México

Gobierno mexicano reactivará yacimiento

Invertirá mil 500 millones de dólares frente a Veracruz
domingo, 3 de julio de 2022 · 02:38

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— Pemex invertirá mil 500 millones de dólares en reactivación del yacimiento de gas Lakach, ubicado en aguas profundas frente a las costas de Veracruz. Tras permanecer suspendido por un periodo de seis años, la petrolera es tatal decidió reactivar el activo en sociedad con la empresa norteamericana New Fostress Energy.

El director de Pemex, Octavio Romero Oropeza dio a conocer la firma de una carta de intención entre ambas empresas durante la ceremonia de inauguración de la refinería de Dos Bocas.

“Después de realizarse una inversión de mil 400 millones de dólares, este proyecto estuvo suspendido durante más de seis años. Con satisfacción podemos anunciar que hemos acordado reanudar este proyecto…que iniciará producción en julio del 2023, para ello hoy firmaremos una carta de intención”, detalló.

Indicó que el yacimiento de gas no asociado Lakach, está situado frente a las costas de Veracruz, en aguas profundas, y cuenta con una reserva de 900 mil millones de pies cúbicos del hidrocarburo, por lo que su reactivación va a ser posible gracias a la colaboración de los estados y de los órganos reguladores del gobierno.

El activo fue descubierto con la perforación y pruebas del pozo Lakach-1, cuya perforación inició el 10 de julio de 2006. El pozo resultó productor de gas húmedo.

Originalmente se planteó que el objetivo principal del proyecto estratégico de desarrollo Lakach era “reducir las importaciones de gas natural y gas natural licuado, como productor de gas húmedo; contribuyendo con el 6% a la producción nacional diaria de gas natural, con ello coadyuvará a garantizar la seguridad energética del país”.

Adicionalmente, la infraestructura de este proyecto servirá para la explotación de hidrocarburos de otros campos tales como Piklis, Nen y Kunah, con la posibilidad de acortar los tiempos entre descubrimiento y primera producción. Lakach fue considerado el primer campo de gas que se desarrollaría en aguas profundas y se presentó como una opción viable y atractiva para contribuir a incrementar la oferta de gas natural, ya que podría proporcionar hasta 400 millones de pies cúbicos diarios como producción máxima al mercado nacional.