in

Amenaza las relaciones

Pie de foto

Una grabación, la principal prueba contra el militar

Gobierno

El arresto de Cienfuegos podría desatar una crisis entre milicia y gobierno federal

CIUDAD DE MÉXICO.— La detención del general Salvador Cienfuegos Zepeda, el pasado jueves en el aeropuerto de Los Ángeles, a cargo de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), podría fracturar las relaciones del Ejército con el gobierno federal, ya que esta institución es la principal carta del presidente Andrés Manuel López Obrador para lograr su proyecto político, opina un especialista.

“Ha puesto (López Obrador) todo su capital político en hacer que su proyecto funcione a través de las fuerzas armadas”, considera Falko Ernst, analista senior del International Crisis Group. “Si se aleja de eso, no hay nadie más a quien recurrir en este momento”, considera el experto.

Tras el arresto del general Cienfuegos, López Obrador dijo que no hay en el país una investigación contra el militar retirado, pero se comprometió a erradicar la corrupción castrense. Esta promesa no termina de cuadrar con la confianza que previamente depositó en los generales mexicanos.

La prueba central de la DEA contra Cienfuegos Zepeda es una conversación telefónica entre el general y presuntos líderes de una organización criminal.

El número de pacientes baja