in

Transporte para gente vulnerable

Usuarios suben a una combi del Circuito Enlace que brinda servicio a adultos mayores

Reanudan en el Centro el servicio Circuito Enlace

La reanudación del servicio de transporte gratuito Circuito Enlace fue con bajísima ocupación en sus 10 unidades porque los usuarios en condiciones vulnerables desconocen que el Ayuntamiento de Mérida lo reactivó desde ayer.

La unidad amarilla que llegó a las 10:58 de la mañana al paradero Circuito Enlace que está frente a las oficinas del DIF Municipal, ubicado en la calle 64 entre 67 y 65, junto a la iglesia de la Candelaria, solo transportó a dos personas que bajaron en este punto y allí mismo subió una pasajera nada más.

La otra unidad, la número 1 que llegó a las 11:05 no trajo ni subió a algún pasajero y la número 3 que llegó al mismo paradero a las 11:15 también llegó y partió vacía. Lo mismo se vio en los paraderos del parque Hidalgo y La Mejorada.

“No hay gente”, reportó el guardaparque que ayuda a subir y bajar a los pasajeros vulnerables, como personas de la tercera edad, con alguna discapacidad o mujeres embarazadas.

Desde el domingo

El joven que promocionaba con una paleta de cartón con el nombre de Circuito Enlace en el paradero del DIF Municipal informó que esta ruta Circuito Enlace se suspendió por la pandemia y apenas el domingo la reactivó el alcalde Renán Barrera para acercar a personas vulnerables a los paraderos reubicados fuera de la cercanía de la Plaza Grande.

Es que así, cree que la gente desconoce que ya están de servicio de nuevo la ruta Circuito Enlace y por ello no lo usa. Sin embargo, cuando se enteren los usuarios, las camionetas amarillas tipo Van irán llenos a la capacidad permitida, máximo 10 personas, para el respeto a la sana distancia dentro del vehículo.

La única pasajera que subió en el paradero del DIF Municipal en los tres viajes que presencio el reportero, Verónica Aguilar Pool, informó que ella es usuaria permanente de Circuito Enlace y se enteró que ya funciona de nuevo en un noticiero de radio de la mañana. Usa este servicio cuando viene del sur de la ciudad para alguna consulta médica en el IMSS o cuando va al mercado San Benito o al Lucas de Gálvez.—Joaquín Chan Caamal

Otras dos mujeres de la tercera edad que fortuitamente se enteraron de este servicio gratuito del Ayuntamiento de Mérida, Patricia Barredo y María del Carmen Torres, comentaron que desconocían este servicio gratuito que tiene paraderos en los cuatro puntos cardinales en los alrededores de la Plaza Grande y que es una buena opción para no caminar tantas cuadras para ir a los nuevos paraderos del transporte urbano.

“De haberlo sabido, no caminamos tanto para llegar al mercado ni para ir al paradero (de Mulsay-Juan Pablo II) que está en la calle 72”, señaló Patricia Barredo mientras tomaba un descanso en un escalón de una casona abandonada en la calle 64.

Circuito Enlace Mérida tiene dos rutas: Norte-Sur que tiene paradas en el parque Santa Lucía, calle 59 con 54, El faraón, San Benito, DIF Municipal y

Clínica del IMSS de la calle 64 con 59. La ruta Oriente-Poniente tiene paradas en la calle 68 con 61, Parque Hidalgo, parque La Mejorada, parque

Eulogio Rosado y calle 62 con 65. Los paraderos de Circuito Enlace están ubicados en los linderos de las nuevas zonas de ascenso y descenso

dispuestos por el Plan de Mejora de la Vialidad del Centro Histórico.

Por otro lado, la Policía Municipal de Mérida sigue firme con la aplicación de infracciones para conductores que invadan las zonas preferentes del

transporte público. En su recorrido de vigilancia por los paraderos de autobuses vieron que en un tramo de la calle 71 entre 50 y 52, donde paran

los autobuses de las rutas del sur de la ciudad, cuatro automóviles particulares estaban estacionados en fila en franja amarilla de la calle.

Sin pensarlo, un agente descendió de la patrulla municipal y llenó las boletas de infracción para cada uno de los autos, Toyota placas ZCH-615-B,

Aveo YXJ-057-C, Nissan YXE-001-C y Ford, YZP-367-B, cuyos conductores estaban ausentes.

De un vistazo

Servicio

Otras dos mujeres de la tercera edad que fortuitamente se enteraron de este servicio, Patricia Barredo y María del Carmen Torres, comentaron que desconocían que tiene paraderos en los cuatro puntos cardinales. “De haberlo sabido, no caminamos tanto para llegar al mercado ni para ir al paradero (de Mulsay-Juan Pablo II) que está en la calle 72”, señaló Patricia Barredo.

Limpieza en Chichén Itzá para la reapertura