in

Riesgo carretero

Francisco Rivas Gamboa

Se incrementa el robo a camiones que llevan carga

El transporte de carga vive una situación lacerante en las carreteras federales del país donde los operadores sufren el robo de tractocamiones y de mercancías, despojo de pertenencias y agresiones, por lo que el presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), Enrique González Muñoz, pidió al gobierno federal que la Guardia Nacional asuma la seguridad de los tramos que domina la delincuencia organizada.

Ante transportistas yucatecos y periodistas, González Muñoz afirmó que los delincuentes roban en promedio 2.5 tractocamiones diarios; el año pasado se apoderaron de 4,800 unidades sin que éstas aparecieran porque las desmantelan para vender y anulan los sistemas de rastreo satelital; esto causó pérdidas a los empresarios del transporte, comerciantes y productores por 99,000 millones de pesos, que es medio punto porcentual del Producto Interno Bruto del país. Y la tendencia sigue al alza, pese al esfuerzo que realiza la Policía Federal que ha diseñado un programa de convoy de acompañamiento para los tráileres que pasan por carreteras peligrosas.

El año pasado, el robo de tractocamiones con carga aumentó un 13% y en el primer cuatrimestre de este año va en un 6%.

Para fortuna de los transportistas, reconoció, las carreteras de la Península de Yucatán son seguras y el delegado de la Canacar en Yucatán, Francisco Rivas Gamboa, aseguró que en Yucatán no ha habido robo de tractocamiones. El problema empieza por la zona de Escárcega, Campeche, y el peligro aumenta desde Tabasco hasta las carreteras del centro del país.

González Muñoz dijo que hay dos corredores carreteros sumamente peligrosos y el estado de Puebla es el centro de la delincuencia y la venta de artículos robados, al grado de que hay placitas donde se venden artículos y combustible robados.

De acuerdo con el presidente de la Canacar nacional, la región más complicada para los operadores y donde hay más robos hoy día es el corredor Ciudad de México-Córdoba-Veracruz y ya se extendió a Hidalgo, Tlaxcala y Oaxaca. El segundo corredor más peligroso es Ciudad de México-Querétaro-Guanajuato-San Luis Potosí-Michoacán-Aguascalientes-Jalisco, pero el gran porcentaje de robos se dan en el Estado de México y Puebla, que es donde ocurre el 80 por ciento de los asaltos.

Encarecimiento

“Estos robos repercuten en todo, porque encarece más las mercancías y productos”, señaló. “Desafortunadamente, la mercancía no se recupera y una gran mayoría tiene como destino a la Península de Yucatán. Lo más increíble es que se roban artículos perecederos, hidrocarburos, químicos y acero, que son materiales especiales para la industria. Antes lo vendían en supermercados, en las tiendas de la esquina, guardaban el hidrocarburo en tiendas de abarrotes, pero hoy hay placitas para vender la mercancía robada, por eso no aparece nada de lo que roban, lo venden”.

Los efectos que sufre el sector del transporte por esta delincuencia es —además de la pérdida por las unidades, asesinato o secuestro de operadores— el encarecimiento de los seguros de los vehículos que subieron un 130%, el déficit de choferes porque hacen falta al menos 50,000 en México (actualmente son 540,000 operadores en activo) y esto ocasiona que empresas tengan varados sus camiones, y la impunidad porque los detenidos salen en libertad aprovechando la puerta giratoria de la justicia.— Joaquín Chan C.

Durante la reunión entre la Canacar, empresarios transportistas, empresarios del sector de grúas, el comisario de la Policía Federal en Yucatán, Roberto Rodríguez Rivero, y la directora del Instituto de Capacitación para el Trabajo, Manuela Cocom Bolio, también se plantearon propuestas para mejorar el servicio de carga.

Mérida tendrá un Centro de Capacitación de Operadores de tractocamiones con certificación y validez de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte, y un “Paradero Seguro” con servicios de hotel, restaurante, comedor, servicios sanitarios y de regaderas, y espacio suficiente para aparcar el vehículo.

Este plan de “Paradero Seguro” lo establece la autoridad para el descanso del operador con la finalidad de evitar accidentes por cansancio. Habrá 16 “Paraderos Seguros” en el país y uno estará en Mérida, según informó Rivas Gamboa.

Sobre la escuela de operadores, Manuela Cocom informó que ya inició las gestiones en institutos líderes de Monterrey y Ciudad de México y pidió asesoría para estructurar el plan de estudios y capacitación. El campo de práctica de los choferes serían las calles de la Feria de Xmatkuil.

Los operadores de tractocamiones ganan aproximadamente de $25,000 a $35,000 mensuales y el temor generado por la inseguridad ha ocasionado que muchos abandonen este oficio o prefieran irse a Estados Unidos, donde también hay una demanda de 250,000 choferes y ahora las empresas norteamericanas piratean a los que trabajan en la frontera norte.

La Canacar abrió centros de capacitación en Guanajuato (2), Nuevo León (3), Aguascalientes (1) y Veracruz (1) y recientemente inauguró el de Mexicali, Nuevo Laredo, Sonora, Valle de Toluca y Cuatitlán. El de Mérida está muy adelantado y tendría cobertura para toda la Península.

Reunión

Durante la reunión también se plantearon propuestas para mejorar el servicio de carga.

Capacitación

La ciudad de Mérida tendrá un Centro de Capacitación de Operadores de tractocamiones con certificación y validez de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte, y un “Paradero Seguro” con servicios de hotel, restaurante, comedor, servicios sanitarios y de regaderas, y espacio suficiente para aparcar el vehículo.

Iniciativa

Este plan de “Paradero Seguro” lo establece la autoridad para el descanso del operador de las unidades de carga con la finalidad de evitar accidentes por cansancio. Habrá 16 “Paraderos Seguros” en el país y uno estará en Mérida, según informó el delegado de la Canacar en Yucatán, Francisco Rivas Gamboa.

Leones sigue en la cima de la Sur tras su victoria

Cartón de Tony: Cuando la fortuna sonríe