in

Riesgos para niños

Menores usuarios del CRIT con sus padres. De nuevo se pidió que el gobierno apoye más a la institución

Nueva petición al gobierno por el subsidio al CRIT

Ante la decisión del gobierno de Yucatán de recortar el subsidio que otorga al Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT), un grupo de padres de familia lucha para que el Ejecutivo estatal brinde una alternativa pública para sus hijos e hijas.

El recorte del apoyo, afirmaron, dejó a niños y niñas con discapacidad sin alternativas de rehabilitación integral.

Los papás han lanzado una petición de ayuda a través del sitio web www.Change Org. y llevan más de 38 mil firmas recolectadas.

Explican en su petición que la rehabilitación de niños y niñas con daño neurológico es algo muy complejo y multidimensional, al igual que la afectación de origen. “Hablamos de parálisis cerebral, distrofia muscular de Duchenne, mielomeningocele o síndrome de West, entre otros. No hay dos niños iguales ni dos discapacidades iguales”, explicaron Xixili Fernández y Alejandro Ashley, padres de Eila, una pequeña con discapacidad.

Señalaron que hasta julio de 2019 la rehabilitación integral infantil en Yucatán se ofrecía a través del CRIT, con el donativo de 44 millones de pesos anuales que daba el gobierno de Yucatán.

Sin embargo, tras la negativa del actual gobierno estatal de renovar dicho donativo, el 12 de julio de 2019 se dejó de ofrecer el servicio integral que existía.

Ante este panorama los papás ven peligrar el desarrollo de sus hijas e hijos y temen que al no estar recibiendo los mismos servicios de salud y rehabilitación que antes les pueda afectar de manera irreparable en el camino hacia su autonomía.

“Hemos buscado otras alternativas para su rehabilitación en Yucatán sin obtener éxito; el gobierno no ofrece por el momento una atención de las mismas características y que cubra las necesidades reales de nuestras hijas e hijos”, afirmaron ayer.

“El servicio público del gobierno a través del CREE no está especializado en rehabilitación infantil”, dijeron los padres.

Aseguraron que en el sector privado tampoco existe una atención integral y las sesiones de terapias individuales tienen un costo aproximado de 400 pesos cada una, monto que resulta excesivo para la mayoría de las familias.

Xixili Fernández dijo estar como madre muy preocupada por la atención de su hija, pues criar a una niña con discapacidad neuromotora no era algo que estuviera en sus planes.

La rehabilitación de niños con daño neurológico, dijo, es algo muy complejo y multidimensional, al igual que la afectación de origen, ya que no sólo se trata de caminar, se trata de que todo el sistema nervioso aprenda a funcionar de manera autónoma para poder sobrevivir.

“Todas estas cuestiones son las que mi hija necesita, para así, tras miles de horas de terapias y consultas, poder lograr ser un ser humano autónomo con una vida digna y no una adulta dependiente de asistencia social”, dijo.

Los padres de familia solicitan al gobierno del Estado que se comprometa a cumplir con sus obligaciones como garante de derechos humanos y que ofrezca una alternativa real, con la urgencia que la delicada situación requiere, para no dejar en situación de abandono a hijas e hijos con discapacidad.

“Queremos que se incorpore en el presupuesto de egresos de Yucatán para el ejercicio fiscal 2020 una partida presupuestaria suficiente que garantice el derecho a la habilitación y rehabilitación de niñas, niños y adolescentes, a través de un servicio de atención integral gratuito o a precios accesibles”, pidieron.

Xixili Fernández indicó que casi mil niños y niñas que acudían al CRIT Yucatán se quedan sin terapias completas y sin atención médica especializada.

El apoyo del gobierno estatal se ha reducido de 44 a 10 millones de pesos.

Los papás aseguran que el servicio público, en el CREE, es deficiente; no es especializado infantil y no cuenta con un modelo integral.

El pasado 12 de septiembre las familias, con el apoyo de 864 firmas, pidieron al gobierno estatal que garantice el acceso a la rehabilitación y rehabilitación integral infantil pública y de calidad.

Las familias han sostenido tres reuniones con el gobierno de Yucatán, con el IIPEDEY y con el DIF, pero ambas instituciones señalan las dificultades presupuestarias que tienen como argumento para el no cumplimiento de los derechos de los niños y niñas.

Dijeron que la solución que propone el gobierno son la compra de un “lokomat” y algunas adecuaciones en el CREE, que resultan parches. “La actual administración del CRIT Yucatán está tratando lograr el presupuesto faltante para 2020 y salir de números rojos para no tener que cerrar”, dijeron.

“Luchamos para que nuestras hijas e hijos tengan una vida digna”, indicaron los inconformes.— Luis Iván Alpuche Escalante

Misas de Réquiem

Cartón de Tony: Solo ve hacia atrás