MÉXICO

Continúa polémica por L-12

DNV se defiende de acusaciones de las autoridades

Escrito en MÉXICO el

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).— El gobierno de la Ciudad de México acusó ayer que existe una serie de “inconsistencias y contradicciones” técnicas y científicas en el informe final que entregó la empresa noruega DNV, encargada del peritaje del accidente de la Línea 12 del Metro hace un año.

Este fue el segundo señalamiento que hace el gobierno capitalino sobre el peritaje de la empresa noruega, contratada por las propias autoridades de CDMX tras el de la semana pasada que calificó de “deficiente”.

La responsable de Protección Civil de la capital, Myriam Urzúa, señaló en conferencia de prensa que esas “deficiencias e inconsistencias en el análisis (...) no permitían identificar con claridad la causa-raíz del colapso”. También señaló el desacuerdo por el uso de imágenes de Google Street View “como referencia para llegar a conclusiones en el análisis estructural”.

Ayer mismo, DNV defendió su último informe y aseguró que fue entregado en tiempo y forma.

Asimismo, afirmó que el empleado de conflicto de interés “no tiene autoridad, injerencia ni poder de decisión” en la elaboración del dictamen “causa raíz” entregado a las autoridades del gobierno capitalino.

Además, la compañía noruega defendió la metodología empleada, los hallazgos de expertos y las conclusiones del informe sobre el análisis, debido a que los informes fueron preparados por un grupo de especialistas de México, Estados Unidos, Alemania y España.