in ,

“Tampoco deben de gozar de privilegios“

Una actividad en el Cereso. La Codhey dice que los internos deben tener condiciones dignas

La Codhey opina del vídeo de un interno del Cereso

Los privilegios permitidos al interno A.B.E por la dirección del Centro de Reinserción Social de Mérida son violatorios de las reglas mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de Reclusos y del reglamento interno de los Ceresos de Yucatán, según se desprende de las opiniones del presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey), Miguel Óscar Sabido Santana.

El ombusdman yucateco dejó en claro que en los penales deben existir condiciones dignas para las personas que están en reclusión, pero bajo ninguna circunstancias deben permitirse privilegios o comodidades fuera de la norma.

Entrevistado sobre la denuncia pública que realizó A.B.E en un vídeo que difundió en las redes donde muestra la “celda” convertida en “suite privada” con comodidades y lujos que no tienen otros reclusos y que argumenta le permite la dirección, el maestro en Derecho Sabido Santana explicó que existe un lineamiento internacional establecido en las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de Reclusos, que señala que todas las personas en reclusión deben ser tratadas sin distinción alguna. Estar en una penitenciaría es un castigo por una conducta cometida, y si bien las personas en reclusión tienen derechos y deben ser respetados, tampoco deben gozar de privilegios o comodidades particulares.

El ombudsman opinó que ninguna persona que se encuentra recluida debe tener o contar con algún privilegio en razón a la demás comunidad penitenciaria, ya que las reglas que se aplican en los centros deben ser de manera imparcial sin discriminar a ninguna persona que se encuentre interna, tal y como se desprende de la Observación preliminar primera con relación a la Regla 42 de las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de Reclusos.

Y citó textual: “Observación Preliminar 1. El objeto de las reglas siguientes no es de describir en forma detallada un sistema penitenciario modelo, sino

únicamente establecer, inspirándose en conceptos generalmente admitidos en nuestro tiempo y en los elementos esenciales de los sistemas contemporáneos más adecuados, los principios y las reglas de una buena organización penitenciaria y de la práctica relativa al tratamiento de los reclusos.

Regla 2

1) Las presentes reglas se aplicarán de forma imparcial. No habrá discriminación por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión

política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, fortuna, nacimiento o cualquier otra situación. Deberán respetarse las creencias

religiosas y preceptos morales de los reclusos.

2) Con el propósito de aplicar el principio de no discriminación, las administraciones penitenciarias tendrán en cuenta las necesidades

individuales de los reclusos, en particular de las categorías más vulnerables en el contexto penitenciario. Se deberán adoptar medidas de

protección y promoción de los derechos de los reclusos con necesidades especiales, y dichas medidas no se considerarán discriminatorias.

Regla 42

Las condiciones de vida generales a las que se hace referencia en las presentes reglas, incluidas las relativas a la iluminación, la ventilación,

la climatización, el saneamiento, la nutrición, el agua potable, el acceso al aire libre y el ejercicio físico, la higiene personal, la atención de la

salud y un espacio personal suficiente, se aplicarán a todos los reclusos sin excepción.

Regla 105

En todos los establecimientos penitenciarios se organizarán actividades recreativas y culturales que favorezcan el bienestar físico y mental de los

reclusos.

Sobre la posesión de aparatos eléctricos, el ombusdman reiteró que todos los módulos deben contar con patio y comedor; los dormitorios, contarán con

ventilación, iluminación, agua, baño, cama, colchoneta y una repisa, a efecto de que guarden sus artículos personales, tal y como lo dispone el

párrafo tercero del artículo 49 del Reglamento Interno de los Centros de Reinserción Social del Estado de Yucatán. Sin embargo, los artículos 57 y 82

del mismo ordenamiento legal en cita, prohíben la introducción y posesión de celulares o cualquier otro dispositivo de comunicación, respectivamente.

