MÉXICO

La presidenta del ICC ve en crisis gran oportunidad

Escrito en MÉXICO el

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).— La presidenta de la Cámara Internacional de Comercio (ICC, por sus siglas en inglés), María Fernanda Garza Merodio, aseguró ayer que los gobiernos nacionales deben invertir en infraestructura para contrarrestar la inflación que afecta a todo el mundo y potenciar las cadenas de suministro.

“Una empresa solamente puede ser eficiente hacia adentro hasta un cierto nivel. A partir de ese nivel, las eficiencias son locales, es decir, es la infraestructura que el país en el que opera le ofrece (a una empresa)”, comentó la mexicana, quien se convirtió en la primera mujer al frente de la ICC desde el 14 de junio, organización global que representa a más de 45 millones de empresas alrededor de 130 países.

En entrevista, señaló que “se abre una gran oportunidad para todos los países del mundo para actualizar su infraestructura para el comercio, con base en las demandas de los consumidores actuales y el comercio electrónico que espera entregar un producto a los tres días de recibir el pedido”.

La presidenta de la ICC hasta 2024 dijo que ahora las empresas no requieren instalar una matriz o sede en un país para poder comercializar sus bienes o servicios, sino que requieren que se mejore la infraestructura del comercio internacional “en cuanto a transportes, en cuanto a puertos, en cuanto al almacenamiento”.

“En general, todo tiene que cambiar”, reflexionó.

Evitar aranceles

Sobre la inflación que se ha exacerbado en todo el mundo por el conflicto entre Ucrania y Rusia y que afecta principalmente a los ciudadanos, señaló que no sólo se podrá contener con el incremento de tasas de interés por los bancos nacionales, sino que se requerirá mantener el comercio global activo, principalmente en los sectores energético y de alimentos.

María Garza Merodio también hizo un llamado a las naciones para evitar tentaciones de poner barreras arancelarias, tarifas o impuestos a la exportación de alimentos, que han visto incrementos en sus precios alrededor de todo el mundo, por el alza de costos en insumos como los combustibles y granos básicos como el trigo, el maíz y la soja.

“Es el momento de mantener las cadenas de valor abiertas y el llamado que hacemos a todos los países del mundo es que no vayan a restringir el comercio en la exportación de alimentos porque la situación, el problema que enfrentamos va a ser mucho peor si hacemos eso”, expresó.

Según el Banco Mundial, por cada aumento de un punto porcentual en los precios de los alimentos, 10 millones de personas en todo el mundo entran en una situación de pobreza extrema.

“No es que haya escasez de alimentos, hay suficientes en el mundo para alimentar a toda la población mundial, el tema es llevarlos de donde se producen a donde se necesitan y para eso necesitamos el comercio”, añadió.

Líneas de acción

La presidenta de la Cámara Internacional de Comercio señaló que perseguirá varios ejes de acción bajo su liderazgo hasta 2024, entre los que destaca facilitar el comercio a través de plataformas tecnológicas.

María Garza Merodio comentó que ciertas transacciones comerciales todavía se manejan en papel, por lo que enfatizó que buscará que cada vez más compañías alrededor del mundo adopten las nuevas normas de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional sobre adopción y transmisión de documentos electrónicos.

“Eso nos va a permitir destapar muchas opciones para poder agilizarlo (el comercio) y llevarlo a más personas para que más pequeñas y medianas empresas puedan participar. Obviamente la participación y las necesidades de las Pymes también las voy a tener sobre la mesa”, manifestó.

Señaló, asimismo, que otra prioridad será el combate a la corrupción, puesto que es necesaria la intervención de las empresas, de los gobiernos y la sociedad en general, y destacó la capacidad de la tecnología para perseguir y sancionar delitos relacionados como el tráfico de influencias, abuso de poder o conflicto de intereses, entre otros.

Por último, la empresaria mexicana también consideró clave perseguir la transición energética, el uso más eficientes de los recursos naturales y el aprovechamiento de los procesos productivos a fin de combatir el cambio climático que afecta a todo el planeta.