MÉXICO

Temen por las niñas, se torna más grave el problema de las desapariciones

Escrito en MÉXICO el

TIJUANA (EFE).— Además de tener el nada honroso primer lugar con el mayor número de desaparecidos, el estado de Baja California, también es la región del país en la que más niñas entre 12 y 17 años han desapareciendo en los últimos meses, un problema que va en aumento.

Un reporte de la organización Elementa DDHH durante los últimos tres años, y apoyados en la plataforma de transparencia, reveló esta tendencia en el estado, ubicado en el Noroeste.

Los resultados de este estudio “revelan una problemática muy grave', pues "nos está poniendo en la mesa que hay una posible relación con un tema de trata del que no estamos hablando y creo que todo eso cruza el fenómeno de la desaparición”, manifestó en entrevista con EFE Olimpia Martínez, colaboradora en el área de Incidencia de Elementa DDHH.

La activista también dijo que los resultados de la investigación señalan que “no hay otro estado de la frontera en donde particularmente niñas y mujeres de ese rango de edad desaparezcan”.

En Baja California, de los 14,426 desaparecidos que registra la organización, el 44.9% son mujeres entre 12 y 17 años.

“En Chihuahua, Sinaloa e incluso Sonora, por ejemplo, las personas que desaparecen son mayoritariamente hombres en un rango de entre 30 y 36 años, pero aquí (en Baja California) la tendencia va incluso al alza, cada vez desaparecen más menores en el estado y podría recaer en un tema de trata”, alertó la activista.

Baja California actualmente cuenta con una Alerta de Género, un conjunto de acciones gubernamentales de emergencia para afrontar y erradicar la violencia feminicida, que aplica para todos los municipios del estado, “lo cual es sintomático porque el estado ocupa uno de los lugares más importantes a escala nacional en términos de desaparición de mujeres y niñas”, agregó.

Consultado por EFE sobre este tema, el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Iván Carpio, acusó que “cada vez existe una participación mayor de mujeres en general tanto en el consumo de sustancias nocivas para la salud, como en la participación de personas con el crimen organizado sin distinción de género”.

Por lo que dijo que resulta difícil para las autoridades “proteger a quienes se sobreexponen” con este tipo de conductas.

Además, dijo que “lamentablemente el tejido social tiene una tendencia en la cual tanto el consumo de drogas como la participación de personas en venta de narcóticos no tiene distinción de género y ha permitido la participación de personas jóvenes y ya no solo del sexo masculino, sino también del sexo femenino aunque en un porcentaje menor”.

Miguel Ángel Mora Marrufo, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Baja California, dijo que la desaparición de menores “es un tema que preocupa” y que se tiene que atender porque las estadísticas son un indicador de la gravedad del problema y la falta de igualdad entre la información de los colectivos y las cifras oficiales.