in

Van dos años con muertes violentas en suelo yucateco

Policías de la SSP rinden homenaje a su compañero Raúl Adrián Couoh Aké

El pasado viernes 23 de julio el policía estatal Raúl Adrián Couoh Aké se convirtió en uno de los más de mil 658 “héroes” uniformados que han sido asesinados en México, según datos de la organización “Causa en Común”.

La ONG, que lleva un conteo de agentes muertos a lo largo y ancho de la República, reporta en su página web que de enero pasado hasta el 23 de julio han sido víctimas de homicidio 235 elementos.

En esa cifra no se cuenta, hasta ahora, al policía yucateco que fue víctima de sicarios que trataban de huir de la entidad luego de cometer otro crimen en el fraccionamiento Gran San Pedro Cholul de Mérida.

La misma organización publicó a principios de año un trabajo de investigación en el que se señala que 2020 fue uno de los peores años para los policías del país, pues se registraron 524 homicidios de policías, superando los 446 de 2019 e, incluso, la cifra de 2018 cuando se tuvo registro de 452 policías asesinados.

Como ya se dijo, “Causa en Común” refiere en su informe que el año pasado fue el más violento para los policías desde que la ONG lleva el registro.

En el informe se detalla que los estados con más registros de policías asesinados el año pasado son Guanajuato con 84; Estado de México y Veracruz, con 39; Guerrero, con 37 y Chihuahua con 35.

“En cuanto a los asesinatos por ámbitos de gobierno, destacan los cometidos contra policías municipales. En 2020 se tiene el registro de al menos 280 asesinatos, cifra superior a las de 2019 y 2018, cuando se contabilizaron 235 y 223 asesinatos, respectivamente”.

De los policías estatales abatidos, “en 2020 fueron asesinados al menos 216, contra los 188 de 2019 y 198 de 2018. Sobre los homicidios contra policías federales (que incluyen a elementos de la Guardia Nacional), se tiene el registro de 27 en 2020; en 2019 se registraron 23, y en 2018, 31 casos”, se lee en el trabajo de investigación.

Estado “seguro”

En el ámbito nacional destaca la seguridad de Yucatán junto con Nayarit y Aguascalientes, ya que éstas registraron el homicidio de un policía, respectivamente.

En la región peninsular Campeche es el estado mejor posicionado al no tener registro de policías asesinados en tanto que Quintana Roo, envuelto en un clima de violencia, registró el homicidio de siete policías el año anterior: dos en Chetumal, tres en Benito Juárez, uno en Cancún y uno más en Othón P. Blanco.

En lo que va de este año “Causa en Común” tiene registro de 235 policías asesinados, y aunque el “corte” aparece fechado al 23 de julio, en el registro para nuestra entidad no aparece la muerte del policía Raúl Adrián Couoh Aké.

Campeche lleva cero registros de homicidios de uniformados y Quintana Roo lleva en su cuenta la muerte de tres agentes.

Yucatán registra por segundo año consecutivo la muerte violenta de un uniformado. El año anterior, como se recordará, fue asesinado el policía municipal de Progreso Luis Manuel Pacheco Chuc, a quien le cortaron el cuello la madrugada del 10 de junio de 2020, en una caseta de policías en la calle 37 con 112 de la colonia Vicente Guerrero.

Más casos locales

Otro de los recientes homicidios de policías ocurrió en 2018. La madrugada del 13 de noviembre de ese año la Policía de Yucatán recibió una llamada de auxilio por parte de una familia proveniente de Quintana Roo, quienes pedían ayuda ante el temor de ser secuestrados por personas que, supuestamente, los seguían en un auto rojo desde que la familia escapó del vecino estado.

Los agentes Manuel Felipe Nery Blanco Méndez y José Antonio Rodríguez Basto, de la Policía Estatal de Investigación (PEI) asignados a la Unidad Antisecuestros, y las supuestas víctimas se encontraron en el estacionamiento de una plaza comercial en la colonia Chuminópolis.

Tras tomar conocimiento de los hechos, los policías abordaron el vehículo oficial que tenían asignado, junto con Ángel González Cob y su esposa Nidia Rebeca Pérez Euán, para trasladarlos a la Fiscalía General del Estado, interponer una denuncia y, de este modo, recibir protección policíaca.

Antes de ingresar al complejo de seguridad, Ángel pasó de ser víctima a victimario, pues asesinó al policía Manuel Felipe con un arma de fuego que la señora Nidia llevaba en su bolso, además que hirió al policía Rodríguez Basto.

El homicida fue detenido en ese instante por otro agente que seguía el vehículo y, después de un año de este crimen, fue sentenciado a 24 años de prisión por asesinar a un servidor público.

