in

Se libra de huracanes

Varios niños juegan en un escenario de postes derribados por la fuerza de los vientos del huracán "Emily" en Cozumel

A punto de concluir la temporada 2019, por 14 años consecutivos la Península escapa de algún meteoro, y ahora, con la llegada de los frentes fríos, habrá “breve invierno yucateco”

A 13 días de que termine oficialmente la temporada 2019, desde hace 14 años ningún huracán afecta a la península de Yucatán.

El último que azotó con fuerza la región fue “Emily”, en 2005.

El actual período de fenómenos naturales, de acuerdo con la ingeniera Sareti Cardós Pacheco, meteoróloga del Centro Hidrometeorológico Regional “Mérida” de la Conagua Yucatán, se caracterizó en esta ocasión por la influencia de las condiciones atmosféricas, como el fenómeno El Niño, que se manifestó débil, es decir con temperaturas en el océano Pacífico más cálidas de lo normal, y a la circulación de los vientos alisios del Atlántico y Mar Caribe.

Te puede interesar: La temperatura podría descender hasta 10°C en el cono sur de Yucatán

Sin embargo, a pesar de que está cercano a concluir el ciclo de huracanes anuales, el próximo sábado 30, en lo que resta del año se pronostica una temporada activa para la Península, ya que se prevén 20 frentes fríos de los 53 que se vaticinaron para el país.

La especialista en Meteorología tropical por el Centro de Predicción del Tiempo de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica en Maryland, Washington, explica que “la Península quedó fuera de la trayectoria de los ciclones tropicales durante este ciclo debido principalmente a la circulación del sistema de alta presión de las Azores, porque este año ese fenómeno se fortaleció, lo que originó en un principio que las ondas tropicales se desplazaran más al sur de lo que habitualmente lo hacen”.

“Además, los ciclones tropicales que se desarrollaron durante esta temporada se dirigieron al Atlántico Norte sin tocar tierra o acercarse demasiado a la península de Yucatán”.

En el recuento, si se habla de huracanes, el más reciente que azotó tierras peninsulares fue ‘Emily’, con categoría 4, el 18 de julio de 2005 con afectaciones más serias en el oriente de Yucatán”, precisa la especialista.

Cinco huracanes

Antes de “Emily”, la experta indica que otros cuatro meteoros que causaron daños en el estado son “Isidoro”, con categoría 3, del 22 al 24 de septiembre de 2002; “Roxanne”, categoría 2, la madrugada del 11 de octubre de 1995; “Gilberto”, de categoría 4, el 14 y 15 de septiembre de 1988, y “Beulah”, con categoría 2, que cruzó el oriente y norte de la entidad el 17 de septiembre de 1967.

“Sin embargo, si se habla de los últimos cinco ciclones tropicales, no huracanes, el más reciente fue la tormenta tropical ‘Franklin’, en agosto de 2017, ya que su centro de baja presión pasó por municipios del sur de Yucatán. El siguiente es la tormenta tropical ‘Dolly’, con un fugaz recorrido el 21 de julio del mismo año por el oriente de Yucatán. La temporada 2005 fue muy activa para la Península, con la llegada de tres sistemas: dos huracanes intensos de categoría 4, ‘Emily’ y ‘Wilma’, y la tormenta tropical ‘Stan’. Dos años antes, en 2003, la tormenta tropical ‘Claudette’ afectó la costa oriental yucateca”, destaca la meteoróloga.

La ingeniera Cardós Pacheco recuerda que el pronóstico para la temporada 2019 para el océano Atlántico fue de 14 ciclones tropicales con nombre, de los cuales se previó la formación de seis tormentas tropicales y ocho huracanes. Tres se consideraron de categoría mayor (3, 4 y 5), pero se superaron los vaticinios, ya que hubo al final 17 ciclones tropicales que cruzaron en el Atlántico, aunque estuvieron muy lejos de las costas de la Península.

“A pesar de ello, tres bajas presiones generaron condiciones inestables con potencial ciclónico cerca de la región, una de las cuales, que atravesó el sur de la Península, se formó días después en la tormenta tropical ‘Olga’ sobre el centro del Golfo de México, que terminó afectando las costas de Florida y Luisiana”, añade.

Panorama de 2019

Sareti Cardós reitera que lo que caracterizó la temporada de huracanes de este año en comparación con los dos anteriores tienen incidencia directa por la incidencia del fenómeno de El Niño, lo que generó vientos desfavorables para que la zona de convergencia intertropical (el ecuador meteorológico que se caracteriza por ser un cinturón de tormentas) se aproximara al sur del país, lo que redujo el ingreso del ingrediente principal para la generación de lluvias.

“También contribuyó la circulación de los vientos alisios del Atlántico y Mar Caribe, debido al fortalecimiento del anticiclón semipermanente de las Azores, lo que mantuvo el paso de las ondas tropicales muy al sur de la Península con lo que limitó su influencia en las lluvias de la región. Todo ello causó durante el verano un déficit importante en las precipitaciones mensuales de Quintana Roo y en el oriente de Yucatán”, agrega.

“Al comenzar septiembre y el otoño, la actividad de las ondas tropicales se incrementó, pero se mantuvo con influencia en las zonas sur de la península de Yucatán, lo que condicionó que su aporte de humedad fuera mínimo. A pesar de que la mayoría de los mecanismos productores de precipitación fueron las vaguadas que se extendieron sobre la región, el acumulado de lluvia durante los últimos meses se mantuvo bajo”, añade la ingeniera.

