in ,

A prisión presunto asesino de la madre de su novia

Al penal de Topo Chico fue enviado el presunto asesino de la madre de su novia, en Monterrey, Nuevo León.- Foto de internet

MONTERREY, NL.- El novio de la hija de la mujer que fue hallada sin vida y en estado de descomposición dentro de un ropero, fue detenido por estar presuntamente relacionado al homicidio, que habría cometido por petición de su pareja, la menor Imelda de 15 años de edad.

Según fuentes ligadas al caso, el presunto homicida, originario de Hidalgo, tenía una relación sentimental con Imelda desde hace dos años, en aquella entidad. Y hace dos meses, la adolescente se vino a vivir con su madre, María Inés de 33 años y su hermano, Fernando Ismael, de 10 años de edad, en una casa de la colonia Felipe Carrillo, en el municipio de Escobedo.

Supuestamente a través de WhatsApp, Imelda manifestó a su novio Alan de 18 años de edad, que quería matar a su madre, y el joven vino con esas intenciones; el sábado anterior viajó de Hidalgo a Monterrey, donde se reunió con su novia, y ambos se dirigieron al domicilio de María Inés.

Aparentemente, al estar en la vivienda, llegó María Inés y aunque Alan intentó esconderse, fue sorprendido por la mujer, por lo que el joven la apretó del cuello hasta asfixiarla y posteriormente le pidió a su novia que le pasara un cuchillo con el que la hirió en el cuello.

Oculta en un ropero

Una vez que la privó de la vida la envolvió con una cortina y la ató con una cuerda para esconderla dentro de un ropero y posteriormente salieron a caminar. Más tarde, al regresar a la casa, debido a que se percibían malos olores, sacó el cuerpo y lo envolvió con dos cobijas, y lo volvió a ocultar en el ropero.

El presunto homicida habría confesado que pasaron dos días en la vivienda, pero debido a los fétidos olores, optó por irse con su novia a una casa en el municipio de García, llevando con ellos al hijo menor la víctima y hermano de su pareja.

Comienza la búsqueda

La Fiscalía General de Justicia del Estado, activó una Alerta Amber al considerar que el menor estaba en peligro inminente. Tanto el niño como su hermana fueron llevados al DIF Capullos para su cuidado, mientras el joven fue detenido por la sustracción de los menores.

Pero en los interrogatorios policíacos terminó por confesar el crimen y la forma en que ocurrieron los hechos; el viernes por la noche se ejecutó una orden de aprehensión en su contra, para que responda ante un juez por el delito de homicidio calificado. Alan fue internado en el penal del Topo Chico.

Con información de El Universal

Renuncian dos funcionarios más de la Semarnat