in , ,

Sextuplicó los costos: pocos resultados turísticos dejó la Cumbre de la Paz

Una ponencia de la XVII Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz. El evento habría costado seis veces más de lo inicialmente reportado

La Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz, realizada en septiembre de 2019 en Mérida y presentada como la gran oportunidad para promocionar los atractivos turísticos de Yucatán a un costo mínimo para el erario, no resultó ser lo que se prometió.

Fuentes consultadas por Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia, recuerdan que la organización de ese evento costaría, según anticipó el gobierno del Estado, poco más de cinco millones de pesos.

Al final, este costo casi llegó a los $30 millones y su realización no aumentó la afluencia turística ni el número de grandes convenciones, que eran otros de sus propósitos.

Por el contrario, la Cumbre evidenció la existencia de una política costosa y errática de promoción turística de Yucatán.

El Fideicomiso Público para el Desarrollo del Turismo de Reuniones y el Fideicomiso Fondo para la Promoción Turística del Estado de Yucatán (Fiprotuy) son los principales instrumentos del gobierno para financiar la promoción del turismo para el Estado.

Los presupuestos de ambos sumaron $158.4 millones en 2019, pero al final solo se ejercieron $103.1 millones aproximadamente. El resto se quedó en la arcas debido a las anomalías cometidas por algunas empresas contratadas con dinero de esos fideicomisos —gran parte proveniente del Impuesto sobre Hospedaje (ISH)— y a la falta de programas sólidos de promoción.

El análisis de los informes financieros de esos fideicomisos muestra también un gasto excesivo en sueldos y prestaciones.

Asimismo, la contratación, para la organización de la Cumbre y de otros eventos promocionales, de proveedores acusados de irregularidades y de empresas foráneas —poco conocidas en el medio local y de dudosa eficacia— ocasionó la inconformidad de empresarios hoteleros.

Presunta presión

Éstos, encargados de recaudar el ISH, que aumentó del 3% al 5% en 2020, habrían presionado al gobierno para destituir al director del Fideicomiso Público para el Desarrollo del Turismo de Reuniones, Federico Treviño Villarreal, responsable también del Centro Internacional de Congresos de Yucatán, por sus exiguos resultados.

Treviño dejó el puesto a fines del año pasado. En su lugar se nombró a Virginia Arana Pérez como directora provisional.

El anuncio de la elección de Mérida como la sede de la 17a. Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz lo hizo la titular de la Secretaría de Fomento Turístico (Sefotur), Michelle Fridman Hirsch, en febrero de 2019, en una rueda de prensa realizada en Ciudad de México.

La Cumbre se celebra cada dos años en diferentes ciudades del mundo, bajo la coordinación de un Secretariado Permanente, que se encarga de buscar patrocinadores para ese evento.

En esa rueda de prensa, Treviño Villarreal dijo que organizar la Cumbre le costaría alrededor de $25 millones al gobierno del Estado, pero aclaró que gran parte de esa cantidad provendría de patrocinios, aportaciones y donaciones.

A cambio, señaló Michelle Fridman en ese mismo acto, el Estado recibiría una derrama económica de $85 millones por lo menos.

Nueve meses después, el 9 de noviembre, en una carta entregada a los medios de comunicación, la funcionaria corrigió la cifra del costo y dijo que el gobierno solo gastaría $5.2 millones en la organización de la Cumbre, y que ésta había dejado grandes ganancias a la industria turística y a la economía local, aunque no dio pruebas de ello.

La mayoría de esta cantidad, dijo, sirvió para cubrir la renta del recinto y para “acciones que tuvieron como fin la amplificación de la difusión del evento”.

No obstante, de acuerdo con un informe financiero del Fideicomiso Público para el Desarrollo del Turismo de Reuniones, incluido en la Cuenta Pública de 2019, este organismo hizo ese año “una transferencia al exterior por $7.721,164.23 a favor del Segretariato Permanente del Summit Mondiale dei Premi Nobel Per la Pace (Secretaría Permanente de la Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz) para la realización de la 17a. Cumbre en Mérida”. (Continuará).— HERNÁN CASARES CÁMARA

Cumbre por la Paz Pormenores

El gobierno habría tenido más erogaciones, además de los $7.721,164.23 a favor de la Secretaría Permanente.

Otros gastos reportados

Fuentes del Fideicomiso Público para el Desarrollo del Turismo de Reuniones dijeron a periodistas de Central 9 que el gobierno, mediante la Sefotur, pagó $3.948,282 por la renta del Centro Internacional de Congresos para actividades de la Cumbre, y alrededor de $4.5 millones por pasajes de avión y hospedaje.

Moderadores invitados

En la Cumbre participaron como moderadores, invitados por el gobierno del Estado, periodistas de Ciudad de México, y personalidades como Diego Luna, Miguel Bosé, Jesse (del dueto musical Jesse & Joy), el exfutbolista Rafael Márquez y la locutora Martha Debayle, entre otros, quienes intervinieron en mesas redondas paralelas.

Cierre multitudinario

El cantante Ricky Martin cerró la Cumbre con un concierto en Paseo de Montejo. El artista no cobró por su actuación y los gastos del montaje del evento se pagaron con patrocinios y con la venta de miles de boletos, según dijeron entonces los organizadores.

La vacuna, esperanza