in

Una nueva oportunidad de vida gracias a ECMO en Hospital Faro del Mayab

Para ayudar a que los pulmones de Juan Carlos se recuperaran más fácilmente, los médicos iniciaron con ECMO, una terapia de soporte vital que le permitió tener una segunda oportunidad de vida después de la enfermedad de COVID-19.

Mérida. – Al contraer el nuevo coronavirus SARS-CoV-02, Juan Carlos May Alatorre de 48 años desarrolló un caso grave de la enfermedad de COVID-19, la cual lo llevó a presentar una crítica falla pulmonar que le impedía alcanzar niveles óptimos de oxígeno.

Al verlo en delicado estado salud, su familia decidió llevarlo a Hospital Faro del Mayab, del cual habían recibido buenas referencias de quienes habían sido sobrevivido a COVID-19 gracias a la atención de calidad de este hospital. 

Cuando llegó al hospital, de acuerdo con el Dr. Erick Romero Mejía, especialista en medicina interna, Juan Carlos tenía un 80% de saturación de oxígeno y, pese a recibir oxígeno suplementario su saturación seguía bajando, por lo que los médicos decidieron conectarlo a un ventilador mecánico, sin embargo, su estado de salud seguía siendo crítico.

Al cumplir con los criterios de baja oxigenación e inflamación pulmonar, los médicos dieron el siguiente paso y sometieron a Juan Carlos a ECMO, (oxigenación con membrana extracorpórea), una terapia de soporte vital que sustituye las funciones de los pulmones y, con la cual, el pronóstico de los pacientes en ECMO es de una sobrevida aproximada del 52%.

Terapia de ECMO

La terapia de ECMO funciona como un pulmón artificial, en la cual, el paciente es conectado a 2 cánulas en acceso venoso (la primera en la yugular y la segunda en femoral) y brinda al paciente ventilación pulmonar ultra protectora para garantizar una gradual recuperación de los pulmones.

Gracias a ECMO los pulmones de Juan Carlos comenzaron a presentar mejoría, hasta que, tras 61 días en esta terapia, los médicos decidieron retirarlo de ECMO y mantenerlo recibiendo oxígeno a través de una cánula que se le colocó mediante el procedimiento de traqueotomía.

Aunque Juan Carlos dejó la terapia de ECMO continuó en la Unidad de Cuidados Intensivos, donde el personal de enfermería de la unidad le celebró su cumpleaños 49, y en el que también lo acompañó su esposa Beatriz Rivera Beltrán, quien agradeció a los médicos y personal de enfermería los cuidados que le brindado a Juan Carlos y que lo han llevado a superar la enfermedad y seguir su recuperación.  

“Muy agradecida primeramente con el Señor, porque él está permitiendo que mi esposo esté conmigo hoy un año más. Gracias a cada uno de ustedes, pues por el amor a su profesión porque de esa manera han podido dar todo de sí, han puesto todo su empeño, toda su dedicación. El Señor les ha dado la sabiduría para todo esto. Les voy a estar infinitamente agradecida a todos por siempre. Mis oraciones seguirán para con ustedes. Muchas, muchas gracias, desde el doctor hasta cada uno de los enfermeros, de los intendentes que también estuvieron ahí, que son parte de todo esto, muchas gracias”, comentó Beatriz Rivera, esposa de Juan Carlos.

En su recuperación, Juan Carlos estuvo acompañado por un equipo multidisciplinario conformado por 12 especialistas en ECMO, así como técnicos y personal médico y de enfermería del área de Terapia Intensiva. Asimismo, tras su recuperación en ECMO, recibió atención por parte del personal de rehabilitación física y pulmonar.

Desde agosto de 2020, Hospital Faro del Mayab incorporó a su oferta de servicios la terapia de soporte vital, ECMO, la cual ha sido de beneficio para los pacientes que enfrentan padecimientos pulmonares y, ha permitido responder a las nuevas necesidades de la población de Mérida, Yucatán, en medio de la pandemia de COVID-19.

(I.S.)

Cristiano Ronaldo marca con doblete su vuelta al Manchester United (vídeo)

Sujeto agrede a un Policía Estatal al oriente de Mérida y éste dispara