MÉXICO

IMEF calcula una inflación del 8% al terminar el año

Escrito en MÉXICO el

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— La perspectiva más pesimista para la inflación es que cerraría el año en 8% con un crecimiento económico de sólo 1%, según la reciente encuesta mensual del Comité Nacional de Estudios Económicos del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

En la encuesta correspondiente a mayo, el consenso revisó de 5.9% a 6.8% el pronóstico para la tasa de inflación del 2022. Según el resultado, 89% de los participantes optaron por incrementar el cálculo; la expectativa más optimista sitúa a la inflación en 5%, mientras que la más pesimista la ubica en 8%.

Para el PIB, el consenso del IMEF ajustó a la baja su pronóstico de 1.8% a 1.7%, destacando la que proyectó un menor crecimiento con 1% mientras que la más optimista de 2.2%.

Los integrantes de la encuesta subieron a 8.5% su proyección para la tasa de política monetaria para el cierre del 2022 desde el 8% proyectado en abril.

El consenso de economistas redujo también su proyección del tipo de cambio, al ubicar la cotización en 21.28 pesos por dólar para el cierre del año frente a 21.40 pesos esperado un mes antes

Para 2023 la encuesta del IMEF también corrigió a la baja sus previsiones económicas e inflacionarias. El PIB pasó de 2.1% a 2% y los precios de 4% a 4.2%.

Tasa en 8.50%

De acuerdo con economistas de Finamex casa de bolsa y Grupo Financiero Monex la tasa puede quedar a fin de año en 8.50%, con lo que tendríamos una posición restrictiva. Pero el riesgo que generan las presiones inflacionarias es al alza y no descartan que la Junta de Gobierno lleve la tasa por arriba de 9%. De hecho, Pamela Díaz Loubet, economista para México en BNP Paribas tiene la proyección puntual de que la tasa de referencia quedará en un histórico 9.50%.

“El voto más agresivo de la subgobernadora Irene Espinosa y el anuncio de que tomarán medidas más contundentes para combatir la inflación alimentan estas expectativas sobre la tasa”, argumentó la economista en jefe de Finamex, Casa de Bolsa, Jessica Roldán.

“Sin duda quedó abierta la puerta a que en el futuro se presenten incrementos más agresivos de tres cuartos de punto”, resaltó.

La economista de BNP Paribas considera que con esta decisión, el emisor central dio un giro en la estrategia de política monetaria.