in ,

Ven poca apertura política

Silvia López Escoffié

Silvia López: El PAN podría dar sorpresa en 2024

 

Luego de su contundente triunfo en los comicios del seis de junio, el PAN se encuentra “engolosinado”, aunque no estaría mal que ese partido presente candidatos ciudadanos en las elecciones de 2024, afirmó la legisladora local independiente Silvia López Escoffié.

Al hablar de la sucesión gubernamental dentro de Acción Nacional, la también expanista y excoordinadora estatal de Movimiento Ciudadano dijo que ella ve en la fila a Renán Barrera Concha y también a Cecilia Patrón Laviada.

La diputada Silvia López se refirió igualmente a su salida de Acción Nacional en 2007, junto con Ana Rosa Payán Cervera, en protesta por la imposición, según ella, de Xavier Abreu Sierra como candidato a la gubernatura. Fue una decisión difícil, pero la tomé por congruencia, dijo, pese al ofrecimiento de los dirigentes del PAN de darle la alcaldía de Mérida para que no se vaya.

La experimentada política concedió una entrevista a Grupo Megamedia el jueves, que se transmitió en vivo, vía Facebook.

La versión completa de esa conversación se encuentra en nuestro sitio yucatan.com.mx.

A continuación, la tercera y última parte de un extracto de la entrevista.

Grupo Megamedia (GM): ¿Cree que ya se inició el proceso de sucesión por la gubernatura? ¿A quién ve en el PAN?

Silvia López Escoffié (SLE): Desde hace algún tiempo, ustedes lo han publicado, se hizo una alianza entre Mauricio Vila, Renán Barrera y Raúl Paz. No sé si esa alianza permanezca. Lo que está claro es que Renán es uno de los que debe contender porque ha sido, sobre todo en esta segunda alcaldía, mucho más maduro que en la primera.

Creo que en este tercer período hará un esfuerzo aún mayor, porque tiene aspiraciones y eso nos ayudará a los yucatecos a tener un mejor gobierno municipal, lo que es bueno. Creo que Renán es el aspirante natural, pero no sé si Cecilia Patrón tenga aspiraciones. Luego de ella no veo más por allá...

GM: En el caso del PAN, ¿cree que existe el riesgo de una fractura interna, un pleito por las candidaturas en 2024?

SLE: Acción Nacional está engolosinado con el triunfo, pero creo que es un partido poco abierto a la ciudadanía y pienso que debería abrirse un poco más. Hubo una época de candidaturas independientes, cuando entraron Santiago Creel y Josefina Vázquez Mota. Creo que está bien abrir el partido para que la ciudadanía se sienta más representada.

El PAN podría darnos una sorpresa. ¿Por qué no pensar en que el próximo candidato a gobernador sea alguien de la ciudadanía?

Herramientas

GM: Quince años después de su salida del PAN, acompañando a Ana Rosa Payán Cervera, ¿cree que fue la decisión correcta? ¿No hubiese sido mejor quedarse?

SLE: Ana Rosa es panista, nunca cambiará su forma de ser. Cuando leí la entrevista que le hicieron recientemente me dio risa, porque ella se siente parte del PAN y yo, en cambio, me siento ciudadana. Entré al PAN pensando en ese partido como una herramienta. Luego entré a Movimiento Ciudadano, para ayudar, desde otra herramienta. Los partidos no son el fin, son instrumentos de los ciudadanos. Por eso digo: nunca me he salido de ningún partido.

Ahora, respecto a si fue un error de Ana Rosa salirse del PAN, creo que ella fue congruente. En esa época, mucha gente se salió de Acción Nacional no solo en Yucatán, sino en todo el país, debido principalmente a la incongruencia de Felipe Calderón. Éste, desde la Presidencia de la República, manejaba al partido y ponía a chamaquitos como dirigentes.

Fue un presidente que actuó como priista, cosa que no hizo (Vicente) Fox. Éste, por el contrario, marcó una sana distancia con el PAN, lo que no le gustaba a los panistas, quienes toda la vida habían dicho que eso es lo que debía hacerse. Fox se mantuvo alejado, pero Calderón hizo imposiciones como las que hace ahora López Obrador con Morena, igualitas.

Así como mandó a un senador tabasqueño a manejar ese partido en Yucatán, lo mismo hizo Calderón en aquella época cuando impuso a Xavier (Abreu Sierra) pese a que sabía que, según las encuestas, el PAN podría ganar la elección con un 60 por ciento de los votos si presentaba a Ana Rosa como candidata.

Cuando la gente se dio cuenta de qué estaba hecho el PAN, ya no votó por Xavier, sino por otra persona que, al final, tuvo la buena suerte de llevarse la gubernatura (Ivonne Ortega Pacheco), porque realmente era una desconocida. Esto le debe servir de lección al PAN.

Ana Rosa fue la primera en salir del partido. Yo me salí después. Fue un proceso difícil para mí, porque aspiraba a la alcaldía de Mérida. Precisamente por eso me llamó el secretario general del PAN y me dijo: Silvia, no te salgas, te ofrecemos que serás la alcaldesa de Mérida. También me habló el presidente estatal Luis Montoya: ¡Silvia, quédate!, me insistió.

Pero aquí pasó algo chistoso. Mi mamá me dijo: tú siempre has sido congruente, has sido una mujer que lucha por sus ideas. Ana Rosa no fue bien tratada en el PAN y con ella has crecido. Si te quedas, te convertirías en una mujer que traiciona sus propias ideas. Me metió el gusanito y entonces entendí que no podría verme agarrándole la mano a Xavier, cuando creía que era un candidato ilegítimo.

Eso fue lo que me hizo renunciar al PAN y a la alcaldía de Mérida.— HERNÁN CASARES CÁMARA

 

 

Buen arranque de la pulpeada

Trabajar y estudiar los sábados es posible en Vizcaya de las Américas