in

Un caso de suicidio cada 34 horas en Yucatán

Autoridades aseguraron la casa donde un joven que se quitó la vida.

Son más los que se quitan la vida, que los asesinados

De acuerdo con registros realizados por Grupo Megamedia, Yucatán ha acumulado al menos 168 suicidios entre los primeros seis meses del año en curso y 28 días de julio.

El primer semestre ha resultado tan fatídico que las autoridades tomaron conocimiento de un caso fatal cada 34 horas. Es decir, casi un suicidio al día.

Este índice de muertes autoinfligidas contrasta con el de los homicidios dolosos y culposos en Yucatán.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, hasta junio se habían registrado 103 homicidios en el Estado —82 culposos y 21 dolosos—. En ese mismo periodo se tuvo la cifra de 140 suicidios.

Es decir, las muertes autoinfligidas casi duplicaron a los homicidios culposos y fueron casi seis veces mayores que los fallecimientos en hechos dolosos.

De 2016 hasta mayo pasado se habían contabilizado 1,273 suicidios y en el mismo período un total de 328 homicidios. Esto implica que, tomando en cuenta los reportes de las autoridades federales, en los últimos seis años por cada homicidio cometido en Yucatán se registraron cuatro suicidios.

Desde que se estableció la Ley de Salud Mental en Yucatán en 2018 se han registrado 925 suicidios, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, lo cual muestra una tasa sostenida de muertes autoinfligidas por arriba de los 200 hechos al año, con una tendencia al alza.

Además, el primer semestre de 2021 ha sido el más letal de los últimos siete años. Las cifras oficiales han mostrado un aumento del número de personas que decidieron terminar con sus vidas desde 2015, con ligeras variaciones en 2019 y 2020.

Solo 2018 se acerca a la negra cifra de suicidios del primer semestre de este año, pues en el mismo período se tuvo cuenta de 133 muertes de este tipo. En 2020 hubo 98 fallecimientos; en 2019, 119; en 2017, 102; en 2016, 111, y en 2015, 83 decesos.

“Solo” 16 en junio

Hasta ahora junio figura como el mes con menos muertes, con 16, dos casos menos que en el mismo período del año pasado.

El más trágico fue mayo con 31 muertes. Le siguieron marzo, con 28; abril, con 26; enero, con 20, y febrero, con 19. En los 28 días que van de julio han habido 28 suicidios, o sea, uno por cada día.

En estos sucesos trágicos, los hombres aún lideran la estadística con 84 por ciento del total de muertes, es decir, 142 hechos. Las mujeres suman el porcentaje restante con 26 decesos.

Lo anterior se traduce en una relación cinco a uno, en la que por cada cinco hombres que se quitan la vida, una mujer hace lo propio. Estas cifras se han mantenido desde hace más de una década, como hemos informado con anterioridad.

Por municipios

En cuanto a la ubicación geográfica, Mérida encabeza a los municipios detectados como "focos rojos" debido a los registros de suicidios. Le siguen Kanasín, Valladolid, Umán y Hunucmá.

Otros municipios con con más de un caso registrado son Kinchil, Progreso, Izamal y Oxkutzcab.

Mérida, Umán y Kanasín concentran 99 decesos del total de muertes, es decir, el 58 por ciento. Los 67 casos restantes, el 42 por ciento, se encuentran repartidos en otros 39 municipios. O sea, al menos 38 localidades del Estado se ha hecho presente el flagelo del suicidio.

En cuanto al método de atentar contra la vida, el más recurrente sigue siendo el ahorcamiento. Nuestros archivos muestran que en el 96 por ciento de las muertes se debió a asfixia mecánica por suspensión. El restante 4% empleó la intoxicación por sustancias, disparos de arma de fuego o se inmolaron con fuego, como ocurrió en Tizimín y Mérida.

Además, tres de los suicidios tuvieron lugar al amparo de las autoridades, ya que tres hombres se privaron de la vida cuando estaban en custodia de policías en Mérida y en cárceles de Tekal de Venegas y Dzilam González, en abril, enero y mayo, respectivamente.

Actualmente, Yucatán tiene una tasa de suicidios de 7.2 por cada 100,000 habitantes y con cinco meses por delante se acerca cada vez al índice de 10.6 casos por cada 100,000 habitantes que se tuvo en 2018 y que posicionó a Yucatán como el primer estado con mayor tasa de muertes autoinfligidas, cuando la media nacional era de 5.4, cifra que también se ha rebasado este año.— DANIEL VALDEZ CETZ

”Miedo, solo a mi mamá”

Cartón de Tony: Odiálogo circular