in

Vinculados a proceso

Foto: Megamedia

En todo momento calla la pareja de Q. Roo en el juicio

En una diligencia que duró casi cuatro horas, fue vincu-lada a proceso la pareja originaria de Quintana Roo y acusada de homicidio calificado, homicidio en calidad de tentativa y daños en propiedad ajena cometidos contra servidores públicos.

La defensa, cuatro abogados, no metieron las manos y como “estrategia” aceptaron los datos de prueba presentados por la Fiscalía.

Los acusados, también por estrategia, se reservaron el derecho a declarar.

Tampoco alegaron nada cuando la Fiscalía solicitó que a la acusación se anexaran los agravantes de alevosía, ventaja y traición.

Todo parece indicar que será un proceso hasta cierto punto tranquilo y que podría terminar en un juicio abreviado con una condena superior a los 50 años de prisión, porque hay confesiones, pruebas periciales y los acusados, por lo menos en las primeras dos audiencias, aceptaron todo, como si estuvieran resignados a las acusaciones de la Fiscalía.

Uno de los defensores filtró a la prensa que sus clientes están arrepentidos y le piden perdón a las familias del ahora occiso y del lesionado.

La audiencia de vinculación se inició a las 12:38 de la tarde, 38 minutos más tarde de lo programado.

La Sala 2 del Centro de Justicia Oral de Mérida (CJOM) estuvo completamente llena y hasta hubo lista de espera.

El juez Luis Mugarte Guerrero no permitió que la prensa tomara fotografías o vídeos, como ocurrió la semana pasada durante la audiencia de imputación.

La causa penal 239/2018 contra los indiciados se inició tras los hechos registrados el pasado 13 de noviembre en el kilómetro 45 más 500 del Periférico Poniente, donde dos agentes de la Secretaría de Seguridad Publica adscritos a la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro (UECS) fueron atacados con un arma de fuego derivando en la muerte de uno de ellos, en tanto que el otro resultó lesionado.

En la carpeta de investigación también se asientan los daños que presenta el vehículo que conducía el ahora fallecido, que de acuerdo con los dictámenes aportados resultó pérdida total.

Se supo que el fallecido apenas tenía 16 meses de casado y el impacto de bala calibre .380 entró en la nuca y salió por la frente.

En el caso del otro agente, la bala entró por el cuello y salió por el maxilar a la altura de la mejilla; de acuerdo con dictámenes de los médicos del CMA, donde estuvo hospitalizado, fue un milagro que se salvara.

El agente fue dado de alta y los pronósticos de recuperación son muy altos.

De igual manera, en la audiencia se ventiló que los hijos de la pareja se encuentran bajo la custodia de un familiar y recibieron atención psicológica ante la magnitud del hecho.

Por lo pronto, durante la diligencia de ayer y con base en los datos de prueba el juez Mugarte Guerrero vinculó a la pareja a proceso y decretó un año de prisión preventiva como medida cautelar.

Asimismo, el juzgador dio cuatro meses a la Fiscalía estatal para la investigación complementaria, a fin de reforzar la acusación ante un eventual juicio.

La medida fue para ambos esposos dado que actuaron como coautores del atentado que cobró la vida del policía Manuel Felipe Nery Blanco Méndez y dejó herido al agente José Antonio Rodríguez Basto el martes 13 pasado en el estacionamiento de la Fiscalía.— David Chan Caamal

 

Se salvan dos profesores

Implacable, como el Sol