Trayectoria ciclones

En cuanto a la formación y desplazamiento de los ciclones tropicales en el epílogo de la temporada, la mayor parte de los fenómenos, señala la profesional, se dirigieron a las aguas del Atlántico Norte, donde seis se convirtieron en huracanes: tres de categoría moderada (1 y 2) y los otros de categoría intensa (3, 4, y 5).

“Si se hace una comparación de este año con las situaciones de 2018 y 2017, se nota que las tres temporadas superaron los pronósticos al contabilizar más de 15 ciclones tropicales con nombre. La diferencia radica en el rol del que fueron parte las condiciones atmosféricas circundantes de la península de Yucatán durante este período 2019 y la del año pasado, ya que en ambos años hubo bajas presiones con potencial ciclónico que al desplazarse a la cuenca del Golfo México evolucionaron. En el caso de 2018, ‘Alberto’ y ‘Michael’ se les nombró a menos de 100 kilómetros de las costas de Quintana Roo, y en este año la baja presión que pasó sobre el sur de Quintana Roo y Campeche formó el meteoro ‘Olga’. En la temporada 2017 se registraron seis huracanes intensos y, además la tormenta tropical ‘Franklin’ que se originó en el Mar Caribe y cruzó el sur de Quintana Roo con vientos de 95 kilómetros por hora, con un legado de lluvias fuertes en varios puntos de la Península”, dice.

Recuento final

Con esas circunstancias, el saldo para la península de Yucatán a escasos días de que concluya la temporada de huracanes 2019, según la meteoróloga de la Conagua Yucatán es favorable, ya que no hubo efectos directos de ningún ciclón tropical que se formó durante el período que comenzó el sábado 1 de junio pasado.

“No obstante de los pronósticos, la región peninsular fue la cuna de la tormenta tropical ‘Olga’, que se monitoreó como una baja presión en el sur de la Península de Yucatán y ya en el Golfo de México se desarrolló y cobró mayor fuerza, y al coincidir con el frente frío número 7 cambió sus características rápidamente y se convirtió en un ciclón post-tropical, es decir, un ciclón que ya no posee propiedades tropicales”, explica la especialista.

“A pesar de que la trayectoria de algún ciclón ya formado no incluyó la Península, de junio al corte de esta semana se contabilizaron el paso y la influencia de 30 ondas tropicales y la presencia de tres zonas de inestabilidad. La primera que afectó a partir del 31 de mayo al 3 de junio pasado; la segunda del 31 de agosto al 3 de septiembre, y la última del 3 al 5 de octubre. Estos fenómenos meteorológicos generaron lluvias importantes en el estado y rachas de viento fuerte. Un ejemplo fue la lluvia de 86.3 milímetros en 24 horas, que se reportó en el municipio de Ticul, a causa de una vaguada y la trayectoria de la onda tropical número 41, la tarde del 22 de septiembre pasado”, especifica la ingeniera Cardós Pacheco.

Huracanes y frentes fríos

A la pregunta de si los frentes fríos inciden en el hecho de que a partir de 2005 la trayectoria de algún huracán no incluyera la península de Yucatán, la meteoróloga refiere que se debe a un conjunto de varios factores, los más importantes son los patrones de viento de la cuenca del Pacífico y los vientos asociados a la circulación del sistema de alta presión semipermanente en el Atlántico, que son los que determinan el desarrollo y trayectoria de los ciclones tropicales en formación.

“En los meses que comienza el arribo de los frentes fríos al Golfo de México y a la península de Yucatán, particularmente en octubre y noviembre, las condiciones en el entorno ya no son las adecuadas para la generación de ciclones tropicales. En esta temporada, ‘Néstor’ y ‘Olga’, que se formaron el Golfo de México, fueron de corta duración precisamente porque se encontraron con sendos frentes fríos que cambiaron sus características tropicales”, señala la entrevistada.

Sareti detalla que la temporada invernal 2019-2020 a nivel nacional comenzó en septiembre pasado y finalizará en mayo próximo, aunque los primeros frentes fríos sólo abarcan el norte del país y en algunas ocasiones el norte del Golfo de México.

“A finales de octubre y principios de este mes, noviembre, es cuando se acercan los primeros sistemas frontales a la península de Yucatán, y se hacen más frecuentes su influencia durante enero y febrero próximos, con lo que comienza lo que podría llamarse el breve invierno yucateco. En los últimos días de abril dejan de llegar a la región los frentes fríos”, insiste la ingeniera.

De acuerdo con las estadísticas de la Conagua, la Península recibe en cada temporada de 21 a 23 sistemas frontales, siendo enero y febrero los meses donde arriban de cinco a seis frentes fríos a la región. Para la temporada 2019-2020, se prevén 53 sistemas que generarían efectos sobre el territorio nacional.

“El pronóstico en particular para la península de Yucatán es de menos de la mitad de los que se vaticinan en el país. La climatología dicta que llegan en promedio unos 20 sistemas frontales. Hasta el momento, de los 12 que ya afectaron a nivel nacional, cuatro frentes fríos llegaron a la región (el 8, 11, 12 y 13), que ocasionaron lluvias y nublados, pero el más reciente, el 13, dejará, al menos hasta mañana lunes, ‘heladez’ en la península de Yucatán, en particular en el con sur de la entidad”, concluye la ingeniera Cardós Pacheco.— Carlos F. Cámara Gutiérrez

El equipo Sub-17, a emuluar a dos selecciones tricolores que alcanzaron la gloria del Mundial

La Voz del Pastor