in

''Si no morimos por la pandemia morimos de hambre'', dicen ''botaneros''

Propietarios de restaurantes "botaneros" piden al gobierno del Estado que les permitan trabajar (Foto de Carlos de la Cruz)
Propietarios de restaurantes "botaneros" piden al gobierno del Estado que les permitan trabajar (Foto de Carlos de la Cruz)
Propietarios de restaurantes "botaneros" piden al gobierno del Estado que les permitan trabajar (Foto de Carlos de la Cruz)
Propietarios de restaurantes "botaneros" piden al gobierno del Estado que les permitan trabajar (Foto de Carlos de la Cruz)

"En Yucatán si no morimos por la pandemia morimos de hambre. Señor gobernador, de corazón le pido que escuche las palabras de esta gente, ya no tienen para vivir”, afirmó Genny Falla Aguilar, conocida como “Mamá Genny”.

La mujer, ganadora del segundo lugar de “Master Cheff 2018”, a pesar de que por su edad es considerada vulnerable acompañó a un grupo de restauranteros que piden “que nos dejen trabajar”.

Te puede interesar: Empleos irían a la informalidad

“No podemos más con las deudas, los pagos, si no morimos por coronavirus moriremos de hambre, necesitamos el apoyo del gobierno, o por lo menos, por favor que nos deje trabajar", expresó Edgar Miranda Morales, del restaurante “El Mesón Yucateco”.

"Los restaurantes botaneros, que dan de comer a meseros, cocineros, comediantes y músicos, necesitan reactivarse o cerrarán en definitiva muchos", lamentó.

Los restauranteros pidieron que además de dejarlos trabajar sobre todo sábados y domingos, los "días fuertes" de venta, no les apliquen la “Ley Seca”.

Aclararon que son independientes, es decir, no pertenecen a la Canirac o alguna otra cámara empresarial, pero son muchos que están en malas condiciones sufriendo por la pandemia.

Piden un "salvavidas"

Reunidos en “El Mesón Yucateco”, ubicado en el periférico, los “botaneros” -como se calificaron- ofrecieron una conferencia de prensa.

También estuvo presente el comediante Jonnhy Cantarell, quien además es cheff y habló por sus compañeros que se dedican a la comedia y a la cocina.

Pidió al gobierno del Estado que “se fije en nosotros, que nos tire un salvavidas o al menos que nos dejen trabajar”.

El comediante destacó que muchas personas dependen de estos negocios que hoy están cerrados, como los “Tuchos” y establecimientos similares, donde ahora sus empleados no tienen para comer y "se está desbaratando la economía de este sector".

“Nuestros negocios van en picada, el movimiento bajó al menos 90% nuestras ventas", expresó Miranda Morales.

Venden cosas para poder pagar

"Algunos tuvimos que vender propiedades para no dejar de pagar o apoyar en algo a nuestros empleados, además de los gastos de luz, agua, seguro social, renta y otros, que a pesar de estar cerrados tenemos que pagar”,

Mario May Herrera, del restaurante “Nicte-Ha”, ubicado en los bajos del Palacio de Gobierno, señaló que el poco turismo nacional e internacional ya no encuentra opciones en el Centro Histórico.

"Todo está cerrado y dentro de lo poco que podemos funcionar cuando nos piden cerveza para acompañar la comida se las tenemos que negar, no nos dejan trabajar bien, no nos dejan trabajar”.

“Lo peor es que en muchos negocios los medidores de luz están adentro y al pasar los de la CFE hacen estimaciones como si estuvieran funcionando, les aplican cobros de mucho más de lo que en realidad consumieron”, indicó.

Se sienten abandonados

Fernando May, propietario del restaurante “El Rey del Camarón”, dijo que se sienten abandonados y les empieza a ganar la desesperación.

"Por eso le pedimos al señor gobernador que nos eche la mano, ojalá estableciera estrategias que nos ayude a salir adelante", subrayó.

Mónica Martínez, del “Mesón Yucateco del Sur”, manifestó que entienden la gravedad de la situación que se vive por el coronavirus, “pero ojalá nos comprendieran también".

"No podemos estar con que hoy nos dejan abrir un rato y mañana ya no, o que hoy sí podemos vender cervezas y luego nos vuelven a aplicar la 'Ley Seca', no se puede trabajar así".

"No vemos un programa bien definido, muchos tendremos que cerrar definitivamente”.

Inversión en medidas sanitarias

La empresaria añadió que a pesar de gastar miles de pesos para cumplir las medidas sanitarias, garantizar un servicio con seguridad para clientes y personal, ahora no los dejan trabajar, "que es lo peor, ya ni con el 25% de clientes".

“Mama Genny” puntualizó que “los gastos siguen, se están comiendo los negocios, si no los dejan trabajar se van a morir ya no por el coronavirus sino de hambre".

"No tienen para pagar a los empleados, señor gobernador, de corazón le pido que escuche las palabras de esta gente, ya no tienen para vivir, Dios lo bendiga”.

“Hay muchos solo llegan a la semana con 200 pesos, porque la situación está muy mala, y qué familia de verdad puede vivir con 200 pesos semanales…, se van a morir de hambre, urge que se haga algo”, insistió.

Mike Tyson regresa al boxeo, esta vez se enfrentará a Roy Jones Jr

Responde la Japay a las protestas de vecinos del fraccionamiento "Cielo Alto"