in

Yucatán incluyente en educación

 

El Estado de nuevo es referencia nacional ante el nuevo modelo educativo

En la conferencia de prensa del 12 de diciembre el presidente Andrés Manuel López Obrador estableció, entre otras cosas, la obligatoriedad de incluir en los planes de estudio la promoción de valores, el civismo, la historia, la cultura, el arte, en especial, la música; el deporte escolar, el respeto al medio ambiente, entre otros.

En palabras del secretario de Educación, Esteban Moctezuma Barragán, una “educación integral”.

En ese sentido, por muchos años Yucatán ha sido pionero en la manera de implementar reformas en materia de educación y en los últimos meses no ha sido la excepción.

Así, el viernes 14 de diciembre, en el municipio de Sotuta, un grupo interdisciplinario de profesores de educación primaria, psicólogos y profesores de educación especial de la Unidad de Servicio de Apoyo a la Educación Regular (USAER), así como entusiastas profesores de Educación Física de la zona 020 que llevan a las escuelas el proyecto “Educar para la convivencia”, hicieron adaptaciones para incluir en las actividades a niños con discapacidad.

En siete estaciones, en las que hubo tareas a cumplir, como “quitacolitas”, “jalasacos”, “la guerra de las galaxias”, “el tendedero”, entre otras, padres de familia convivieron, se divirtieron y aprovecharon para vivir momentos especiales con sus hijos.

Al evento asistieron autoridades de la Segey encabezadas por la maestra Loreto Villanueva Trujillo, secretaria de Educación del Estado, quien participó en la activación física rodeada de estudiantes y papás.

“El fomento a la educación integral a partir de la actividad física es muy importante, y si en el paquete además se da la inclusión de los niños con alguna discapacidad, pues mucho mejor”, aseguró la secretaria.

Por su parte, el LEF Juan Francisco Saidén Castillo, autor de “Educar para la convivencia”, dijo que desde 2012, cuando iniciaron con este proyecto de convivencia y reflexión entre padres e hijos de varias escuelas del interior del estado, se ha buscado crear espacios de interacción escolar entre padres e hijos.

“La educación física juega un papel muy importante en disciplinas como Matemáticas, Español, en fin, de ahí la importancia que el gobierno le da ahora como base del nuevo sistema educativo”, aseguró Saidén Castillo.

Y es que agregarle al proyecto original la inclusión; es decir, que las actividades lleguen a los alumnos con discapacidad visual, motriz, psicomotriz, auditiva o autismo, se convirtió en una labor titánica, pues hubo que implementar estrategias y adaptaciones al proyecto para incluir a ese sector muchas veces excluido de las actividades de grupo.

En este contexto, la maestra en Educación Especial Gisela Romero Pacheco se integró al equipo de planeación, en la parte técnica y de evaluación, a fin de ajustar las actividades físicas del proyecto.

“El maestro de Educación Física tiene que saber que hay que hacer adecuaciones y hacer trabajo de bajo impacto para un niño cuyo problema motriz será degenerativo”, aseguró la especialista.

“El juego incluye”

Especialista vincula la educación especial con la Educación Física

Las reformas que históricamente en materia educativa han ido y venido en el país no consideraban de manera muy clara la inclusión escolar.

Por ello, la maestra en Educación Especial Gisela Romero habla de la experiencia en Sotuta, una actividad física con adecuaciones especiales.

Diario de Yucatán le pidió que explicara cómo se da esta adaptación a un proyecto ya existente y su relación con la educación física.

“La adecuación curricular se pudiese plantear de manera vinculada con Educación Física, el juego incluye.

“Verás; a mí me invita el maestro (Juan Francisco Saidén Castillo) a dar una plática a un grupo de profesores de Educación Física y me siento con otra psicóloga a analizar todo lo que es socioemocional y educación física, y empezamos a revisar programas.

“Encontramos que lo que siempre dice la teoría es la importancia del trabajo de la emoción, de la corporeidad, cómo se vincula el trabajo de Educación Física como materia con la parte emotiva, cómo el niño cuando gana, ‘Agarraste la pelota’, fortalece su autoestima, se va sintiendo importante y desarrolla físicamente todas sus capacidades.

“El niño con problemas emocionales y de aprendizaje se enfrenta al ‘No puedo’, ‘No me sale’, ‘Otra vez’, ‘Bórralo’; entonces, aunque pongas su adecuación curricular muy bonita, percibe que es diferente, pero en el juego el niño percibe que puede.

“Por ejemplo, a los chicos con una condición de TDH el moverse, jugar, el aquí soy libre y puedo hacer, claro que con normas que lo mantienen controlados, la educación física los ayuda a regularse bajo una condición de normatividad, de reglas.

“Pero aquí lo importante también es que Educación Física haga ese vínculo con Educación Especial para las adecuaciones curriculares, porque no es lo mimo trabajar una adecuación para un niño con una condición motriz donde su condición vaya siendo degenerativa, ¿no?

“Hay condiciones para el niño que por algunos síndromes va perdiendo tono muscular y la capacidad de moverse; entonces, el maestro de Educación Física tiene que saber que hay que hacer adecuaciones y trabajo de bajo impacto para un niño cuyo problema motriz será degenerativo.

“Pero si hablamos de un niño cuyo problema está de la cintura para abajo, entonces de la cintura para arriba necesita fortalecerse porque con eso facilitará su movilidad.

“Un niño con el problema de que no aprenderá a caminar, por la condición que tenga, lo que tiene que hacer es fortalecerse de la cintura para arriba, para que mejore su independencia; así, puede cambiar de la silla (de ruedas) a la cama y viceversa, puede desplazarse con fuerza y mover su silla, y por eso conocemos a grandes atletas que se han desarrollado muscularmente, de ahí la importancia de la Educación Física en relación con otras disciplinas”.— Ángel A. Aldaz Góngora

“… Lo que siempre dice la teoría es cómo se vincula el trabajo de la Educación Física como una materia con la parte emotiva…”

“Puede costarle caro”

“Decepción social”