in

Afecta extinción de fideicomisos a ciencia y cultura

El pleno de la Cámara de Diputados

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).— Los legisladores de Morena y sus aliados aprobaron la cancelación de los 109 fideicomisos por un total de 68,000 millones de pesos, una decisión que pone en jaque la cultura, la ciencia y los derechos humanos en el país, pese a que el gobierno federal asegura que la medida contribuirá a eliminar la corrupción en el manejo del dinero público.

“Yo tengo un proyecto de investigación con la Unión Europea en el que colaboramos ahora más de cinco instituciones de América y de Europa, con Brasil, Estados Unidos, España, Bélgica y Alemania. Resulta que el dinero de ese proyecto ya no tengo dónde depositarlo”, explicó a EFE Lorena Ruano, investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

La situación de Lorena Ruano es una de las múltiples que se van a dar tras la supresión de los fideicomisos de ciencia, 24,956 millones de pesos (1,162 millones de dólares) que estaban bajo el amparo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y cuyos recursos no tienen ahora un destino claro, más allá de concentrarse en los próximos 30 días en la Tesorería de la Federación.

Muy pocos fideicomisos, entre los que destacan el Fondo de Desastres Naturales (Fonden) y el de mypimes, consiguieron una prórroga hasta el 30 de junio de 2021 para extinguirse en este dictamen discutido hasta la medianoche del miércoles 7 en la Cámara de Diputados y que ahora deberá aprobar el Senado, en un proceso que se augura no muy difícil.

El fondo que se salvó de su eliminación de manera definitiva fue el de Salud para el Bienestar, una bolsa para atender enfermedades graves con unos 100,000 millones de pesos (4,700 millones de dólares) que no estaba en discusión pero que los legisladores del partido gobernante Morena quisieron incluir para poner el dinero a disposición del Ejecutivo.

Mientras, el presidente del país y principal impulsor de esta supresión, Andrés Manuel López Obrador, promete que el dinero se entregará de forma directa y nadie se quedará sin él a la vez que se van a “recoger todos estos recursos” que se entregaban “sin ningún control” y con “manga ancha”.

“¿Quién no quiere el desarrollo de la ciencia y de la tecnología? ¿Quién no quiere fomentar la cultura? ¿Quién no quiere fomentar el deporte, ayudar a los deportistas? Ese no es el tema, el asunto es la corrupción, el dinero guardado, jineteado en bancos”, insistió ayer.

El coordinador del Laboratorio de Comercio, Economía y Negocios de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Ignacio Martínez, advirtió que la partida de gastos en estos mecanismos es muy grande y que “hay fidecomisos poco justificables o que no tienen razón de ser” pero advirtió que “no se ha hecho un estudio con precisión” para tomar una decisión tan drástica.

“Llevamos ya siete meses sobre este tema. Ni los defensores de los fideicomisos ni la Cámara de Diputados ha solicitado a la Auditoría Superior de la Federación ni a la Secretaría de la Función Pública información precisa para demostrar tal fideicomiso ha funcionado y tal tiene que desaparecer”, argumentó.

Eliminar esos 109 fideicomisos “implica dejar desprotegidos” a la ciencia y a la cultura y también a los periodistas y a las víctimas que se favorecían de estos mecanismos con “reglas de operación claras”, según la profesora de la facultad de Política y Ciencias Sociales de la UNAM Cristina Puga.

“Eliminarlos implica dejar desprotegidos no solo en lo inmediato a todos estos grupos, sino en el futuro. Porque son fideicomisos pensados para ser utilizados en el momento que se requieran. Es una acción gravísima”, consideró.

La académica destacó que el proceso de los diputados “no ha sido democrático” porque ignoró un Congreso abierto llevado al cabo en la Cámara Baja donde los perjudicados expusieron sus afectaciones.

El presidente del Consejo Consultivo del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, Alberto Xicoténcatl, alertó antes del primer intento de votación que la retirada afectará de manera inmediata a las personas que están en riesgo.

“En países como México defender los derechos humanos y defender la libertad de expresión ha ocasionado daños a las personas que trabajamos en los dos ámbitos e incluso se ha cobrado vidas”, advirtió.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y la Oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ONU-DH) también lamentaron ayer la medida en un boletín conjunto, ya que se ha tomado “sin garantizar alternativas para la protección de derechos humanos”.

Del mismo modo, Nancy López, directora de defensa de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, aseguró que la Cámara de Diputados “está cometiendo un grandísimo error porque resulta fundamental un fondo fuerte que esté al alcance de las víctimas”.

La cultura también alzó la voz y antes del segundo día de discusión el pasado martes entregó a Mario Delgado, coordinador de la bancada de diputados del partido Morena, más de 70,000 firmas recogidas en línea en una moción promovida por 18 asociaciones distintas.

Opositora “Perdimos todos”

“Perdimos todos y ganó Morena con desaparición de fideicomisos”, dice Laura Rojas

“Ganó Morena”

La diputada panista Laura Rojas, expresidenta de la mesa directiva, dijo que “ganó Morena con la desaparición de los fideicomisos y perdimos todos”.

Consumó la extinción

En un mensaje publicado en sus redes sociales, la legisladora dijo que Morena consumó la extinción de los 109 fideicomisos que estaban destinados a la atención de la población en diversos rubros.

”Día muy triste”

Laura expresó que “es un día muy triste para el país, ya que perdió la ciencia, el cine, los damnificados de desastres naturales, las víctimas, los periodistas y los deportistas”.

Argentina gana con lo justo

Mérida es una de las nominadas por ser sostenible