in ,

Tipificarán los delitos de tortura y tratos crueles en Yucatán

El caso de José Eduardo Ravelo Echevarría es investigado como tortura por la Fiscalía General de la República
El caso de José Eduardo Ravelo Echevarría es investigado como tortura por la Fiscalía General de la República

MÉRIDA.- El Congreso del Estado inició el proceso para que en Yucatán se establezcan los delitos de tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes, al turnar el pasado miércoles a su comisión de Justicia y Seguridad Pública la iniciativa de reformas al Código Penal y seis leyes más de la entidad, presentada por la bancada del PRI la semana pasada.

Aunque de aprobarse esta iniciativa presentada no sería aplicable para quienes resulten responsables de la muerte del joven veracruzano José Eduardo Ravelo Echevarría, con esta se busca garantizar que no se repitan esos actos, o en su caso la impunidad, empezando porque ya exista en el Código Penal del Estado, declaró Gaspar Quintal Parra, diputado del PRI quien presentó esta iniciativa de su bancada.

El legislador añadió que se propone que a quien incurra en estos delitos “se le impondrá una pena de 10 a 20 años de prisión y de 500 a mil días multa al servidor público que incurra en alguna de las conductas previstas de estos nuevos delitos, además de la destitución e inhabilitación para el desempeño de cualquier cargo, empleo o comisión pública. También se considera que pueda cometerlos un particular. Pueden aumentar las sanciones y crear una vicefiscalía especializada".

El pasado miércoles 29 de septiembre, Quintal Parra en representación de su bancada del PRI, presentó en la sesión plenaria esta iniciativa de reformas a siete normas estatales, incluyendo el Código Penal del Estado, para que exista y se sancione el delito de tortura, al igual que el de tratos crueles, inhumanos y degradantes.

Te puede interesar: ''Fue tortura terrible... pensé que me iba a ir'', relata ''secuestrado'' en Mérida

Al entrar en detalles sobre esta iniciativa el priista explicó que, primero proponen cambios a la Ley de Víctimas del Estado:

“Para facultar a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas a proporcionar medidas de ayuda, asistencia y atención, así como garantizar la reparación integral a las víctimas del delito de tortura y se reconozca un apartado de atención a víctimas de tortura, sobre todo a las que están privadas de su libertad en el Programa Especial de Atención a Víctimas en la Ley de Víctimas del Estado.

Los cambios que se proponen al Código Penal –continuó- son para establecer el delito de tortura y el de tratos crueles, inhumanos y degradantes, porque actualmente no reconoce el tipo penal de actos crueles inhumanos y degradantes, considerando que el delito de tortura se configura conforme el tipo penal, los elementos y agravantes, conforme la propuesta siguiente:

“Comete el delito de tortura el Servidor Público que, con el fin de obtener información o una confesión, con fines de investigación criminal, como medio intimidatorio, como castigo personal, como medio de coacción, como medida preventiva, o por razones basadas en discriminación, o con cualquier otro fin:

Cause dolor o sufrimiento físico o psíquico a una persona; II. Cometa una conducta que sea tendente o capaz de disminuir o anular la personalidad de la Víctima o su capacidad física o psicológica, aunque no le cause dolor o sufrimiento, o III. Realice procedimientos médicos o científicos en una persona sin su consentimiento o sin el consentimiento de quien legalmente pudiera otorgarlo.

Hasta mil días de multa por cometer tortura

Se impondrá una pena de 10 a 20 años de prisión y, de 500 a mil días multa, al servidor público que incurra en alguna de las conductas previstas en este artículo; además de la destitución e inhabilitación para el desempeño de cualquier cargo, empleo o comisión pública hasta por el mismo lapso de la privación de la libertad impuesta, la cual empezará a correr una vez que se haya cumplido con la pena privativa de la libertad.

Las reformas también consideran que comete el delito de tortura el particular que:

Con la autorización, el apoyo o la aquiescencia de un Servidor Público cometa alguna de las conductas descritas en el artículo anterior, o II. Con cualquier grado de autoría o participación, intervenga en la comisión de alguna de las conductas descritas en el artículo anterior.

Al particular que se ubique en estos supuestos, se le impondrá una pena de seis a 12 años de prisión y de 300 a 600 días multa.

Pero además, las penas previstas para el delito de tortura se aumentarán hasta en una mitad cuando:
La víctima sea niña, niño o adolescente, una mujer gestante, una persona con discapacidad, sea persona adulta mayor, sea sometida a cualquier forma de violencia sexual, la condición de persona sea migrante o afrodescendiente, la pertenencia a un pueblo o comunidad indígena de la víctima, o cualquier otro equiparable, sea la motivación para cometer el delito.

Recomendada: FGR ya investiga la muerte de José Eduardo como posible caso de tortura

También aplica este aumento de las sanciones, cuando la condición de periodista o de persona defensora de derechos humanos de la víctima sea la motivación para cometer el delito; la identidad de género o la orientación sexual de la Víctima sea la motivación para cometer el delito, igual si los autores o partícipes cometan el delito, para ocultar información o impedir que las autoridades tengan conocimiento de los hechos que conduzcan a la investigación de otro delito.

Al servidor público que, en el ejercicio de su encargo, como medio intimidatorio, castigo o por motivos basados en discriminación, vejez, maltrato, degrade, insulte o humille a una persona, se le aplicará una sanción de tres meses a tres años de prisión y hasta 200 días multa.

Se creará la Vicefiscalía Especializada en Delitos de Tortura y Actos Crueles Inhumanos y Degradantes.

Se propone reformar la Ley de Seguridad Pública, para dotar de la atribución del Centro Estatal de Prevención del Delito y Participación Ciudadana de implementar programas y acciones para prevenir y fortalecer el combate de los delitos de tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes, dando cumplimiento a la prevención de los delitos, así como para obligar a todas las instituciones policiacas a observar el cumplimiento de la Ley General.

Los cambios a la Ley de la Fiscalía General del Estado, son para crear la Vicefiscalía Especializada en Delitos de Tortura y Actos crueles inhumanos y degradantes.

Así como en la Ley de Salud del Estado proponen darle la obligación a la Secretaría Salud estatal, para realizar actos preventivos e identificación de posibles casos de tortura, tratos inhumanos, crueles y degradantes.

Escrito por David Domínguez Massa

David Domínguez Massa, reportero de la Agencia Informativa Megamedia- Tiene 39 años de trayectoria periodística, y es colaborador de Grupo Megamedia desde 2000. Premio Nacional de Periodismo en 2006, se especializa en temas de política, gobierno y electorales.

Vacunas antiCovid ¿Por qué no fueron premiadas por el Nobel de Medicina?

Propuesta de matrimonio desde Torre Latino se hace viral

Propuesta de matrimonio desde Torre Latino se hace viral