in

Aclara que “donó” un departamento

Jiménez Espriú dice que su hijo es el administrador

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, aseguró que ya no es propietario de un departamento ubicado en Houston, Texas, del que fue señalado por no incluirlo en su declaración patrimonial.

Mediante un comunicado, Jiménez Espriú detalló que la propiedad pasó a su hijo Javier Jiménez Gutiérrez, previo a su regreso como funcionario público.

El secretario de Comunicaciones fue señalado por presuntamente omitir en su declaración patrimonial un departamento ubicado en Estados Unidos con un valor de 6.6 millones de pesos.

Jiménez Espriú detalló que la propiedad fue adquirida por su esposa en 1992 y que en 2016 fue “donado” a una sociedad estadounidense en la que fungió como administrador.

“En consecuencia, si bien Javier Jiménez Gutiérrez se desempeña como administrador de tal sociedad, su servidor no tiene relación alguna con ella”, subrayó.

El titular de la SCT dijo que por eso el “inmueble en mención no fue reportado” en su declaración patrimonial.

Ayer durante su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el funcionario tenía que aclarar la propiedad del departamento.

La semana pasada, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, también fue señalada de omitir una propiedad en Texas en su declaración patrimonial.

Olga Sánchez Cordero argumentó que ella sí dio esta información para que se publicara en la declaración de sus bienes, pero la Secretaría de la Función Pública fue quien ocultó esta propiedad en su plataforma de datos.

Otro empleo

De acuerdo con “Proceso”, Javier Jiménez Espriú fue presidente del Consejo de Administración de NEC de México de 1996 a 2016, según su declaración patrimonial.

Ingresos

En la plataforma Declaranet, el titular de la SCT reportó un ingreso mensual de 166,577 pesos por cargo público sin ingresos extras

Otros

También posee un Toyota Camry 2003 y un Honda MDX de la marca Acura 2012, y una colección de libros con un valor de tres millones de pesos, y tres cuentas bancarias.

Espacios para el buen comer

Cartón de Tony: Diagnóstico hemático