in

Retos para la Iglesia

La imposición de ceniza por el comienzo de la Cuaresma en la Catedral. La pandemia trajo numerosos retos y cambios a la Iglesia yucateca

Se ha reforzado el orar en familia, señala sacerdote

El Covid-19 ha cambiado nuestro estilo de vida, a lo que estábamos acostumbrados a realizar específicamente en la piedad popular y nos ha movido a encontrar a Dios de otra manera, con otras formas, expresó el padre Jorge Martínez Ruz, al hablar del impacto de la pandemia en la iglesia católica yucateca a un año de la llegada del virus a Yucatán.

“Y sobre todo ha reforzado el estar en familia, a orar en familia y a hacer presente a Dios en medio de la familia”, añadió el vocero de la Arquidiócesis yucateca.

La pandemia nos ha presentado grandes retos, pero la iglesia a lo largo de toda la historia ha vivido muchos restos distintos y ha salido adelante. Este es uno más y no sólo como iglesia sino como sociedad y como familia humana tenemos que salir adelante, dijo.

Uno de los principales retos ha sido el no poder asistir a los templos por varios meses, de marzo a septiembre de 2020, añadió. La clausura fue el 19 de marzo y la apertura el 15 de septiembre.

Este ha sido uno de los principales dificultades y retos que vivimos, el tener que expresar la fe sin asistir a los templos, sin hacer procesiones, desde casa y con el acompañamiento de los medios de comunicación.

A casi un año del inicio de la pandemia en Yucatán se han infectado más de una decena de sacerdotes y otros han hecho cuarentena preventiva o han pasado asintomático y se ha sufrido el fallecimiento de uno recientemente.

El sacerdote recordó que una decena de sacerdotes integra el equipo que tiene a su cargo la atención de personas infectadas de coronavirus, en domicilios particulares y en algunos hospitales que los permiten pasar.

El padre Jorge Martínez señaló que la reapertura de los templos fue difícil al principio como todo cambio.

“No todos los templos llegaban al 30% del cupo permitido. En diciembre para las fiestas de Navidad aumentó un poco más la afluencia y en enero bajo un poco más la afluencia”.

“Ahora que estamos en Cuaresma hemos visto, a partir del Miércoles de Ceniza, un aumento nuevamente”, comentó. “Algunas iglesias si llegamos ya a ese 30% de ocupación pero otras todavía no”.

“Entre semana es menos la participación y en domingo es mayor”.

“Al principio era difícil por los protocolos de control, de acomodamiento de la gente, etcétera y se tardaba un poco más porque no estábamos acostumbrados. Ahora ya con estos meses de uso, siguiendo las mismas medidas, somos más ágiles”.

Se está haciendo más cotidiano esta adaptación a la nueva realidad, comentó el vocero de la Arquidiócesis de Yucatán.

CAMBIOS EN LOS RITOS

El también párroco de San Juan Bosco indicó que hubo cambios en la misa, como la entrega de la comunión en la mano, la omisión del saludo de la paz a cambio de un gesto y la realización de la colecta al final.

Además recordó que este año hubo un cambio en el rito de la ceniza y consistió en dejarla caer en la cabeza en lugar de que el sacerdote la colocara en la cabeza o frente con los dedos.

También indicó que por la pandemia se han realizado celebraciones inéditas como ordenaciones sacerdotales sin gente y con transmisión en Facebook y lo mismo la súper kermés del Seminario que se cambió a un formato virtual, con actividades para que la gente apoyará a la casa formadora de sacerdotes.

También lo ha sido el catecismo a distancia como parte de una nueva realidad, mencionó.

Comentó que ese es el caso de las kermeses parroquiales que se están efectuando de una forma virtual en apoyo a los templos, con una dinámica de que cada quien hace ventas con sus vecinos y lo obtenido se entrega al templo.

En las fiestas patronales en lugar de procesiones, que están prohibidas en este tiempo de pandemia, se hacen recorridos con las imágenes de los santos, en vehículos, los cuales han tenido buena recepción de la comunidad.

“Se ha vivido con mucho fervor estos recorridos por las calles”, afirmó.

En referencia a lo económico expuso que como muchos las iglesias también se vieron afectadas incluso para pagos básicos.

Comentó que por medio de los donativos entregados a la cuenta de la Arquidiócesis se ha dado ayuda a más 40 iglesias en sus necesidades más urgentes.

Con la colecta no alcanza para los pagos básicos sobre todos en los templos del interior del estado, expuso.

Recordó que cuidaron que no se diera de baja al personal que colabora en los templos.

Recordó que en algunas iglesias se transmitían misas virtuales antes de la pandemia y con ésta emergencia sanitaria la mayoría de los templos hizo lo mismo, con las celebraciones eucarísticas y de otras actividades.

También algunos medios transmitían la misa de los domingos.

El padre Jorge Martínez aclaró que la vida de la Iglesia ha tratado de seguir avanzando lo más normal posible siguiendo los protocolos y adaptándose a la llamada nueva realidad, con muchas cosas virtuales.

La iglesia ha sufrido persecuciones, crisis y en esta ocasión es una crisis sanitaria que estamos atravesando de toda la humanidad y nos estamos adaptando y para eso ha sido muy importante mantener la fe y la esperanza en Dios que eso nos da fuerza para continuar.

Estamos ya cerca de la Semana Santa otra vez ya va hacer la segunda en modo pandemia nada más que ya hemos aprendido muchas cosas a como estábamos hace un año.

Estamos a la espera de las disposiciones de las autoridades para organizar las actividades de la Semana Santa.

Hemos aprendido a que Dios no solamente está en los templos, sino también está en nuestro interior, en nuestras familias y en nuestros hogares. Y Hemos tenido que dar el paso positivo de una religión más ritualista a una fe más vivencial.

Los ritos ya no se pueden seguir como antes pero la fe se mantiene en el corazón, de cada persona, finalizó el presbítero Jorge Martínez Ruz.

De un vistazo

Semana mayor

“Estamos ya cerca de la Semana Santa, ya va hacer la segunda en modo pandemia, nada más que ya hemos aprendido muchas cosas a como estábamos hace un año, indicó el padre Jorge Martínez Ruz.

Disposiciones

“Estamos a la espera de las disposiciones de las autoridades para organizar las actividades. Los ritos ya no se pueden seguir como antes pero la fe se mantiene en el corazón”.

Escrito por Claudia Sierra Medina

Claudia Ivonne Sierra Medina, reportera de la Agencia Informativa Megamedia (AIM), ejerce el periodismo en Grupo Megamedia desde noviembre de 1997.  Se especializa en las áreas de religión, salud, educación ambiental, clima, y cultura.

Se incendia taller de bordado en Ticul

Homilía del IV domingo de Cuaresma