in

Tres líderes de partidos locales opinan de AMLO

Una vista de los participantes que se reunieron en el festejo del presidente Andrés Manuel López Obrador por un año de su triunfo electoral

Claroscuros del triunfo

El lunes 1 de julio se cumplió el primer año del triunfo de Andrés Manuel López Obrador como presidente del país; dos partidos locales opinan que hace un trabajo positivo, con pendientes por cumplir por el corto plazo de su gestión, y uno de plano considera que su desempeño es negativo, sin orden, ni trasparencia ni planeación.

El Diario formuló las siguientes preguntas a los presidentes estatales del PAN, Asís Cano Cetina; de Morena, Mario Mex Albornoz; y del PRI, Francisco Torres Rivas: 1) ¿Cuál es el balance sobre el primer año de la elección de AMLO? 2) ¿Qué ha cumplido y qué no ha cumplido? 3) ¿Cómo ve la situación del país en comparación con el año anterior? 4) ¿Qué espera de él? 5) ¿Cómo ve su trabajo en temas de seguridad, economía y migración? Según el orden en que respondieron, esto opinaron:

Torres Rivas:

1) Desafortunadamente, negativo; de las promesas de campaña por las que la sociedad votó prácticamente todas ha incumplido. Decisión tras decisión hemos comprobado que todo ha caído en la demagogia, en la destrucción de instituciones y en la terquedad de no reconocer los problemas que afectan a todos. A diario somos testigos de manifestaciones de decepción de mucha gente que lo apoyaba de manera incondicional y de señales de alerta en indicadores o evaluaciones que evidencian las malas decisiones y el rumbo incierto que lleva el país.

2) Prácticamente, en nada trascendente ha cumplido. México atraviesa un creciente clima de inseguridad. En diferentes partes del país se han recrudecido los homicidios, en otros los secuestros; en Yucatán, los robos a casa habitación. Sabemos que estas condiciones no se resuelven en pocos meses, pero esa fue la promesa; las obras de infraestructura no existen y de las que habló siguen siendo promesas o causando polémica por falta de planeación, estudios y demás requisitos de cualquier proyecto serio.

3) Estamos en una situación delicada, incierta, con un desarrollo estancado o atrapado en la falta de capacidad y orden de las finanzas públicas; con una total opacidad en el manejo de los recursos públicos y una sociedad enfrentada por un discurso que incita permanentemente a ese encono.

4) El pronóstico generalizado es negativo; deseamos que recapacite en muchas decisiones que ha tomado, como la cancelación de obras y proyectos necesarios para el desarrollo del país o la reactivación de programas sociales con orden, transparencia y reglas de operación. Un ejemplo a la mano es la terquedad de no reconocer que el problema del sargazo no sólo afecta a Quintana Roo, sino a múltiples empresas y trabajadores yucatecos que dependen de la actividad turística.

5) No hay orden, ni planeación, ni transparencia. Nos preocupa el rumbo que están tomando todos los indicadores, como la generación de empleo y crecimiento del PIB, que son negativos. En Yucatán exigimos que se resuelva el tema de la emergencia energética que puede comprometer la economía del estado. Estaremos atentos a que las obras que se iniciaron y gestionaron en la administración anterior se concluyan exitosamente. En materia de migración, preocupa que se utilice la fuerza para detener a centroamericanos indefensos y se fortalezca un sentimiento de odio a los inmigrantes.

En general, vemos cómo todas las decisiones, o la gran mayoría, parecen obedecer a un capricho, a la terquedad de una persona y no al trabajo conjunto o suma de voluntades, que permitan defender los intereses de México, su economía, su desarrollo y sobre todo, a su gente. Todos queremos que le vaya bien a México, pero pareciera que el presidente, simplemente “tiene otros datos”.

Mex Albornoz:

1) Nos parece positivo. El presidente apenas fue electo se puso a trabajar en una agenda y antes de que tomara posesión organizó su equipo de trabajo y cabildeó, no perdió el tiempo. A un año de su elección vemos que el balance desde la perspectiva en Yucatán es bueno. Se ha avanzado mucho en apenas un año y aún está presente que tuvo una de las victorias electorales más contundentes y claras en la historia del país.