Reglamento Interno de los Centros de Reinserción Social del Estado de Yucatán

“Artículo 49. Los dormitorios únicamente podrán ser ocupados por una sola persona interna cuando se encuentre en riesgo su seguridad o su salud, o la

del resto de la población. La persona interna, al extinguirse la causal que motivó la ocupación individual de un dormitorio, será transferida al área

que ocupaba con anterioridad o al área que determine el Consejo Técnico, de acuerdo al resultado de los estudios que realicen las coordinaciones

técnicas del Centro.

Todos los módulos tendrán patio y comedor; los dormitorios, contarán con ventilación, iluminación, agua, baño, cama, colchoneta y una repisa, a

efecto de que guarden sus artículos personales.

Artículo 57. Se prohíbe introducir al Centro teléfonos celulares y cualquier otro dispositivo de comunicación, así como el uso y posesión de estos

aparatos por parte de las personas internas. Se exceptúa de lo dispuesto en el párrafo anterior al personal del Centro, siempre que, por la naturaleza

de sus funciones, requiera de su uso, lo haga del conocimiento de la Dirección y sea previamente autorizado.

De los objetos prohibidos

Artículo 82. No se permitirá que las personas internas posean:

[I…, II…]

III. Teléfonos celulares;

[IV…, V…, VI…, VII…, VIII…, X…]

X. Aparatos eléctricos;”

Sabido Santana dijo que no es conveniente que las personas en reclusión con problemas mentales convivan con las que no tienen esta condición, es por

ello en el centro de reclusión debe contar con un servicio de atención sanitaria encargado de evaluar, promover, proteger y mejorar la salud física

y mental de los reclusos, en particular de los que tengan necesidades sanitarias especiales o problemas de salud que dificulten su reeducación,

tal y como lo dispone el artículo 26 el Reglamento Interno de los Centros de Reinserción Social del Estado de Yucatán, así como también contar con áreas

específicas para darle tratamiento especializado que requiera el recluido que requiere algún tratamiento por alguna enfermedad o afección de salud,

tal y como lo dispone Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de Reclusos.

Señaló que el Artículo 26 del reglamento interno de los Ceresos dice. El Coordinador de Psiquiatría tendrá las siguientes facultades y obligaciones:

I. Elaborar estudios clínicos a las personas internas con padecimientos o enfermedades mentales;

II. Desarrollar programas de prevención, evaluación, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación para las personas internas con trastornos

mentales;

III. Organizar cursos de salud, autoestima, atención psiquiátrica especializada y personalizada para las personas internas;

IV. Implementar terapias o cursos ocupacionales para las personas internas;

V. Promover la asistencia y participación de las personas internas con enfermedades mentales a eventos de cine, teatro, poesía, canto o cualquier

otro de índole cultural;

VI. Coordinar programas de tratamiento psiquiátrico para las personas internas con Instituciones de Salud;

VII. Proporcionar atención psiquiátrica a las personas internas y a los familiares de las mismas, cuando se requiera, con la finalidad de obtener

una mejor Reinserción Social a su egreso del Centro, y VIII. Las demás previstas en este Reglamento y en otras disposiciones

legales aplicables.”

Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de Reclusos

“Regla 25

1. Todo establecimiento penitenciario contará con un servicio de atención sanitaria encargado de evaluar, promover, proteger y mejorar la salud física

y mental de los reclusos, en particular de los que tengan necesidades sanitarias especiales o problemas de salud que dificulten su reeducación.

2. El servicio de atención sanitaria constará de un equipo interdisciplinario con suficiente personal calificado que actúe con plena

independencia clínica y posea suficientes conocimientos especializados en psicología y psiquiatría. Todo recluso tendrá acceso a los servicios de un

dentista calificado.

B. Reclusos con discapacidades o enfermedades mentales Regla 109

1. No deberán permanecer en prisión las personas a quienes no se considere penalmente responsables o a quienes se diagnostique una discapacidad o

enfermedad mental grave, cuyo estado pudiera agravarse en prisión, y se procurará trasladar a esas personas a centros de salud mental lo antes

posible.

2. En caso necesario, otros reclusos con discapacidades o enfermedades mentales podrán ser observados y tratados en centros especializados bajo la

supervisión de profesionales de la salud competentes.

