in

Sábados de charla infantil interactiva en el Cinvestav

Difunden conocimiento científico

Con la conferencia “Niñas y Niños ante la Emergencia Global”, pasado mañana sábado se inicia la 12a. Edición del Programa Pasaporte al Camino del Conocimiento Científico, organizado por la Academia Mexicana de Ciencias, en colaboración con el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN, el Centro de Investigación Científica de Yucatán y los museos de Ciencias “Caracol”, de Ensenada, y “Planetario”, de Cancún.

Del 18 al 27 de junio, durante 12 sábados, niños de Campeche, Chetumal, Cancún, Ensenada, Juriquilla, Mérida, Los Mochis, San Cristóbal, Tapachula y Villahermosa, podrán interactuar en sus propias sedes de sus ciudades, entre ellos y con los conferencistas.

Dalila Aldana Aranda, investigadora del Cinvestav y coordinadora nacional del programa Pasaporte al Camino del Conocimiento Científico, dijo en la presentación que este programa es gratuito y va dirigido a niños en edad escolar con los objetivos de despertar el interés por la ciencia, innovación y tecnología, para que puedan seguir carrera científica y contribuir al acercamiento entre ciencia y sociedad.

“Una farmacia en el patio de mi casa”, “Reviviendo a los dinosaurios”, “Turisteando e indagando” y “cómo se comunica nuestro cuerpo”, son otras de las 12 pláticas programadas para este 2020. El programa es de 10 de la mañana a 12 del día en las instalaciones del Cinvestav (calle 60, antigua carretera Mérida-Progreso). El niño debe presentarse con un lápiz y cuaderno, y el adulto que lo va acompañar.

Dalila Aldana dijo que aunque es un programa gratuito, dirigido a los niños, cada vez se integra más la población adulta, sobre todo la adulta mayor, porque generalmente son los abuelos los que traen a los niños.

También se han integrado estudiantes y maestros de la Escuela Normal porque en los temas como tienen un experimento les sirven luego para impartirlos en clase.

Explicó que no es un programa de élite para niños de 10 años de edad, sino un programa que incluye a todos, integra, incorpora, es un programa gratuito y funciona con un presupuesto de 70 mil pesos anuales, gracias al compromiso de las instituciones que lo conforman quienes prestan sus auditorios, sus equipos de videoconferencias.

“Cada sede opera con un staff de profesores, investigadores, técnicos, estudiantes de maestría y doctorado, la mayoría becarios de Conacyt, si tuviéramos que pagar todo eso nos saldría en un millón de pesos el programa”, dijo la coordinadora.

Destacó que el principal logro en estos 12 años ha sido en primer lugar mantenerse en el escenario, es lo más difícil, dijo, pues programas van y bien, aparecen y desaparecen, lo más difícil es mantenerse y para ello necesitas creatividad, innovación, trabajo, disciplina.

“El otro logro es tener una cartelera que sea atractiva, antes buscábamos a los conferencistas, ahora ellos nos piden ser incluidos en el programa, hemos impartido 132 temas talleres diferentes, la gente invitada es de alto nivel y especializada”, dijo la investigadora.

Comentó que muchos niños regresan al año siguiente, hay quienes han terminado su primaria con ellos, otros están en la universidad, hay niñas que escucharon ponencia y hoy están estudiando astrofísica en Ensenada y otros en Xalapa porque quieren ser entomólogos, especialistas en insectos.

Otro de los logros dijo Dalila Arana es la capacidad para colaborar con instituciones en un plano horizontal, eso los ha consolidado y ha hecho que sea un programa no costoso, pues menos de 18 pesos cuesta cada niño.

“Tenemos una media de seis a siete mil niños atendidos por programa en todo el país. Llevamos ya unos 87 mil 620 niños atendidos, sin contar a los adultos que vienen con ellos.

Otras conferencias son: “Los guardianes de la noche”, “El suelo es la casa de todos”, “Tortugas marinas, las grandes viajeras”, “Cómo se comunican las plantas”, “El maravilloso mundo de los insectos”, “Venenos que no matan pero como ayudan” y “Tu casa desde el espacio”.— LUIS IVÁN ALPUCHE ESCALANTE

Síguenos en Google Noticias

Arte Y cultura

Cartón de Tony: Dos cosas muy distintas