in

Tesoro para los cultivos

Los genes de las papayas silvestres presentan una mayor resistencia a climas extremos

Hay un gen para mejoramiento de papayas silvestres

Los genes de las plantas silvestres tienen mucho más capacidad para afrontar las altas temperaturas y los prolongados períodos de sequía que empiezan a registrarse con mayor frecuencia como consecuencia del cambio climático.

Jorge Santamaría Fernández, especialista del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), ha trabajado durante muchos años en el estudio de genes de diversas variedades de papaya y entrevistado por Notimex indicó que esa especie es un ejemplo claro de esa capacidad.

En una plática, en el marco del Seminario Regional 2019 en Latinoamérica del Food Security Center, que terminó ayer, dijo que los genes de las papayas silvestres muestran mayor resistencia a climas extremos que las que se cultivan de manera comercial.

Esa resistencia está relacionada con un gen denominado “Shine 1”, que trabaja de manera más intensa cuando la planta pasa por un estrés hídrico provocado por la falta de lluvias.

El gen puede hacer que una planta de papaya silvestre se recupere, crezca y florezca después de más de 28 días de no recibir agua, comentó el experto en la sala audiovisual del CICY.

Asimismo, precisó, genera una especie de ceras que permiten a la planta mantener sus hojas y recuperarse tras recibir agua, luego de 28 días y afrontar durante ese tiempo temperaturas de casi 50 grados.

También se han identificado genes que trabajan más cuando la planta es amenazada por algún parásito o plaga, el cual les permite hacerlas más resistentes, subrayó el investigador.

Ante ello, continuó, queda claro que los genes de las razas silvestres son una fuente muy útil para el mejoramiento genético de plantas de interés comercial o importantes para la seguridad alimentaria de cualquier país ante las amenazas del clima.

“La conservación de esos genes y el impuso al cultivo de variedades silvestres deben formar parte de una agenda científica y estratégica, tanto en México como en otros países, para contar con recursos y así mantener la producción alimentaria necesaria”, dijo Santamaría Fernández.

Esta teoría tiene no solo el respaldo de su trabajo, sino de otros investigadores mexicanos que han desarrollado sus propios estudios de genética de las plantas, algunos en colaboración con especialistas de otros países.

Investigaciones

El especialista del CICY Jorge Santamaría dio una plática sobre genética y papayas.

Gen “Shine 1”

En el caso específico de las papayas silvestres, dijo, este gen les permite ser mucho más fuertes a una enfermedad denominada antracnosis o chancro. Se trata de un síntoma de las plantas de zonas calurosas y húmedas, causada por un hongo que afecta la calidad de los frutos logrados.

Detienen a sujetos que transportaban lobos marinos en CDMX

Salvar al Isstey