in

“Un paliativo” el ajuste tarifario

Paradero en la calle 58 entre 65 y 67. Un líder social opina que la reducción del precio del boleto

Activista ve en la medida un temor a manifestaciones

La reducción de 50 centavos al transporte público solo fue un paliativo, una curita y las autoridades la aplicaron por temor a que se registren movilizaciones estudiantiles y de la ciudadanía en general ante las molestias por el precario servicio, opinó Pedro Quijano Uc, representante del Frente Amplio Social.

Como informamos, el gobernador Mauricio Vila Dosal anunció anteayer que en apoyo a la economía de las familias “por primera vez en la historia” el precio del transporte en Mérida disminuirá 50 centavos.

Con esa medida, el precio del pasaje para adultos pasará de 8 a 7.50 pesos, y el de estudiantes y adultos mayores baja de 3 a 2.50, incluidos los autobuses con aire acondicionado.

Para las personas con discapacidad se mantendrá el traslado gratuito.

Ayer, Quijano Uc indicó que todavía hay temor de la clase dominante en el país, y Yucatán no es la excepción, por lo que se vio en las elecciones pasadas.

“Hay una incomodidad latente”, consideró.

A la par de esto, agregó, surgen voces de estudiantes y demás usuarios contra el transporte público y del posible aumento de tarifas.

Entonces, subrayó que la población sigue vigilante de los actos de gobierno, razón por la cual se dio “esta ligera reducción de 50 centavos”.

Esta medida es reflejo de “crear condiciones para que a largo o mediano plazo no haya banderas de movilización estudiantil”, comentó. “La lucha social de la juventud juega un papel importante en las acciones de política pública”.

También señaló que esto sería un llamado a que los gobiernos hagan su trabajo en beneficio del pueblo, pues se pueden registrar movilizaciones debido a que sigue vigente el descontento social con los partidos tradicionales.— Abraham Bote Tun

 

Se quema empresa en el Periférico de Mérida

Cartón de Tony: La señora de los tentáculos