3. El servicio de atención sanitaria proporcionará tratamiento psiquiátrico a todos los demás reclusos que lo necesiten.

El interno A.B.E. mostró en un vídeo que su “celda” está equipada con aire acondicionado, televisión de pantalla plana, alfombra, luces navideñas, decoración especial, muebles de madera y otros lujos que no tienen todos los internos, y aseguró que todo eso que tiene es con permiso de la dirección.

A proceso

Anteayer la Jueza del Primer Distrito Judicial del Sistema Penal Acusatorio y Oral, Blanca Beatriz Bonilla González, le dictó auto de apertura a juicio oral por los delitos de ataques peligrosos contra servidor público; daño en propiedad ajena contra servidor público; contra la salud en su modalidad de narcomenudeo en su variante de posesión con fines de suministro del narcótico denominado cannabis o mariguana y ataques a las vías de comunicación, por hechos ocurridos en enero de 2019 en esta ciudad. El acusado intentó recuperar su libertad con varios recursos, que finalmente no prosperaron.— Joaquín Chan Caamal.

De acuerdo con el artículo 334 del Código Nacional de Procedimientos Penales (CNPP), el objeto de la etapa intermedia es el ofrecimiento y admisión de los medios de prueba, así como la depuración de los hechos controvertidos que serán materia de un juicio.

En la audiencia, los representantes de la Fiscalía Estatal formularon acusación de acuerdo con los siguientes hechos:

“Que el día 18 de enero del año 2019, aproximadamente a las 16:18 horas, el ahora imputado, encontrándose intoxicado con cannabis o mariguana, se encontraba conduciendo por las calles de la comisaría de Temozón de esta ciudad la camioneta Range Rover, tipo Evoque, color gris, lo anterior sin la diligencia y falta de cuidado debidos; al advertir lo anterior, tres agentes policiacos, quienes se encontraban de vigilancia en dicha comisaría a bordo de una unidad oficial, solicitaron al hoy imputado detuviera la marcha de su camioneta, haciendo éste caso omiso; sin embargo, más adelante detuvo la marcha de su vehículo, por lo que la unidad oficial se estacionó y al bajar uno de los policías, también se bajó el conductor del otro automotor y lo sorprendió, pues teniendo un arma de fuego, disparó en diversas ocasiones en su contra con la intención de privarlo de la vida, no logrando lo anterior ya que el agente reaccionó de forma inmediata, para evitar la agresión.

Posteriormente el ahora imputado intentó darse a la fuga con su camioneta, lo que fue impedido por los agentes, quienes se percataron de que poseía en el interior de su vehículo el narcótico denominado cannabis o marihuana, en una cantidad total de dos mil novecientos setenta gramos, con cuatrocientos miligramos, que fue determinada así por personal del servicio químico forense de la Fiscalía, lo anterior con la finalidad de suministrarlo gratuitamente, sin contar con permiso de la autoridad sanitaria correspondiente.”

En la audiencia, los representantes de la Fiscalía Estatal, la defensa y el asesor jurídico, debatieron acerca de los medios de prueba que serán desahogados en el juicio oral. La Juez Bonilla González admitió las pruebas testimoniales, periciales y documentales tanto de la Fiscalía como de la Defensa.

Después del debate correspondiente y de la admisión de los medios de prueba, la Jueza de control dictó auto de apertura de juicio oral, mismo que se enviará dentro del término legal, al Tribunal de enjuiciamiento a efecto de que emita el auto de radicación donde se dará a conocer la fecha en la que se realizará la audiencia de juicio oral.

Cabe mencionar que en audiencia el imputado solicitó la modificación de la medida cautelar de prisión preventiva que tiene impuesta, sin embargo, la Juez no accedió a dicha petición pues consideró que no han cambiado de manera objetiva las condiciones que justificaron la imposición de esta medida.

(Unidad de Comunicación Social y Protocolo del Poder Judicial del Estado de Yucatán / Comunicado No. UCSYP/127/MAY/2020/SAMR/MFMM)

“No se equivoque”, exige el PRI a Vila

Eliminar Fidecine es indignante, la queja de Del Toro