in

Un mal “real y horrible”: sale de la etapa crítica del Covid conocido altruista

Antonio Osorio Vázquez

Antonio Osorio Vázquez, presidente del Centro de Formación Palestinos, narró la experiencia de su contagio de coronavirus Covid-19, al cual llamó una “enfermedad horrible y real”.

Según el médico particular que lo trata, ya salió de la etapa crítica y ahora cumple un confinamiento domiciliario de dos semanas en su domicilio para que quede completamente sano y retorne a sus actividades de ayuda social a los habitantes del sur profundo de la ciudad.

“Estoy preso en mi propia casa, pero lo prefiero, no me gustaría contagiar a nadie”, dijo en entrevista telefónica.

Durante la etapa de la pandemia repartió 1,490 despensas donadas por empresarios que apoyan su agrupación y el contacto con los vecinos, pese a que siempre usó cubrebocas y gel antibacterial, lo contagió.

Cuenta que a principios de julio sintió malestar, pero no le dio importancia por su ignorancia, su desconocimiento y por miedo. Sin embargo, el malestar aumentó y acudió a un médico que le recetó medicamentos, pero su salud no mejoró.

A los 8 días de los primeros síntomas ya le dolía los ojos y lo atribuyó al uso intenso del celular, pero no era eso. Luego sintió dolor de cabeza, sentía mucha hambre, pero no tenía apetito, lo que comía le parecía muy salado.

Le vino una tos seca hasta que le empezó a faltar el oxígeno. Pidió ayuda a su hijo y empezó el peregrinar para buscar lugar en un hospital público. Fue al Seguro Social, al O’Horán y otro más y no tenían cupo. Para ello, el Siglo XXI ya había abierto para aceptar a enfermos del Covid-19, pero no era fácil ingresar al lugar porque te debía canalizar algún hospital oficial. Con ayuda de sus conocidos consiguió un lugar en una clínica privada, allí le practicaron la prueba, dio positivo al Covid-19 y se internó 11 días.

Enfermedad real

“Es muy dura esta enfermedad, es muy real para quienes no lo creen todavía”, señaló. “Me dice el médico que hubo momentos en que desvarié, me falló la memoria y aluciné. Me acuerdo que veía soldados y hasta no recordaba a mi familia durante esta crisis de la enfermedad. Gracias a Dios el tratamiento funcionó y no hubo necesidad de que me intubaran, aunque me puse mal porque mi presión estaba alta. Fue una experiencia muy difícil y dura, ojalá este testimonio sirva para que la gente se cuide”, apunta.

Osorio Vázquez dice que el contagio del coronavirus es la etapa más difícil que ha vivido en cuestiones de salud y vio la desesperación y temor de intendentes, enfermeras, doctores y otro personal de salud que atienden a los enfermos de Covid-19. Para él, los trabajadores de salud son verdaderos héroes porque están al frente del combate de esta enfermedad, visten como astronautas, arriesgan a sus familias y ellos mismos, y por ello se les debe valorar.

“Hay que valorar a todo el personal médico que trabaja en las instituciones de salud, hay que valorar el trabajo del gobernador que también está al frente de las estrategias de prevención y control”, dijo. “En vez que critiquemos y ofendamos a las autoridades, hay que obedecer las disposiciones y sumarnos al trabajo de control del virus. Veo que el gobernador no se ha echado para atrás en materia de salud y está al frente igual como lo está el personal médico”.

“Si aportamos nuestra disciplina sanitaria, si cumpliéramos cabalmente con las recomendaciones de las autoridades ya estaríamos del otro lado”, reiteró. “No estamos obedeciendo las disposiciones sanitarias y protocolos preventivos. Me tocó ver en el sur de la ciudad largas filas para la compra de cervezas, veo que la gente no usa bien el cubrebocas, le vale gorro, veo que los choferes llenan los camiones urbanos y una de las fuentes de infecciones son los camiones de transporte colectivo”.

“Si hubiese desinfección antes de abordar un autobús, combi o taxi, si se vigila que la gente que entra al transporte colectivo se ponga gel antibacterial y use correctamente el cubrebocas y que guarde la sana distancia, el riesgo de contagio sería menor”, comenta.

Tres meses más

Osorio Vázquez todavía tiene resaca de tos seca, según se escuchó durante la plática telefónica, y asegura que el médico le informó que esta tos estará uno, dos o tres meses más hasta que desaparezca, pero ya no contagiará.

Pero para mayor seguridad se volverá a realizar la prueba Covid y continuará con las estrictas medidas sanitarias, el ejercicio físico, alimentación saludable y el ejercicio de respiración que le marcó el médico para reforzar sus pulmones, su sistema inmunológico y su condición física.

“No estoy dado de alta en forma definitiva. Este sábado me deben dar de alta y cuando termine mi confinamiento voluntario me sumaré a mis actividades”, anticipó. “No lo voy a dejar, esa gente humilde necesita del apoyo alimentario. Ya me están preguntando que si voy a continuar con la entrega de despensas, ya les dije que sí, pero será con un esquema de no contacto”.— Joaquín Chan Caamal

Además, dice que está “preso” en su propia casa donde está confinado en un cuarto, solo recibe sus alimentos y habla con su familia con todas las medidas de seguridad sanitaria y de lejos.

“Me siento contento porque Dios me está dando una segunda oportunidad de vida para hacer cosas mejores”, señaló. “Todo aquel que brinca esta enfermedad es una segunda oportunidad de vida, por algo te la están dando”.

Palestinos Actividades

El presidente del Centro de Formación Palestinos volvería pronto a sus actividades.

Esquema de no contacto

“No lo voy a dejar, esa gente humilde necesita del apoyo alimentario. Ya me están preguntando si voy a continuar con la entrega de despensas, ya les dije que sí, pero será con un esquema de no contacto”, explica Antonio Osorio Vázquez.

Segunda oportunidad

“Es horrible esta enfermedad, más cuando el médico te dice que no hay cura para el Covid. No sabes con qué estás peleando. El Covid es una realidad, hay que tomarlo en serio y sí es mortal. A mí me dio el Covid moderado y con todas las oraciones estoy saliendo.... Me siento contento porque Dios me está dando una segunda oportunidad de vida para hacer cosas mejores”.

La licencia no sería general: El lunes inicia la valorización del personal médico

Atentado en Progreso