in ,

Al rescate de la flora yucateca

El pasado fin de semana integrantes del grupo Arboretum de Cholul sembraron 57 árboles frutales en la vía de acceso a esa comisaría meridana. Entre las especies destacaron ejemplares de maculís y balché

Vecinos de Cholul siembran árboles de frutos mayas

Vecinos de Cholul continúan en su empeño por forestar y embellecer su comunidad: el pasado domingo sembraron 57 árboles florales, entre ellos maculís y balchés.

Estos ejemplares representarán un atractivo a lo largo de toda la vía de acceso a Cholul, proporcionando también sustento para las abejas en un ambiente cada vez más urbano.

Elsa, Bernardo, Roberto, Ana María y Gloria son solo algunos de los 40 vecinos que se dieron cita a la vera del camino de acceso coordinados por Joel Ruiz, Araceli Negrete y John Ehrenberg, del grupo Arboretum.

Los lugareños pusieron manos en la tierra y plantaron vida que en un futuro cercano embellecerá la entrada a esta comisaría meridana.

Grupo Arboretum de Cholul se fundó hace casi dos años con el afán de rescatar una parte del legado culinario yucateco: los frutales mayas, y contribuir con ello a la arborización de la ciudad.

El pasado domingo los voluntarios sembraron 57 árboles florales.

También se busca proporcionar sustento a las abejas, pues la ciudad tiene un crecimiento significativo que necesita áreas verdes.

“La intención del Grupo Arboretum es que Cholul se adelante a dicho desarrollo asegurando un arbolado adecuado”, comentó John Ehrenberg, uno de sus promotores.

El grupo cuenta con otra área rescatada a un lado de la iglesia de la población y a la cual le han llamado Arboretum de frutales mayas.

Este espacio que donó el Ayuntamiento cuenta con zapote, caimito, tauch, mamey, canisté, choch, achiotes, pimienta, pepino cat, mamey de Santo Domingo, guayaba, ciricote, guanábana, anona y uva de mar.

Los vecinos están conscientes de que por sí solos sería difícil que los árboles crezcan, por lo que se han organizado para que no les falte agua y vigilar que no se afecte su desarrollo.— Luis Iván Alpuche Escalante

La calle 47, polo atractivo