in

Rezaron y sobrevivieron al cordonazo

Los pescadores Francisco Javier Cervera Ramos (arriba) y Juan Bautista Pech Chan narraron su experiencia en alta mar al azotar el cordonazo de la Santa Cruz años atrás. Los dos progreseños no salen a pescar en estas fechas por precaución

Dos hombres de mar pensaron que perderían la vida

PROGRESO.— Pescadores que han sobrevivido al cordonazo de la Santa Cruz recordaron las rachas huracanadas en alta mar y las enormes olas causadas por este fenómeno.

Dos pescadores que vivieron en carne propia los cordonazos y viven para contarlo recuerdan que sus lanchas “volaron”, levantadas por las marejadas. Indican que se formaron túneles y remolinos de agua.

Los dos pensaron que morirían y lo único que les quedó fue ponerse a rezar.

Francisco Javier Cervera Ramos, sobreviviente del cordonazo que azotó el 2 de mayo de 1982, recuerda que cuando lo vivió comenzó a rezar y se encomendó a San Telmo, patrono de los pescadores. Para esas fechas se celebraba su fiesta anual.

En ese año, 1982, recuerda “Pancho” Cervera, de 65 años de edad, estaban colocando las tuberías submarinas de Pemex, pero se encontraban entre el viaducto de arcos del muelle fiscal y el muelle de pescadores.

El hombre de mar se encontraba en su lancha a unos dos kilómetros de la costa. Eran como las 6 de la tarde cuando se pronto se nubló y en cuestión de minutos el nubarrón se convirtió en vientos y marejadas y al darse cuenta que se trataba del cordonazo, puso em marcha el motor fuera de borda y enfiló a la playa.

Cuando se aproximaba al muelle de pescadores, recuerda “Pancho” Cervera, una ola de tres metros levantó la lancha. Cuando reaccionó otra ola estaba azotando, así que se lanzó al mar y solo alcanzó a ver que la embarcación pasó sobre las tuberías y cayó entre las palapas.

Juan Bautista Pech Chan, de 56 años de edad, vecino de Chicxulub, recuerda que sobrevivio a un cordonazo hace 20 años. Fue también un 2 de mayo y ocurrió poco después del mediodía.

Vino una heladez y después los vientos y olas elevadas. Estaba en la lancha “Nazareth”, de 25 pies de eslora y pescaba frente a Chicxulub. a unas 20 millas. Lo acompañaban el “cubano” y Erik Argáez.

De pronto sintieron los vientos. Los dos tripulantes se cubrieron para soportar la lluvia, marejadas y vientos que alcanzaron velocidades de más de 100 kilómetros por hora.

Juan Pech tomó el timón de la lancha y enfiló a la costa. Sorteó los vientos huracanados y la lancha fue levantada en tres ocasiones. En lo alto de las olas vio túneles de agua y remolinos que se formaron.

Pensó que morirían ahogados, pero rezaron a la Virgen de la Caridad del Cobre, de Chicxulub.

La travesía en tiempo normal de 20 millas a la costa la hacen en una hora, pero el cordonazo los arrojó a la costa en media hora.

Se salvaron y viven para contarlo.

Los dos pescadores comentan que para estas fechas no salen a pescar y si lo hacen no se alejan de la playa.

La Capitanía de Puerto informó a mediados de semana que las costas de Yucatán se encuentran en alerta preventiva porque en mayo se presentan eventos meteorológicos relevantes en las costas del Estado y Quintana Roo, como el cordonazo de la Santa Cruz, altas temperaturas, granizo, turbonadas y la primera onda tropical del año.

Al presentarse el frente frío 54 de la temporada podría ocurrir el cordonazo que temen pescadores y marineros y que es provocado por el choque térmico de masas de aire de diferentes temperaturas.

De acuerdo con la Capitanía Regional de Puertos, en los últimos años este fenómeno ocasionó afectaciones el 6 de mayo de 2016 en la Riviera Maya, Cancún, Cozumel y Playa del Carmen.

El 4 de mayo de 2017 afectó el puerto de abrigo de Yucalpetén con vientos de 100 kilómetros por hora y causó destrozos en la terminal de Hidrosur en la terminal remota.

El 6 de mayo de 2019, en Oxkutzcab, cayó granizo e intensa precipitación pluvial, al igual que en Akil y Ticul, donde afectó a los árboles frutales. En el municipio de Tekax la turbonada azotó con rachas de 50 kilómetros por hora.— Gabino Tzec Valle

 

Alumnos exigen respeto

Llegan a Yucatán las vacunas para personas de 50 a 59 años