in , ,

Un intenso flujo de transeúntes

Un aspecto del tránsito vehicular en las calles del Centro. En la tercera jornada de la aplicación del Plan de Mejora de la Movilidad aún hay embotellamientos

Mucha gente aún no ubica dónde está su paradero

En el tercer día de aplicación del Plan de Mejora de la Movilidad para el Centro Histórico es innegable que todavía hay gente que desconoce los nuevos paraderos.

En un recorrido por las zonas de ascenso del Norte, Oriente, Poniente y Sur y el Centro se vio que los jóvenes de chaleco verde que tienen la misión de orientar a los usuarios del transporte público tenían largos períodos de tiempo sin atender a alguna persona, contrario a lo que ocurrió el domingo y anteayer lunes cuando en todo momento les pedían información.

Incluso, algunos integrantes de la brigada del chaleco verde tuvieron oportunidad de descansar sentados en sus bancas portátiles que llevaron o en algún espacio de los edificios o casonas.

Las lluvias vespertinas y nocturnas alteran el orden en las filas de usuarios que esperan el transporte público o caminan hacía su paradero porque, como es natural, buscan refugio para protegerse del agua o para evadir los charcos de agua en las calles inundadas, pero en las mañanas los usuarios y peatones no pasan estas malas experiencias de la vía pública.

En los recorridos por los paraderos durante la mañana se observó que las filas en las rutas del norte de la ciudad eran de 10 a 15 personas como máximo que esperaron el autobús en cada ruta y hubo momentos en que paraderos del Oriente y Poniente solo tuvieron dos o tres autobuses al mismo tiempo en las zonas de ascenso.

Esto es porque apenas suben los pasajeros, los autobuses salen hacia sus rutas en forma inmediata, ya no permanecen en el sitio con el motor en marcha en espera de pasaje. Además, las unidades y combis pueden viajar con todos sus asientos ocupados.

Calle 50

Ayer la Policía Municipal abrió al libre tránsito los carriles de la calle 50 lo que permitió fluidez al tránsito y palió las largas filas en calles alternas como la 44 y 46 que un día antes se atiborraron de vehículos, lo que hizo lento la circulación.

La gente ya camina, según se vio en el primer cuadro. Por todas las calles se vio peatones en movimiento, incluso, muchos se atrevieron a tener un momento de descanso en el pretil que rodea la Plaza Grande sin que fueran molestados por la Policía Municipal que vigila el cuadrante del plan de movilidad. De hecho, la presencia de los agentes policíacos en los paraderos, de inspectores de transporte y gente de chaleco verde permiten el orden en las filas y que las personas guarden la sana distancia, que ya se convierte en una cultura de prevención, al igual que el uso del cubrebocas.

El aumento de la movilidad peatonal y la apertura de comercios del Centro también activó a algunos vendedores ambulantes, como las chiapanecas que ingresan a la Plaza Grande con libertad, que siguen a las puertas del restaurante La Chaya Maya, a las palanganeras que ante la prohibición de ocupar un lugar en la vía pública por la pandemia, ahora caminan con un manojo de su mercancía que ofrecen a los peatones.

O los vendedores de cubrebocas que se instalaron a las puertas del supermercado Soriana de la calle 56, donde personas con discapacidad cantaban a viva voz y sin cubrebocas al paso de la gente, lo que es un evidente riesgo de contagio del virus.— Joaquín Chan Caamal

Sin duda, siguen las inconformidades por el cambio de ubicación de los paraderos, pero la inmensa mayoría de los usuarios del transporte público camina y halla su ruta, lo que es un signo de colaboración con este plan y el deseo de evitar los contagios de Covid-19, objetivo principal de este reordenamiento del transporte público.

Estrategia Más

Ayer fue la tercera jornada de aplicación del Plan de Mejora de la Movilidad para el Centro.

Embotellamientos

Hubo embotellamiento en la mayoría de las calles convertidas a un solo carril, pero fue más intenso en las que rodean los mercados Lucas de Gálvez y San Benito. Igual se vio larga fila de gente afuera del Banamex de la calle 56 con 59 que incluso casi ocupa la cuadra completa; en la zapatería Arthe, frente a la farmacia exComercio y en Coppel de la 58 entre 61 y 59.

Propuesta cívica para luchar contra la obesidad

Gana el simbolismo