2) Ha cumplido bastante las promesas y planteamientos de campaña, sobre todo lo que para él es un eje fundamental, como son los programas sociales Jóvenes construyendo el futuro, capacitación para jóvenes aprendices, las tres universidades para estudiantes de escasos recursos, becas, pensión universal de adultos mayores, pensión para personas con discapacidad, plantación de árboles frutales, créditos a la palabra. Ya son un hecho esos programas con lo que el presidente cumple su palabra. Nos llena de satisfacción y eso impulsa para que los funcionarios estén a la altura del trabajo del presidente.

3) México se ve mejor, con mayor esperanza, ya que ha empezado la aplicación de los programas sociales y la gente tiene estos recursos porque le llega directo el apoyo, sin clientelismos como hicieron el PRI y el PAN, y los grupos de choque como Antorcha Campesina, que ya no lucra ni tiene el control de esos recursos en beneficio de los partidos con los que estaba vinculado. Ahora, con la tarjeta del bienestar, es una situación muy diferente al que había en los gobiernos federales del PRI y del PAN. Ellos solo le daban apoyos a sus allegados o quienes votaron por esos partidos, ahora eso no existe.

Con el solo el hecho de que llegue directo el apoyo al beneficiario ya es un cambio, un combate a la corrupción, aunque no sea culpa de AMLO sino de los gobiernos que estuvieron por décadas. Se acabaron los altos sueldos y privilegios en el gobierno, eso es un cambio positivo. Todos esos cambios que hace el presidente se reflejan en su imagen de honesto, honrado y es bien visto por los mexicanos. En comparación con lo que ocurría antes, hay un gran cambio, la gente sabe y ve que el presidente está en constante comunicación con la población de a pie y eso es muy significativo.

4) En Morena todos esperamos que siga siendo un presidente abierto a la población, sensible a las causas de la gente, trabajador, honrado y que no permita que funcionarios arribistas, elementos del viejo régimen se cuelen en su administración y pongan en jaque los proyectos de la 4T, eso esperamos. Que siga trabajando por el bien de la población como lo está haciendo, que haga todo para dejar atrás la larga noche del neoliberalismo.

5) En seguridad, economía y migración hay que reconocer que la herencia de los gobiernos de Fox, Calderón y Peña Nieto es complicada. Siguen presentándose temas graves de inseguridad en Quintana Roo, allá hay que poner a chambear a los alcaldes y gobiernos para que se sumen a la estrategia de seguridad del gobierno federal. El tema de la Guardia Nacional es polémico, pero no le queda más alternativa al ver la terrible crisis de inseguridad que dejaron los anteriores gobiernos. Ya se están mejorando las condiciones de la población con los programas sociales. Como dice el presidente, no se puede combatir el fuego con el fuego, hay que atender las causas sociales que generan la inseguridad y eso es lo que hacen los programas sociales al dar trabajo, salud y educación a la gente, y no prolongando la incorrecta y lamentable guerra contra el narco, como propició Felipe Calderón.

Hay que reconocer que en economía la actual relación con Estados Unidos nos muestra que tenemos víncu-los muy estrechos y depende de lo que se haga allá. La economía mexicana esta entrelazada con Estados Unidos y es un factor que hay que tomar en consideración, no somos autosuficientes en alimentos para que dependamos menos del extranjero y de Estados Unidos.

Migración es un tema que requiere la cooperación entre México y Estados Unidos; se destinan apoyos a Centroamérica para atender y ayudar a esos países, tiene que darse como se le está ayudando a la población de México, con programas sociales, estímulos al trabajo y la educación. En ese sentido, seguro habrá buena relación con Centroamérica y esperemos que mejore con Estados Unidos, pero no se ve la voluntad del lado de Trump.

