in

Yucatán, con tres campeones con el cubo de Rubik

Bryan David Pech Fuentes

Observar que numerosos estudiantes del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (Cbtis) número 120 llevaban a la escuela cubos de Rubik y ver que era una forma de ocupar la mente sin molestar a nadie dio al ingeniero Alvar Alfie Bojórquez Briseño, jefe del Departamento de Investigación y Desarrollo de Proyectos, la idea de formar un club sobre ese pasatiempo.

Así nació en 2015 el primer club de Rubik con el objetivo de dar a conocer a los jóvenes que poseen talento en este cubo y motivar a otros a pertenecer e incluso aprender a resolverlo, aunque nunca lo hubieran intentado.

“La sonrisa que se dibuja cuando alguien concreta los seis colores es única y siempre pensé que si otros en el mundo podían, ¿por qué nosotros no?”, dijo.

Convencido de ello, Bojórquez Briseño le apostó a encontrar el talento de los estudiantes y recibió el apoyo inmediato del director Ramanuján Gómez Herrera, e incluso logró el patrocinio de una pequeña empresa comercializadora del cubo constituida por jóvenes emprendedores.

El dirigente pidió a la empresa que confiaran en sus estudiantes y así consiguió temporizadores profesionales y cubos como los de eventos internacionales.

“Creyeron en nosotros y hoy día estamos orgullosos de nuestra fe en nuestros jóvenes del Cbtis 120, ellos han crecido en lo humano e incluso son ahora ejemplo a seguir como chicos que estudian e incluso trabajan y pertenecen a la banda de guerra”, explicó.

Y no es para menos, pues los estudiantes del Cbtis 120 han ganado por tres años consecutivos el torneo estatal contra los otros cinco planteles del sistema Cbtis lo cual, dijo Bojórquez Briseño, ha requerido entrenamiento de nivel olímpico; es decir, todos los días y con amor por el cubo de Rubik.

Asimismo, explicó que esto se debe a que luego de un trienio de arduo entrenamiento y con el objeto de coronarse como los campeones absolutos, se adjudicaron el trofeo de cristal puro por ganar tres torneos de manera consecutiva.

Este trofeo representa la victoria de tres jóvenes cuyo sueño es llegar a eventos internacionales.

El primer estudiante del Cbtis 120 en quedarse con el primer torneo estatal de Rubik, en 2017, fue Gerardo Antonio Chi Mezeta, con un tiempo de 38 segundos.

El segundo se lo adjudicó Bryan Daniel Pech Fuentes, en 2018, con un tiempo de 28 segundos; y el tercero, para conseguir el anhelado premio, fue este año para Miguel Ángel Pech Poot, con un récord de 8.2 segundos.

Con ello, el futuro del Rubik en Yucatán tiene un digno representante de talla nacional e internacional, y ya se está convocando a que seleccionen a representantes para que en próximas fechas se realice por primera vez una justa nacional de Rubik y aspirar a competir con los mejores del mundo, cuyos récords son menores a los cinco segundos.

Desde pequeño, Chi Mezeta, primer ganador, es aficionado a ese cubo y al ganar el galardón para la escuela tenía 16 años y llevaba tres mejorando sus tiempos.

El joven colecciona todo tipo de cubos y asegura que para romper un récord mundial se requiere conocer de algoritmos y poseer mucha velocidad visomotora.

Pech Fuentes, el segundo ganador, tiene 16 años de edad y desde niño descubrió su interés en este cubo y de manera empírica lo solucionó por primera vez, nunca ha recibido adiestramiento alguno, pero siente que lo trae “en su ser”. Romper un récord es su sueño.

Pech Poot, el más reciente ganador, tiene 16 años y combina lo innato con algoritmos, rozando los ocho segundos y traerse con ello el cubo de cristal a casa.— Luis Iván Alpuche Escalante

Características

Este famoso rompecabezas mecánico tridimensional lo inventó el húngaro Erno Rubik en 1974.

Nuevos campeones

¿Cuán difícil es un torneo internacional? Bojórquez Briseño responde con ejemplos: “Hasta hace poco el surcoreano Seung Beom Cho sustentaba el récord mundial al armar las seis caras del mismo color en 4.59 segundos, pero apenas unos meses después de lograr su objetivo Cho se vio superado por el australiano Feliks Zemdegs, quien lo resolvió en 4.22 segundos.

Robot

“A pesar de establecer un récord muy complicado de batir para el resto de los humanos, Feliks Zemdegs todavía se encuentra muy lejos de la marca establecida por el robot que desarrolló el Massachusetts Institute of Technology, que fue capaz de resolver este acertijo en 0.637 segundos”.

Explosivo revés

“Minitornado”se trató de un remolino: Provicy