in

“Una tarea ardua”

asasd adjkd d da dadkjad askjda sdkjsd askjd jkasddsf dsf dsfkjsdkjfsdfkjsf sdkj dfñdsjdfsdñfsfsjffjksdf

Benjamín Millet dirigió en 2003 la Policía Municipal

Echa la mirada al pasado, 16 años atrás, y seguro de sí mismo afirma: “Estoy satisfecho de lo que hice”.

Sin buscar excusas, el ingeniero Benjamín Millet Molina, acepta que a pesar de su nula experiencia, trabajó junto con su equipo para sacar avante la confianza que le confiaron en junio de 2003 al designarlo director de la Policía Municipal de Mérida (PMM).

Después de 34 años bajo la férula estatal, que de manera arbitraria se apodera de la PMM el 9 de junio de 1969, el gobernador Patricio Patrón Laviada devolvió a la ciudad, que dirigía la alcaldesa Ana Rosa Payán Cervera, a su cuerpo policíaco, 16 años después.

El primer titular de la institución policial en tiempos modernos, comparte algunas vivencias al Diario.

¿Cómo halló a la PMM después de 34 años en poder del gobierno estatal?

Fue una tarea ardua volver a retomar la PMM. Prácticamente se comienza de cero, a partir de hallar un edificio adecuado, en la calle 57 entre 52 y 54; capacitar a los elementos, 76 cadetes para cubrir el primer cuadro de la ciudad. Un desafío muy importante, partir de la nada. Sin embargo, se conforma un buen equipo del cual me siento aún orgulloso, con personal capaz, honesto. No se tenía experiencia en seguridad pública, pero creo se cumple el compromiso asignado.

¿Cuáles fueron las primeras medidas que estableció para la operación de la corporación policial?

Proteger el primer cuadro de la ciudad. Vigilar los puntos álgidos o conflictivos, como el mercado “Lucas de Gálvez”, donde hay robos menores. También establecer medidas de seguridad en la Plaza Grande. Se crea la Policía turística, a los llamados “policletos”. Hubo un trabajo estrecho con los vecinos y comerciantes del Centro. Una experiencia inolvidable.

¿Cree que fue una medida acertada la recuperación de la PMM?, ¿cuáles son los pros y los contra?

Definitivamente. La sociedad pedía que retornara la PMM. Fue una medida acertada. Lamentablemente no se logró el crecimiento previsto, el plan para que la PMM cubriera más extensión de la ciudad.

¿Qué satisfacción le dejó ser el primer director de la corporación en tiempos contemporáneos?

Muchísima. Conformar el equipo, con personas que ahora todavía continúan en la corporación considero es un gran logro y gozo.

¿A qué se dedica ahora?

El alcalde Renán Barrera Concha me invitó para dirigir el programa Guardaparques, para realizar funciones de conservación y vigilancia de las áreas públicas de Mérida. Se comenzó el 18 de febrero pasado en 16 parques de los cuatro puntos cardinales de la ciudad, en la que colaboran 36 personas, entre ellas cinco mujeres, que realizan su labor en 12 cuatrimotos, 10 bicicletas y dos camionetas. Somos los ojos de la ciudadanía para cuidar los parques. Y sin tener una función policíaca, reportamos anomalías, desperfectos o situaciones irregulares a las dependencias encargadas de solventarlas. Se tiene el apoyo de las diferentes direcciones de Obras Públicas, Desarrollo Urbano, Servicios Públicos y Desarrollo Sustentable, en particular con el plan de reforestación. El proyecto es que a finales de agosto próximo se abarquen 30 espacios públicos de Mérida y sus comisarías.— Carlos F. Cámara Gutiérrez

Nuevo encargo

Semblanza de Benjamín Millet Medina, director del programa Guardaparques de Mérida.

Origen

Benjamín Millet nació hace 59 años en Mérida, y es el primer director de la Policía Municipal de la ciudad, a partir del 9 de junio de 2003.

Formación

Es ingeniero, empresario de la construcción que recibió capacitación policíaca en las corporaciones de Monterrey, Querétaro y Chihuahua.

Gestión

Durante dos años dirigió a la Policía Municipal de Mérida y se convirtió en el primer titular de la corporación en tiempos contemporáneos, después de 34 años de estar en poder del gobierno estatal.

Familia

Está casado con Rossana López Escoffié, con quien tienen tres hijas: Rossana, Jimena y Romina.

Gana terreno el “cristal”

Jugoso negocio al descubierto con créditos del Isstey