Otro caso que causó consternación en Yucatán fue la muerte del policía Bernardo Aké Yeh, quien fue abatido en la comunidad de Libre Unión, perteneciente al municipio de Yaxcabá, en mayo de 2014.

En aquel entonces se realizaba la fiesta tradicional a la Santa Cruz, en una de esas noches un grupo de personas al calor de las copas protagonizó una riña, por lo que fue necesaria la intervención de los agentes de la SSP que lograron la detención de varias personas.

El padre de uno de los detenidos se enteró de esto y junto con otras personas prepararon una “emboscada” para rescatar al detenido, lo que generó un enfrentamiento entre policías municipales y estatales contra los familiares de los detenidos, en el que perdió la vida Aké Yeh y un habitante de Libre Unión.— Gabriel Chan Uicab

Estos hechos consternaron a la entidad, a los compañeros de los agentes y, desde luego, a las familias de los policías caídos en el cumplimiento de su deber porque son quienes, al final, no solo pierden a un policía, sino a sus padres, hermanos, hijos y esposos.

En todos los casos la SSP ofrece acompañamiento y asesoramiento jurídico para las víctimas indirectas y deudos, para que puedan recibir lo que por derecho y ley les corresponde, con base en los sueldos y las prestaciones que el elemento recibía estando en activo.

De acuerdo con información del gobierno del Estado, en Yucatán los elementos de la SSP cuentan con un seguro de vida equivalente a 120 meses de su sueldo base, más mil pesos por cada año de servicio.

Otras prestaciones que el gobierno del Estado otorga a los policías estatales son aguinaldo (40 días de salario), vales de despensa (actualmente 975 pesos al mes) y prima vacacional (equivalente a 10 días sobre el sueldo base).

También reciben un estímulo por años de servicio. El elemento recibe un pago único cuando cumple 10, 15, 20, 25, 30, 35 y 40 años de servicio, de mil pesos por año. Por cada cinco años de servicio prestado hasta llegar a 25 tienen derecho al pago de una prima establecida.

Como parte de un programa piloto, sin precedente en el país, el 50% de los policías estatales tiene acceso a crédito del Infonavit.

Adicionalmente, por medio del Patronato Pro-Hijo del Policía, el personal operativo de la SSP recibe apoyos para la salud, educación y esparcimiento para ellos y sus familias.

Otro beneficio es el otorgamiento de becas para hijos de los elementos en activo, que cubre el 100% de las cuotas de inscripción y colegiatura desde primaria hasta nivel superior, tanto en escuelas públicas como privadas.

A la par, a los estudiantes universitarios el Ejecutivo les otorga dos mil 600 pesos bimestrales para gastos de transporte y alimentación.

Van 235 policías asesinados en el país, en este año

El viernes 23 pasado, el policía estatal Raúl Adrián Couoh Aké se sumó a los uniformados que han sido asesinados en México, según datos de la organización Causa en Común.

La ONG, que lleva un conteo de policías muertos a lo largo y ancho de la República, reporta, en su página web, que de enero al día 23 de julio, 235 agentes ya habían sido víctimas de homicidio.

El año pasado, la entidad registró la muerte violenta de un uniformado: el policía municipal de Progreso Luis Manuel Pacheco Chuc recibió un corte en el cuello en la madrugada del 10 de junio de 2020, en una caseta de policía de la colonia Vicente Guerrero, del puerto.

Policías

El policía Adalberto Chablé Chan murió en 2013 luego de enfrentarse a dos asaltantes en el municipio de Tecoh.

Recibido a tiros

Según los relatos, el policía municipal acudió a una llamada de auxilio tras el reporte de un asalto a mano armada en un negocio. Al llegar al sitio fue recibido a balazos por los delincuentes; el oficial en ese momento no contaba con arma ni equipo de protección y, aunque fue trasladado por aire a un hospital de Mérida, falleció.

Seguro de vida

De acuerdo con información del gobierno del Estado, en Yucatán los elementos de la SSP cuentan con un seguro de vida equivalente a 120 meses de su sueldo base, más mil pesos por cada año de servicio.

Colecta Familia

Ayer se supo que se realiza una colecta para entregársela al papá del joven policía.

Iniciativa

Un grupo de jóvenes de San Pedro Cholul comentó que debido a que conocían al agente Raúl, quien era uno de los dos policías que patrullaban la zona residencial, decidieron sumar esfuerzos y apoyar a la familia del fallecido tras el homicidio de Teresa Vega.

Yucatán, al sexto sitio

Cartón de Tony: Haciendo méritos