Cano Cetina:

1) Es muy pronto para sacar conclusionesasertivas o, pero podemos hablar de un desempeño que genera opiniones a favor y en contra, pues por un lado se difunde el tema de la austeridad en su gobierno, pero por el otro hay recortes en programas asistenciales y claroscuros en torno a las reglas de operación.

2) Como dijimos antes, aunque ya pasó un año de la jornada electoral, aún faltan cinco meses para completar el primer año de gobierno, de modo que hablar de acciones cumplidas es prematuro aún. Pero hay ciertos signos positivos, como la relación cordial del presidente con nuestro gobernador Mauricio Vila, la cual, en un marco de respeto, institucionalidad y coordinación, ha traído algunas deferencias al estado, como ser sede de la estación central del proyecto del Tren Maya; el apoyo a la inversión en infraestructura portuaria y la promoción turística. Desde el principio ha habido identificación con la política de austeridad y la política social de ambos gobiernos para abatir la pobreza y la desigualdad, y un ejemplo exitoso ha sido el apoyo del presidente al programa de vivienda anunciado hace unos días, en el que se invertirán $900 millones de manera tripartita. ¿Qué no ha cumplido? Un año es muy pronto para llevar al cabo reformas estructurales en el país. En su campaña habló de bajar los precios de las gasolinas, tal vez ese sea un pendiente que lleve más tiempo de lo esperado.

3) Como dijimos antes, es muy pronto para hacer comparaciones.

4) Esperamos que no se alimente más el discurso de división entre los mexicanos y que se dé paso al cumplimiento de los compromisos con la sociedad, como la disminución en el precio de la gasolina, garantizar el abasto energético y que en el marco de una economía globalizada se entienda que es indispensable que México se abra al mundo para atraer mayor inversión extranjera que genere más empleos y mejor pagados, como ya está sucediendo en Yucatán.

5) En el tema de seguridad, es indiscutible que hay una percepción generalizada del aumento de la violencia en zonas muy focalizadas; en el caso de Yucatán donde tenemos altos niveles de seguridad, estos resultados son producto de estrategias y esfuerzos de autoridades locales y de la participación de la sociedad. En cuanto a la economía, lo repetimos, en el marco de una economía globalizada la toma de decisiones y la planeación son fundamentales para el crecimiento y el desarrollo. Para el caso del tema migratorio, el trabajo ha sido errático; por presiones se abandonó una estrategia y ahora se ha querido avanzar, pero tal vez pase mucho tiempo para ver resultados.— Joaquín Chan C.

Presidencia

A un año del triunfo de López Obrador

Más de las respuestas de dos de los tres entrevistados en relación con triunfo de AMLO.

Esperanza

Para Francisco Torres Rivas, es importante que el presidente Andrés Manuel López Obrador recapacite en muchas decisiones que ha tomado, como la cancelación de obras y proyectos necesarios para el desarrollo del país o la reactivación de programas sociales con orden, transparencia y reglas de operación.

Capricho

Además, dice que, en general, todas las decisiones, o la gran mayoría, parecen obedecer a un capricho, a la terquedad de una persona y no al trabajo conjunto o suma de voluntades, que permitan defender los intereses de México, su economía, su desarrollo y sobre todo, a su gente. Todos queremos que le vaya bien a México, pero pareciera que el presidente, simplemente “tiene otros datos”.

Sin clientelismo

Para Mario Mex Albornoz, la gente tiene recursos porque le llega directo el apoyo, sin clientelismos, como hicieron el PRI, el PAN y grupos de choque, como Antorcha Campesina, que ya no lucra ni tiene el control de esos recursos en beneficio de los partidos con los que estaba vinculado.

Cambio

Ahora, con la tarjeta del bienestar es una situación muy diferente a la que había en los gobiernos federales del PRI y el PAN. Ellos solo le daban apoyos a sus allegados, a quienes votaron por ellos, ahora eso no existe. Con el solo hecho de que llegue directo al beneficiario ya es un cambio.

Cartón de Tony: El aura del santo