in

Un barco cubrirá la ruta carguera Veracruz-Progreso

Alberto Montemayor Lozano

Confirman un servicio

Alberto Montemayor Lozano, director Comercial y de Desarrollo de Negocios de la naviera Baja Ferries, informó ayer a socios de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) que el transbordador de tractocamiones empezará a cubrir la ruta marítima Veracruz-Progreso en el primer trimestre de 2020.

Admite que ve un poco difícil que las operaciones del ferry de esta empresa se inicien en ese período de ese año porque falta alguna infraestructura en el puerto de Progreso, pero ya trabajan en las obras faltantes para que se dé el servicio de cabotaje entre ambos puertos del Golfo de México en 2020.

No solo confirmó que la naviera Baja Ferries operará la ruta Veracruz-Progreso, sino que anticipó que es un proyecto muy ambicioso porque a futuro pretenden tener dos barcos para que haya salidas más frecuentes, al menos cuatro a la semana o uno diario.

De momento comenzarán con un barco con capacidad de transportar 180 tractocamiones con carga y un número reducido de pasajeros porque la prioridad de este transporte marítimo es sin duda la movilización de carga para la Península de Yucatán.

Reveló que el año pasado la naviera realizó un estudio para obtener información sobre el mercado de carga, entrevistaron a los posibles usuarios, visitaron a las autoridades y grande fue la sorpresa de que la Península tiene un mercado grande y dinámico, las autoridades están abiertas a apoyar este proyecto marítimo y el cliente dejó en claro que no requiere exclusivamente del servicio de transporte marítimo, sino que necesita un servicio integral de puerta a puerta. Para dar este servicio que demanda el mercado de carga, necesitan la conjunción de varios tipos de transporte como el terrestre, ferroviario y marítimo. Entonces aplicarán el sistema que da buenos resultados en Baja California Sur: la primera milla es el transporte por carretera, el trayecto largo es por ferrocarril o barco, y la entrega final es por carretera.

“Tenemos que romper el paradigma de que en el transporte hay competencia, tenemos que aprender que somos un complemento y el reto es enorme porque tenemos que generar sinergias y oportunidades entre los diversos sectores del transporte”, señaló. “Hay que unirnos todos para trabajar en este ambicioso proyecto, pareciera que se alinean los astros para que esta ruta de Veracruz a Progreso funcione y sea rentable. No venimos para invadir su territorio de trabajo, no estamos en Veracruz por accidente, hicimos un estudio de por qué deberíamos de estar en Veracruz y no en Tuxpan ni Altamira. De momento la ruta planeada es con salida del puerto de Veracruz y destino a Progreso, pero no descartamos que en un futuro se incorporen otros puertos que están en el trayecto.

“El servicio de ferry está planeado para puerto Progreso, no le podemos dar vuelta a la Península para llegar primero a Quintana Roo, tenemos que hacerlo desde Progreso, además, los centros de distribución están en Mérida y de aquí se distribuye a toda la península”, recalcó Montemayor Lozano durante la reunión que sostuvo con los transportistas en el Fiesta Americana.

Dijo que la naviera mexicana tiene el servicio de transbordadores de carga y pasaje que une a Sinaloa con Baja California Sur y en 15 años de operación pasaron de ser una empresa naviera a ser una empresa de logística integral, como marca la globalización.— Joaquín Chan Caamal

Hay muchos cambios en el mercado de carga que exigen actualizar los esquemas logísticos y eso ocasiona una sinergia con otras empresas de transporte carretero y de ferrocarril. Ahora, después de una negociación de cuatro años, tienen como socio a Ferromex y con compañías de transporte de carga para que den un servicio multimodal como es la tendencia de los países de primer mundo. Ese mismo esquema camión-ferrocarril-barco-camión es el que pretenden aplicar en la Península de Yucatán.

Descartó que la implementación del ferry sea por la inseguridad en las carreteras, aunque es un valor agregado para los usuarios porque es más seguro el transporte marítimo que el terrestre.

“No llegamos para solventar una crisis de seguridad o para atender un desastre natural como se ha llegado a pensar”, explicó. “El negocio tiene que ser sustentable, tiene que tener una oferta de valor para el usuario fundamentado en tiempo y economía. Claro que es mejor para el uso del parque vehicular, es mejor para el capital humano como son los operadores y seguirá creciendo la demanda de transporte”.

Recordó que México está entre las 15 economías más grandes del mundo y si el país ya está cerca de los países muy desarrollados, deben aplicar el sistema de transporte que usan con éxito: las largas distancias se cubren con el servicio de trenes o barcos y las primeras o últimas millas con transporte terrestre.

La creación de la ruta Veracruz-Progreso es porque la naviera compró recientemente un barco transbordador moderno, que costó 30 millones de euros, para su ruta de Baja California Sur a Sinaloa y el barco que cubría ese trayecto se pasará a esta nueva ruta.

La nave portará la bandera mexicana y tendrá una tripulación de 30 personas altamente capacitadas que tendrán buenos salarios. Todavía no tienen una cartera de clientes en la Península de Yucatán, pero cuando presenten el plan de costos y tiempos está seguro de que el ferry será rentable. Además, muchos de los transportistas con los que tienen tratos comerciales en la otra península traen mercancía a esta región de Yucatán.

Leones sigue en la cima de la Sur tras su victoria

Cartón de Tony: Cuando la fortuna sonríe