in ,

"Un hermano en el cementerio": Visita a un "carnal" en el Día de Muertos

Foto: Carlos de La Cruz

MÉRIDA.- Alan Jesús Ortiz Pacheco llegó en la mañana de hoy al Cementerio General de Mérida con su esposa para visitar la tumba de su hermano Irving Alberto, fallecido en un accidente de motocicleta hace seis años.

Te puede interesar: El Covid reduce las visitas a cementerios de Mérida en Día de Muertos

Llevó varios ramos de coloridas flores que le costaron $400 y una veladora
para que alumbrara la tumba donde descansa los restos de su hermano querido, a quien no ha podido olvidar y cada semana, cada mes o día de muertos se lo recuerda.

Lo extraña

“Cada vez que vengo me trae bonitos recuerdos sobre mi infancia con él, para mi, después que él falleció ya no es igual la familia, nos hace falta”, señaló el joven vecino de la colonia Vicente Solís.

Dice que extraña mucho a su hermano, platicaba mucho con él y se llevaron muy bien, como verdaderos hermanos carnales y por ello siempre lo tiene presente en todo. “Lo tengo en mi corazón”, señaló. “Ya no estamos juntos, pero me cuida desde el cielo y siempre está conmigo”.

Era apenas un joven

Su hermano Irving Alberto Ortiz Pacheco tenía 25 años de edad cuando sufrió un accidente fatal: derrapó en su motocicleta y se estrelló contra un muro que le cortó la vida en unos minutos.

Cuando Alan Jesús llegó a la tumba, ubicada debajo de un frondoso árbol de naranja con muchos frutos, pasó sus manos sobre la bóveda para quitar las hojas secas y dijo: “hola carnal, ya vine. Papás no pudieron venir por la pandemia, pero se quedaron en casa a preparar pib para que comas”.

El joven lavó la lápida, desaguó los floreros rebosantes de agua de lluvia y
lodo, colocó las flores, prendió la veladora y oró en silencio en memoria de
su carnal inolvidable. Y antes de que se retirara, prometió que iría a
pintar la tumba que ya empezaba a resentir el paso del tiempo.

Visitas afectadas por el confinamiento

Antes de la pandemia del coronavirus, la familia completa iba los domingos al cementerio general para visitar y orar por el alma de Irving Alberto, pero desde que llegó esta enfermedad global, las visitas son más escasas por el confinamiento y las restricciones preventivas, pero en este Día de Muertos no podía suspender la visita donde reposa él.

Concierto de música barroca sorprenderá esta tarde de domingo