in

Violencia sin tregua

Octubre fue otro mes en el que la inseguridad en Yucatán no estuvo tanto en las calles como en el interior de los hogares. Un nuevo feminicidio puso en evidencia que, aunque el gobierno estatal ha presumido a la entidad como “el estado más seguro”, la violencia contra las personas del sexo femenino —tanto niñas como adultas— no ha podido ser contenida.

A esto se sumaron, como ha sido una constante, numerosos robos a casas que, aunque siguen siendo minimizados por las autoridades, son un motivo de preocupación para las familias yucatecas.— Mario Durán Yabur

Feminicidio en el Sur

Foto: Megamedia

Al principio, Berenice y Alexis vivieron una historia de amor. Se hicieron novios en la primaria y papás de una nena antes de terminar la secundaria.

Fue en casa de la mamá de Berenice, donde vivieron cierto tiempo, donde las cosas comenzaron a torcerse. Alexis empezó a mostrarse abusivo, celoso, controlador y los gritos se volvieron golpes.

La agresión física pasó a ser constante, como las separaciones y las reconciliaciones, hasta que la situación ya no dio para más.

Te puede interesar: Aún no se explica el asesinato de su hija Berenice

Berenice decidió cortar por lo sano y se separó de su pareja. Sin embargo, no terminaron ahí los abusos, los ataques, las amenazas, muchas de ellas denunciadas ante las autoridades. La adolescente de 16 años trataba de rehacer su vida, se dice que comenzaba una nueva relación, cuando Alexis la mató el jueves 4 de octubre.

El asesino metió el cuerpo de la muchacha en una bolsa de basura y en un triciclo que usa su mamá para vender golosinas lo fue a tirar a un lote baldío de la colonia Nueva Kukulcán, en el sur de Mérida. A los dos días fue detenido por la policía.

Alexis, que fue delatado por una cámara de vigilancia de una casa cercana al lugar donde arrojó el cuerpo de la joven, podría pasar los próximos 50 años en la cárcel.

Parricidio por una herencia

Foto: Megamedia

El brutal asesinato de Maximiliano Cahum Dzib y su esposa Esperanza Caamal Poot, de 89 y 79 años, estremeció el 22 de octubre a los habitantes de Temozón, tranquila población ubicada a 160 kilómetros de Mérida.

Su hija Jacinta, que los fue a visitar temprano, encontró sus cuerpos tirados en el suelo y en medio de un charco de sangre. Las primeras investigaciones apuntaban a que los ancianos habían sido víctimas de desconocidos que se introdujeron a su casa a robar mientras ellos dormían, pero que al ser descubiertos decidieron degollarlos.

Te puede interesar: Entierran a la pareja asesinada en Temozón

Sin embargo, esta posibilidad rápidamente fue descartada, ya que el dinero y los objetos de valor que guardaban en varios sitios de la casa estaban intactos. Además, los cuerpos no tenían marcas producidas por amarres o sometimiento y tampoco había huellas de que la puerta hubiera sido forzada.

Las averiguaciones policíacas no tardaron en dar con el culpable, que resultó ser un hijo de los ancianos: Susano Cahum Caamal, un sujeto aficionado a la bebida que estaba molesto porque sus padres no querían dejarle en herencia la casa familiar.

Crimen pasional en El Roble

Foto: Megamedia

Jasiel Clemente Yeh tenía la corazonada de que su esposa le era infiel, que lo engañaba en su propia casa, en la colonia El Roble Agrícola. La confirmación de sus sospechas le costó la vida.

Laboraba como guardia de seguridad en un turno de 12 horas, por lo que salía de su casa por la tarde y regresaba cansado al día siguiente.

El domingo 21 del mes pasado, como de costumbre, se despidió de su mujer para dirigirse a su centro de trabajo, pero esta vez, aconsejado por las sospechas, decidió regresar a las pocas horas.

Te puede interesar: Crimen pasional en El Roble Agrícola

Sus peores pesadillas se hicieron realidad esa infausta tarde. Al abrir la puerta de su hogar se encontró a su mujer en amorosa relación con un sujeto. Enfurecido, Jasiel se lanzó a golpes contra los amantes, pero el tercero en discordia cogió un cuchillo y lo clavó en el pecho de su rival de amores.

Los vecinos, que escucharon el escándalo, llamaron a la Policía, que confirmó la muerte del esposo, logró la captura de su presunto asesino y recuperó el arma homicida. Acusado de homicidio calificado, el amante asesino podría pasar 40 años en prisión.

Caen asaltantes de casas

Foto: Megamedia

El domingo 7 de octubre, la Policía logró la detención de seis personas —dos mujeres y cuatro varones, originarios todos del centro de la República—, pertenecientes a una peligrosa banda dedicada a robar residencias.

Alertada por el reporte de la propietaria de una casa que acababa de ser saqueada, la Secretaría de Seguridad Pública activó los protocolos de cierres de sectores y búsqueda de los delincuentes, a los que capturó en el fraccionamiento Francisco de Montejo cuando iban a bordo de dos vehículos con placas de Ciudad de México y Quintana Roo.

Te puede interesar: Tras un operativo la SSP detiene a ladrones de residencias

Cuando se vieron cercados por la policía, los hombres intentaron escapar brincado muros de casas del fraccionamiento, pero no lo consiguieron gracias a la colaboración de los vecinos, que facilitaron el acceso a los oficiales. Según las investigaciones, una mujer está prófuga todavía.

Los sujetos estaban establecidos en Quintana Roo, desde donde se movían para delinquir.

Estudiaban los movimientos de sus víctimas y cuando no había nadie desconectaban los sistemas de seguridad y entraban a las casas.

Por lo general, operaban en residencias de personas de otras partes del país y se llevaban joyas y dinero, en ningún caso robaron equipos eléctricos o de telefonía celular.

Detenida banda internacional

Foto: Megamedia

El martes 2 de octubre, la Policía detuvo a cinco presuntos integrantes de una banda de ladrones dedicada a robar residencias de diferentes estados.

Al momento de ser arrestados, los sujetos —una mujer y dos hombres de nacionalidad colombiana y una mujer y un hombre mexicanos (de Guadalajara y Ciudad de México, respectivamente)— tenían en su poder dos armas de fuego y parte del botín obtenido en diversos atracos.

Te puede interesar: Detienen a cinco sujetos por robos a varias residencias

El domingo 30 de septiembre, la Policía recibió en el 911 dos reportes de robo a residencias del Country Club y La Ceiba. En el primer caso, un vigilante observó que una mujer desconocida salió de una residencia y abordó un auto, cuyas características proporcionó. El otro fue un vecino que vio salir de su casa a un hombre y una mujer que subieron a una camioneta. Describió a los sujetos y al vehículo.

La Policía activó el protocolo de seguridad y emitió la alerta para todas las unidades, a fin de cerrar posibles rutas de escape y de localizar los vehículos y a los presuntos delincuentes, que fueron ubicados y detenidos en el norte de la ciudad.

Agente de la SSP atiende en maya llamadas al 9-1-1