Fitch ratifica la nota crediticia de México de estable

Fitch ratifica la nota crediticia de México de estable

Escrito en MÉXICO el
CIUDAD DE MÉXICO (EFE).— La agencia Fitch ratificó ayer la calificación crediticia de México en “BBB-” con perspectiva “estable”, aunque advirtió de un débil crecimiento al calcular un aumento de 5.9% del PIB este 2021, menor al pronóstico de Hacienda. “La calificación está constreñida por débil gobernanza, débil crecimiento a largo plazo, la continua intervención política que afecta los prospectos de inversión, y las implicaciones en las finanzas del gobierno por su estrategia para aliviar la carga fiscal de Pemex (Petróleos Mexicanos)”, indicó Fitch. Al comenzar la pandemia y la crisis internacional de los precios del petróleo, en marzo y abril de 2020, las tres grandes calificadoras internacionales, Standard & Poor's (S&P), Fitch y Moody's, bajaron la calificación crediticia de México. Pero este año las han mantenido en el mismo nivel: Moody's en Baa1, Fitch en BBB- y S&P en BBB, hasta ahora. “La calificación de México está apoyada por un marco prudente de política macroeconómica, finanzas externas robustas y estables, y un porcentaje de deuda/PIB estable”, resaltó la calificadora. Además de los casi 3,85 millones de casos y más de 291,000 muertes, la cuarta cifra más alta del mundo, la crisis sanitaria causó una contracción de 8.2 % del producto interno bruto (PIB) de México en 2020. Aunque el gobierno espera repuntar más de 6% este 2021, Fitch pronosticó un crecimiento del 5.9% para 2021 y 2.8 % para 2022. La calificadora recordó la contracción trimestral de 0.2% que afrontó el Producto Interno Bruto (PIB) de julio a septiembre de este año, según la proyección oportuna del Inegi.

Advertencia

La agencia calificadora reconoció que la vacunación en México mitiga riesgos futuros de la pandemia, con el 47% de toda la población completamente vacunada. Sin embargo, advirtió en su reciente reporte que el crecimiento pospandemia a mediano plazo sigue obstaculizado principalmente por la inquietud de inversionistas por el ruido político, la débil calidad de la gobernanza y el bajo crecimiento de la productividad. En particular, Fitch señaló la iniciativa de reforma eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador, para limitar a 46 % la participación privada en la generación eléctrica. “Un patrón de intervención de política microeconómica en los mercados y una desconfianza en los entes reguladores autónomos continúan afectando el clima de inversión y la calidad de gobernanza de México, aunque el principal foco sigue siendo el sector energético", indicó Fitch en su reporte.

Destaca menor deuda

Pese a las advertencias, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) del gobierno federal presumió que la reciente decisión de la agencia calificadora “destaca una deuda pública baja comparada con la de economías similares, finanzas públicas robustas y un marco de política macroeconómica sólido”. “Esta ratificación ayuda a preservar el acceso favorable para el sector público y privado a los mercados financieros internacionales y nacionales”, aseguró la secretaría de Hacienda en un comunicado de prensa posterior. al reporte de Fitch.