in

“Nunca se tendrá verdad absoluta” sobre la muerte de José Eduardo Ravelo

Actividades forenses el martes pasado

Ven demasiados enredos en el caso

En el caso del homicidio de José Eduardo Ravelo Echevarría hay tantos tejes y manejes que nunca se tendrá la certeza de una verdad absoluta, señaló la activista Adelaida Salas Salazar.

“Tengo entendido que están iniciando la investigación de cero. Primero se dieron a la tarea de exhumar el cadáver y ver todo lo que había pasado”.

El cuerpo de José Eduardo había sido sepultado en Isla, Veracruz el 8 de agosto, cinco días después de su fallecimiento, presuntamente por las lesiones que le propinaron agentes policíacos. Fue exhumado el pasado 22 de agosto, luego de que la Fiscalía General de la República abriera una carpeta de investigación.

“Con esa exhumación y esa nueva necropsia se pudo ver que José Eduardo no solo fue violado con un pene, sino también con un tolete, y de allí partieron para trasladarse acá e iniciar las investigaciones de cero”, expuso la activista.

Como parte de las investigaciones, el viernes pasado se realizó una recreación de hechos en las calles donde estuvo José Eduardo Ravelo el día de su detención.

Para entender mejor: Inconsistencias y dudas en torno al fallecimiento de José Eduardo Ravelo

Adelaida Salas señaló que ahora que las investigaciones están lejos del Municipio y el gobierno del Estado con sus pleitos, tal vez se pueda hallar un poco de verdad.

“Y digo un poco de verdad porque nunca tendremos la certeza de una verdad absoluta, hay muchos tejes y manejes”.

En el caso de la mujer de Kanasín cuyo cuerpo fue encontrado junto a un arma de fuego, la activista comentó que el fiscal no tiene ninguna autoridad legal, moral o física para decir con base en el diagnóstico de una necropsia que fue suicidio sin tomar en cuenta el contexto.

“La ley lo dice, no Adelaida: toda muerte violenta de una mujer debe investigarse como un feminicidio, y un suicidio es una muerte violenta”.

Consulta aquí una línea de tiempo interactiva sobre el caso Ravelo: un mes sin respuestas

“Creo que tenemos un grave problema en Yucatán, mientras no aceptemos la realidad, como se hizo en 2017 y aceptar que hay violencia en el estado, no vamos a avanzar; no vamos a avanzar queriendo pasar muertes violentas o feminicidios como suicidios”, comentó.

También añadió que con las carpetas, las pruebas y todas las investigaciones el comité que atiende estos casos determina si un hecho fue un feminicidio, suicidio o muerte violenta. “Eso no pasa en Yucatán, ellos tienen la verdad absoluta, ellos hacen la autopsia y ellos dicen si se suicidó”.

Ante ello, dijo que de nada sirve tener definido el delito de feminicidio, tener el protocolo que tanto trabajo les dio y haber creado el comité.

Casi dos años sin sesionar

Adelaida Salas lamentó que en el estado no se reconozca que hay un problema de violencia.

La activista subrayó que el delito de feminicidio cuenta con un protocolo de investigación pericial, policial, ministerial para investigar toda muerte violenta.

A su vez, hay un comité que debe sesionar cada tres meses; sin embargo, la última vez que el comité sesionó fue en diciembre de 2020.

Escrito por Iván Canul Ek

Jorge Iván Canul Ek es licenciado en Periodismo y Ciencias de la Comunicación y actualmente reportero de la Agencia Informativa Megamedia. Tiene  20 años de trayectoria en los medios, y es colaborador de Grupo Megamedia desde 2004. Los temas de arte y cultura, comunidades, ciudadanos y espectáculos son su especialidad.  Con especial gusto por la crónica para el desarrollo de sus historias.

Covid-19 en escuelas

Guillermo Fournier

Guillermo Fournier: ''Los padres de familia en la educación''