunciadas, se estuvo llamando a la puerta, pero nadie salía. Se decidió entrar, entonces una una mujer salió corriendo, intentó huir y fue detenida.

Las casas están en la calle 60 con 73, 73 entre 60 y 62. Y dos más en la calle 68 entre 65 y 67, todos del primer cuadro

Violaron sus derechos

Otra persona denunció que era explotada laboralmente, pero los agentes policíacos que llegaron al lugar no levantaron la hoja de entrevista. Por lo tanto, no había una denuncia al respecto. Sin embargo, la Fiscalía presentó al hombre y la mujer ante la juez 1o. de Control por los delitos de trata de personas y explotación laboral.

La juez consideró el hecho de que la detenida no habla español y en ningún momento hubo un diálogo por medio de traductores, eso quiere decir que la mujer no supo la razón de su detención, por lo que la autoridad violó uno de sus derechos.

Se retractó

En el caso del hombre, la Fiscalía indicó que llegaron al domicilio y estuvieron tocando la puerta; de la casa salió el joven y llevaba un tabique de mariguana, por lo que lo detuvieron y aseguraron el domicilio.

También se entrevistaron con otra persona que dijo que era víctima de explotación laboral y trata de personas, pero ante la juez, la supuesta víctima se retractó de lo que dijo.

Sin elementos suficientes

La juez consideró poco probable el hecho de que el detenido hubiera atendido a los policías con droga entre su ropa, por lo que también consideró que no había suficientes elementos para imputarle los delitos; por eso decretó de ilegal la detención y también lo dejaron en libertad.
— Ernesto Pinzón Franco

Piden ayuda para Jacob, un joven ajedrecista que está grave en el hospital

Cardenal George Pell es condenado a seis años de cárcel por pederastia