in

Urgen más especialistas

Elena González Álvarez

La pandemia nos superó, dice un colegio profesional

Antes de la pandemia de Covid-19, la cantidad de médicos en Yucatán era suficiente para atender a cualquier enfermo, pero ahora la necesidad de especialistas se ha visto rebasada, señaló la doctora María Elena González Álvarez, presidenta del Colegio de Médicos de Yucatán A. C.

“Es lógico porque estamos en una pandemia”, dijo la especialista, tras indicar que en el Estado hay 2,500 médicos colegiados; es decir, que pertenecen a algunos de los 37 colegios, asociaciones o sociedades que hay en la entidad.

Entre esos se encuentran los colegios de Medicina Crítica y Terapia Intensiva de Yucatán A.C., de Medicina Interna de México filial Mérida, de Anestesiólogos de Yucatán y de Urgenciólogos, especialidades que agrupan a especialistas que está contratando la Secretaría de Salud de Yucatán para la atención de pacientes con Covid-19.

La doctora González Álvarez subrayó que Yucatán siempre ha tenido prestigio en el ámbito médico y las necesidades estaban cubiertas, pero reconoció que es un hecho que ahora se requiere más personal. “Ahora es una urgencia y por eso se ve una necesidad de reconversión”.

La reconversión, explicó, es cuando los médicos que no son de la especialidad correspondiente se ponen a las órdenes de los especialistas de terapia intensiva, de medicina interna, anestesiólogo, infectólogo para la atención de los pacientes.

“La situación es que sí hace falta personal, y por más que queramos la contratación de más gente, no hay muchos doctores ni muchas enfermeras… Ahorita nosotros, los doctores, estamos concentrados en lo que es Covid-19”.

La falta de personal especializado ya lo había expuesto el doctor Orlando Paredes Ceballos, médico internista e infectólogo del IMSS y jefe de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica del hospital Faro del Mayab.

En una entrevista publicada por el Diario el día 12 pasado, el doctor Paredes señaló que para atender a un paciente de Covid-19 se requieren de especialistas preparados como intensivistas, neumólogos, internistas e infectólogos, así como enfermeras entrenadas en este tipo de casos, pero de los cuales no hay en número suficiente.— Iván Canul

El doctor señaló que la falta de personal se debe a que muchos integrantes del personal médico pidieron licencia para evitar el riesgo de infección por su edad o su estado de salud, y otros se retiraron del servicio al contagiarse con el virus. La dificultad, insistió, no es la falta de camas, sino de enfermeras y médicos especialistas en Covid-19, “pero si no hay otros médicos, ¿qué vamos a hacer?”.

Tan solo de urgenciólogos, en una visita que Carlos García Rosas, presidente de la Academia Mexicana en Medicina de Urgencia, hizo a Mérida en noviembre pasado, no solo dijo que en México hay 4,500 plazas de urgenciólogos en vez de las 9,500 que deberían existir, sino que en Yucatán solamente 30 se certificaron en el Consejo Mexicano de Medicina de Urgencias.

En cuanto a internistas, en el estado hay alrededor de 150, según informó el doctor Humberto Albornoz Canto cuando tomó posesión como presidente del Colegio de Medicina Interna de México filial Mérida.

De anestesiólogos hay más o menos 150, además que cada año hay 80 residentes de la especialidad.

De todos estos especialistas, el urgenciólogo, en una situación normal, es el especialista de primer contacto y quien, después de realizar el diagnóstico, solicita la interconsulta con el especialista correspondiente que, en caso de Covid-19, recae en el intensivista. El intensivista es quien se encarga de intubar y ventilar a los pacientes graves.

Sin embargo, debido a la pandemia, ahora en la atención de los pacientes intervienen también médicos internistas, anestesiólogos, dermatólogos, pediatras..., según comentó una trabajadora del Hospital O'Horán.

En ese hospital, continuó la trabajadora, cada paciente, en cada turno, es atendido por un intensivista, el residente, una enfermera intensivista y una general. “Pero el médico tiene a su cargo a todos los pacientes, y a una enfermera le toca atender de tres a cuatro”.

De un vistazo

Licencia

Orlando Paredes Ceballos, médico internista e infectólogo del IMSS, dijo que la falta de personal se debe a que muchos integrantes del personal médico pidieron licencia para evitar el riesgo de infección por su edad o estado de salud, y otros se retiraron al contagiarse.

Dificultad

La dificultad, insistió, no es la falta de camas, sino de enfermeras y médicos especialistas en Covid-19.

Mensaje de alerta en la MLB

La licencia no sería general: El lunes inicia la valorización del personal médico