Regiones de mayor peligro en Cancún

Reconocen alerta máxima por altos índices delictivos

Escrito en MÉXICO el
CANCÚN.— La zona habitacional que abarca las regiones 200 se mantiene como la más peligrosa de Cancún y ahí están encendidos los “focos rojos”, de alerta máxima, reconoció ayer el secretario municipal de Seguridad Pública y Tránsito, Darwin Puc Acosta. Precisamente en esa zona, en la región 239, asesinaron anteanoche a una persona de 50 años que salió a comprar unas cervezas en compañía de un menor de 15 años. Cerca de ahí, en la región 230, se encuentra el bar “La Palapa de Chuky”, donde la semana pasada se registró una balacera que dejó como saldo dos muertos y siete lesionados. Además, en la 228 se encuentran el jardín de niños y la primaria asediadas por la delincuencia que incluso colocan mantas intimidatorias contra los alumnos, lo que genera con frecuencia el desalojo de los planteles. De acuerdo con reportes que se reciben en el Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Computo (C4), que además se enlaza con todas las corporaciones policiacas, las regiones 247, 248 y 259 registran el mayor índice delictivo del municipio, faltas administrativas y otras infracciones al Bando de Policía y Buen Gobierno. De acuerdo con datos del mapa geodelictivo de la Secretaría Estatal de Seguridad Publica y de la Municipal, en esos asentamientos se tiene el mayor número de denuncias relacionadas con la comisión de delitos. En entrevista, el secretario municipal de Seguridad Pública admitió que en este momento las regiones 248 y 251 reportan los niveles más alarmantes de inseguridad. Según el funcionario, las condiciones de inseguridad se recrudecen por la lejanía que tienen de los principales módulos y estaciones de la corporación. Puc Acosta aclaró que en los últimos meses disminuyó la incidencia de asaltos a negocios y de robos a la población, los delitos más comunes registrados. El funcionario aseveró que gracias al trabajo de patrullaje se logró disminuir 40% la incidencia delictiva, pues, según cifras que proporcionó, en la anterior administración se tenía un registro de 12 delitos diarios y ahora hay “entre tres y cuatro”. Puc Acosta indicó que se pretende reforzar el trabajo de la dependencia con 300 elementos que se sumarán a los más de 1,200 que ya vigilan Cancún. Aunque en lo que va del año se tiene el registro de un ejecutado o herido de bala al día, el alcalde Remberto Estrada Barba aseveró que el trabajo del gobierno municipal “va por la ruta adecuada”.— Agencia Infoqroo