in

Sumarían ya unos 40 suicidios en Yucatán

En el “puente” de primavera cinco se quitan la vida

En Yucatán una persona se quita la vida cada dos días, de acuerdo con las estadísticas disponibles.

Aunque según la Fiscalía General del Estado (FGE) hasta la semana pasada se contabilizaban 34 suicidios en los primeros 80 días del año, de manera extraoficial serían 40 las muertes autoinfligidas en ese lapso.

No hay discrepancia sobre cuál el método más utilizado por quienes en el estado atentan contra su vida: el ahorcamiento.

Tan solo el fin de semana pasado, en el “puente” de primavera, se registraron cinco suicidios en la entidad, incluidos los de un menor de edad y un septuagenario.

Cuatro de esos cinco casos ocurrieron en el interior del estado: Flamboyanes (Progreso), Tixpéhual, Tanil (Umán) y Valladolid. El otro fue en la colonia Melitón Salazar, en Mérida.

La trágica cuenta comenzó el sábado 16 en Flamboyanes, donde Edgar M. R., de 37 años, se ahorcó al llegar a su casa en la mañana tras laborar como vigilante de un templo religioso. Llevaba una semana separado de su esposa, quien lo halló colgado cuando acudió a pedirle que cuide a sus dos hijos.

El abandono de su esposa también influyó en la fatal decisión que tomó Herberth N.C., de 34 años, a quien el domingo 17 hallaron ahorcado en un hamaquero de su casa, en Tanil.

Hérberth estuvo bebiendo el domingo y en la tarde, alrededor de las 6, se retiró a su cuarto, donde fue hallado momentos después por su padre, quien lo descolgó con ayuda de familiares y lo reportó a las autoridades. Los paramédicos solo se presentaron para confirmar que Hérberth había muerto.

En la tarde del mismo domingo O. A. C. C., de 16 años, se ahorcó con el “brazo” de una hamaca en su casa de Tixpéhual.

La madre del joven lo halló, lo descolgó y solicitó auxilio de las autoridades a pesar de que, como después confirmaron los paramédicos, llevaba horas muerto.

El otro suicidio en el interior del estado fue de un joven de 19 años que se ahorcó en su domicilio del barrio de Santa Ana, en Valladolid, donde se halló el cadáver en la mañana del martes 19.

Jesús J. S., había publicado estados en Facebook en los que daba a entender que terminaría con su vida. “Hay que morir para vivir, si el grano de trigo no muere solo quedará”, es una de las frases que publicó el joven. Se presume que tuvo una decepción amorosa reciente.— Ernesto Pinzón Franco

La noche del lunes 18 se ahorcó en Mérida un septuagenario conocido como “Don Rey” o “El Negro” en la colonia Melitón Salazar.

El suicidio de H.G.C., de 72 años, causó extrañeza entre vecinos del rumbo debido a que, aseguran, era tranquilo, trabajador y no tenía vicios.

“Don Rey” vivía con uno de sus hijos en una casa de la calle 64-A entre 99-A y 99-B, donde la noche del lunes tomó la fatal decisión de acabar con su vida por medio del ahorcamiento en una mata de naranja en el patio de la vivienda, la cual da a la calle 64-B.

Los que lo conocieron comentaron que “Don Rey” o “El Negro” era una persona muy trabajadora, educada y amable, motivo por el cual era apreciado por la gente del rumbo.

Fue integrante del grupo musical Lluvia y en los últimos años se dedicaba a recolectar latas, cartón, papel y chatarra que después llevaba a vender.

“Don Rey” era viudo desde hace siete años y hace cinco años perdió a una hija. Sus otros dos hijos trabajan en Pamplona como cobratarios.

Infame “top ten”

Datos de la Organización Mundial de la Salud señalan que al año hay un millón de suicidios en el mundo. Yucatán está entre los primeros 10 lugares del país.

Crecen los casos

A pesar de campañas oficiales de prevención, los suicidios avanzan sin freno en el estado. En 2016 se dieron 220 casos; en 2017 hubo 226, y en 2018, 243.

El Centro Siglo XXI ya le queda “chico” a la Filey

“Maestros del engaño”