UNAM: Iván Ruiz García, director del IIE, es destituido de su cargo oficialmente

Escrito en MÉXICO el

La Junta de Gobierno de la UNAM determinó cesar al hombre luego de que dijera que el feminicidio es un "acto de amor".

CIUDAD DE MÉXICO.— La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) removió la noche de este viernes 27 de agosto a Iván Ruiz García, quien fungía como director del Instituto de Investigaciones Estéticas (IIE), tras declarar en una entrevista radiofónica que el feminicidio era un “acto de amor”.

"Los feminicidios tienen un componente muy pasional […] el feminicidio es un acto de amor porque la tortura es una pasión del alma”. "Es un asunto de pasiones del alma […] el feminicidio por más horroroso que pueda ser es un acto de amor y un acto de pasiones del alma”, agregó con gran relevancia en entrevista con Radio UNAM, previo a la presentación de su libro Peep Show.

Por decisión unánime fue removido

Enrique Graue Wiechers, rector de la UNAM, solicitó la remoción del académico tras la gravedad de sus palabras, las cuales generaron una ola de críticas, especialmente de grupos feministas. Por tal situación, Ruiz García compareció ante la Junta de Gobierno de la máxima casa de estudios.

El hombre dio su testimonio respecto a las declaraciones que realizó en el programa "Primer Movimiento" de Radio UNAM el pasado 30 de junio.

Tras ello, las autoridades universitarias resolvieron, “por unanimidad, remover al doctor Iván Ruiz García como director del IIE de la UNAM debido a las expresiones que uso en torno a la apología de la violencia de género, las cuales son contrarias a la legislación universitaria y a los principios y valores del Código de Ética de dicha Universidad.

También podría interesarte: ¿Quién es Iván Ruiz García? Perfil de quien dijo polémica frase del feminicidio

Se disculpó antes de ser destituido

Luego de la gran polémica que Iván Ruiz García provocó con su declaración sobre el feminicidio en las que reiteró que este atroz acto representaba amor y pasión, el también investigador ofreció una disculpa pública y reconoció que fue “imprudente e irreflexivo al designar al feminicidio como un "acto de amor”.

A través de un comunicado indicó que iba a aceptar la destitución, pero también dio a conocer que los últimos meses de su vida han sido complicados, pues se encuentra en proceso de rehabilitación física y emocional debido a un derrame cerebral que fue tipificado como síndrome de Wallenberg.

"Mi interés no se encuentra en alentar la violencia, sino más bien sosegarla para que en este país puedan vivir las mujeres de una manera segura y gozosa. Reitero mi disculpa pública y me atormenta pensar que el movimiento feminista vea en mí un detractor de sus demandas", se lee en el largo escrito compartido en redes sociales.