in

'Una situación excepcional': el caso de abuso sexual, dice la Uady

Manifestación. Estudiantes de la Universidad Autónoma de Yucatán protestaron en las puertas de la Facultad de Medicina por el desinterés de las autoridades universitarias hacia las denuncias de acoso y abuso sexual local

MÉRIDA.- Como una situación excepcional calificó la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady) el caso de la joven egresada de la Licenciatura en Nutrición, que hace unos días hizo público que sufrió abuso sexual durante sus prácticas profesionales en la institución a la que fue asignada.

Por medio de la oficina de comunicación institucional de la Uady respondieron a una serie de preguntas respecto a este caso, y al de la joven Karla, estudiante de Medicina a quien en septiembre de 2020 hallaron muerta (la Fiscalía del Estado determinó que fue suicidio) en la clínica donde prestaba sus prácticas profesionales.

Como se dio a conocer, la Uady envió el martes 30 de este mes un comunicado en el que da a conocer se interpuso una denuncia ante la Fiscalía General del Estado por el caso de la estudiante de Nutrición, ocurrido en febrero de 2019, pero que apenas el fin de semana pasado se hizo público, cuando la víctima dio a conocer su caso en redes sociales.

Lee: Denuncian abuso sexual a estudiante de la Uady durante sus prácticas

La Uady expone que no se hizo una denuncia ante la Fiscalía cuando los hechos ocurrieron, porque la entonces alumna, hoy egresada, señaló que acudiría por su cuenta.

Recordaron que cuando la situación ocurrió inmediatamente reubicaron a la alumna para que estuviera fuera de riesgo y pudiera concluir sus prácticas profesionales, esto fue en febrero de 2019.

Sin embargo, hace unos días, cuando se hizo púbico el caso, se enteraron que la joven nunca realizó la denuncia; y por ello la Universidad ante los datos que la joven aporta en su narración hace la denuncia.

La Universidad asegura que en ningún momento le dijeron a la joven que no pusiera la denuncia, sino por el contrario. La Universidad realizó la denuncia por hechos presuntamente delictuosos y va dirigida contra quien resulte responsable.

Señalan que se trata de un caso excepcional, por la naturaleza con que se hizo público, y porque 'este tipo de casos no suceden en la Uady'.

¿Si no se hubiera hecho público el caso, no se habría denunciado? Se les preguntó.

Explicaron que no es un prerequisito el que sea público para hacer una denuncia, sino que privados o públicos todos los casos de quejas ante la Universidad por violencia de género, acoso y abuso sexuales, se atienden.

Pero en este caso particular la víctima decidió seguir el proceso de denuncia ante la Fiscalía por su cuenta, y la institución respetó su decisión, por lo que desconocían que no interpuso la denuncia.

Detallan que en los casos que han recibido quejas como parte del Protocolo de Prevención, Atención, Sanción a la Violencia de Género, Discriminación, Hostigamiento, Acoso y Abuso Sexuales, se han aplicado las acciones correspondientes; y también en los casos que se han dado a conocer públicamente, como ocurrió a principios del mes de marzo con una queja se hizo pública el día 7, por la conducta de un maestro en la Facultad de Química que se burlaba de los movimientos feministas y las cuestiones de género en diversas páginas.

En ese caso desde el día 8 se inició una investigación y procedimiento que sigue en curso.

Destacaron que el citado Protocolo de la Universidad, aprobado en agosto de 2019, busca proteger a la víctima, por lo que cuando hay una queja se le atiende por personal del área de psicología especializados en victimología, personas del jurídica y un observador en cuestión de perspectiva de género, es decir se protege a la víctima, y se resguardan los datos personales, de ahí que en el caso de la joven de nutrición se haya resguardado su caso e identidad.

Informan que desde la entrada en vigor del Protocolo hasta el 30 de marzo de este año, se han recibido 89 quejas; 52 atendidas por conductas que encuadran entre las descritas en el Protocolo, y 37 que no corresponden a conductas contempladas en el documento.

Como resultado de estos procedimientos se dieron tres bajas definitivas a alumnos; dos bajas temporales de alumnos y tres suspensiones de trabajadores.

Hay cuestiones que no tienen elementos para tratarlos como parte del Protocolo, pero que sí se pueden prevenir o solucionar y se toma cartas en el asunto turnando los casos a las instancias correspondientes.

Lee: Alumnas protestan contra la Uady por casos de abuso sexual

Explican que las quejas recibidas en el Protocolo siguen un procedimiento administrativo, no un proceso como el que lleva la Fiscalía u otra instancia similar, sino que en este caso los procesos derivan de lo que marca el Protocolo y la comisión que lo integra emite recomendaciones sobre posibles sanciones dentro del marco normativo de la Universidad, esto es por medio de los instrumentos jurídicos que prevé la institución, como son los contratos colectivos de trabajo, los reglamentos internos de Escuelas y Facultades, los códigos de conducta y ética, entre otros.

Resaltan que es comprensible que una víctima de acoso, abuso o hostigamiento desconfíe de las autoridades y no quieran denunciar, por ello este tipo de delitos prescriben entre 5 a 10 años después de los hechos en el caso de la Fiscalía. Y en cuanto a la Uady el Protocolo contempla hasta un año para poder poner la queja, entendiendo la vulnerabilidad de la víctima.

Manifiestan que desde 2017 la Uady implementó acciones contra la violencia de género, y creó un programa de igualdad de género, pero faltaba el instrumento para atender la violencia, hostigamiento, acoso y abuso sexual contra las mujeres, por ello se diseña el Protocolo en el que participan expertos en la materia.

Desde la entrada en vigor del Protocolo los alumnos que se sientan afectados pueden poner la queja correspondiente; en los casos en los que se amerita una denuncia fiscal, le brindan acompañamiento a la víctima.

Hallan muerta a pasante de medicina

Respecto al caso de la joven Karla, pasante de Medicina hallada muerta en el centro de salud de Tahdziú, indicaron que el estatus actual del caso les impide dar detalles sobre lo ocurrido; pues como se sabe familiares apoyados por una asociación civil presentaron una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, por lo que está abierta una investigación.

La Uady ya rindió su informe al respecto ante la Codhey, por lo que tienen que esperar la resolución que la dependencia emita.

En su momento la Fiscalía General del Estado determinó que la muerte de la joven fue por suicidio; el caso quedó cerrado hasta que los familiares interpusieron la denuncia antes citada.- IRIS CEBALLOS ALVARADO/AGENCIA INFORMATIVA MEGAMEDIA

Lee: La Uady responde a caso de abuso sexual: presentará denuncia

Escrito por Iris Ceballos Alvarado

Iris Ceballos Alvarado es Licenciada en Periodismo y Ciencias de la Comunicación. Comenzó su carrera en medios de comunicación en 1994 y en agosto de 1997 se integró a Grupo Megamedia. Desde entonces realiza coberturas sobre cultura, espectáculos, salud, educación y calidad de vida.

Miguel Herrera se recupera del Covid

El Regina Coeli ¿por qué se reza en lugar del Ángelus durante Pascua?