in ,

Se les cae un plafón del techo

Un buen susto se llevó el dueño de “Joyería Lesly” , local del Bazar García Rejón donde cayó un plafón del techo.

Aunque solo hubo daños materiales, el incidente se pudo convertir en tragedia si alguien hubiera pasado por ahí justo en el momento.

Ayer la Policía Municipal acudió al llamado de los vendedores del bazar, en la calle 60 con 65, por el hecho. La zona fue acordonada y personal del Ayuntamiento acudió a revisar, comprobando que existen varias grietas a punto de caer.

Alberto Castillo, locatario del bazar, expresó su inconformidad por la falta de mantenimiento y dijo que el lugar está en decadencia, pues ya cada vez lo visitan menos personas. — Darinka Ruiz M.

“A este lugar lo están dejando morir, falta mucho mantenimiento en general, estamos en franca decadencia” afirmó.

Homilía del XVIII domingo del tiempo ordinario

Competencia desigual

Batalla “desigual”